Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES (FRENADESO) - PANAMÁ

¿Para quién espía Mariano Mena?

Por Genaro López (*)

Informaciones del FRENADESO y el SUNTRACS editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - FRENADESO, Ciudad de Panamá. 18/05/08.- Esta columna dominical de La Estrella de Panamá representa la única oportunidad que tenemos en los medios de comunicación social de este país de expresar de manera libre y regular nuestras opiniones acerca de temas de interés nacional. En tal sentido, hemos procurado no perder el tiempo en asuntos baladíes o triviales.

No obstante, por respeto a nuestros lectores de cada semana, hoy nos referiremos a la nota publicada en esta misma sección el domingo pasado, 11 de mayo, por el Sr. Mariano Mena, miembro de la cúpula desprestigiada de CONATO.

El señor Mena vierte todo su rencor por haber sido expuesto en el Congreso Constitutivo de la Confederación Sindical de Las Américas (CSA), junto al resto de la seudo dirigencia obrera de CONATO, como lo que verdaderamente son ampliamente reconocidos en Panamá, cómplices de las políticas antipopulares de los gobiernos de turno y traficantes de los intereses de la clase trabajadora a cambio de prebendas y canonjías.

Por ello, en tan importante reunión celebrada en ciudad de Panamá en el mes de mazo, donde se congregó un número plural de dirigentes sindicales del continente, Mena y sus pares de CONATO, mientras se condenaban los crímenes de sindicalistas y luchadores sociales en Colombia, Guatemala y otros países, prefirieron guardar silencio frente a los asesinatos de 3 obreros del SUNTRACS, hechos acaecidos en un lapso de tiempo de menos de seis meses. Nada dijo de la cruel represión desatada contra el pueblo y los trabajadores en ese período con más de 2 mil detenidos y decenas de heridos, algunos de bala por la espalda tal como ocurrió cuando unidades de la policía asesinaron en un recinto hospitalario al compañero y dirigente colonense, Al Iromi Smith. Nada dijo de la sistemática violación de los derechos laborales por parte de autoridades y empresarios inescrupulosos, la falta de seguridad en las obras, la violación a la libertad sindical, la proliferación de sindicatos amarillos, el desconocimiento a la organización de los trabajadores bancarios, de los corredores, de la Caja de Seguro Social (CSS), de la Universidad de Panamá, de la Zona Libre de Colón, de la ACP, de los educadores, de los médicos y demás trabajadores de la salud y de otros tantos sectores a quienes se les niega el derecho a sindicación y a huelga.

“No se puede morder la mano de quien te da de comer”, expresa Mena que esta es su filosofía. Y claro está, el estuvo nombrado como asesor en la ARI devengando altos emolumentos, y junto con sus compinches de CONATO están siempre a la caza de puestos en entidades e instituciones del Estado, juntas directivas, donde cobran jugosas dietas y viáticos a cambio de avalar las medidas contra el pueblo.

De esta manera aprobaron las reformas de flexibilidad laboral al Código de Trabajo en 1995, aprobaron la privatización de las empresas estatales (INTEL e IRHE) y se alistan para avalar la venta del 49% de las acciones del Estado en la telefonía; avalaron el alza del pasaje en 2001; avalaron el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos; aprobaron el aumento de las cuotas obreras, de la edad de jubilación, reducir los beneficios de los asegurados al apoyar las reformas privatizadoras a la CSS (Ley de la Muerte), con su triste participación en la mesa de diálogo facilitada por Salvador Rodríguez, hoy premiado con el flamante cargo de Ministro de Educación. Y así han seguido sus actuaciones en otras mesas de diálogo convocadas por el PRD, con sus incondicionales, para legitimar las políticas de hambre, miseria y represión contra el pueblo. Es lo que ahora pretenden hacer con la privatización del sistema de salud utilizando la falsa concertación nacional, que no es más que la reunión del gobierno con sus incondicionales de siempre.

Desconociendo lo que fue el período del macarthismo, pero quizás para atraer la atención de los sindicatos norteamericanos que sufrieron su persecución, el Señor Mena, nos acusa de hacer uso de estas prácticas. Sin embargo, a renglón seguido, no tiene reparos en arremeter contra Venezuela y Cuba, al peor estilo del anticomunismo y la cacería de brujas que se emprendió durante la oscura época del macarthismo y que hoy el Señor Mena esgrime por igual contra el sindicalismo honesto, clasista y combativo.

Nos acusa de “unicato” por nuestro esfuerzo por la unidad real de la clase trabajadora y de los obreros de la construcción. Este sentido de unidad fue, entendemos, precisamente el espíritu fundamental que llevó a los cientos de dirigentes sindicales a constituir la CSA en Panamá y fusionar 2 grandes instancias regionales. Que dirán hoy estos compañeros de este intento del Sr. Mena por justificar la proliferación de sindicatos amarillos y con ello seguir favoreciendo a la patronal y al Gobierno con la dispersión, atomización y división del movimiento obrero. Estará acusando Mena a la CSA de “unicato”.

Pero lo más ridículo es la “amenaza” de Mena de publicar las fotos de Víctor Báez, Secretario General de la CSA, en reunión con representantes del SUNTRACS en Panamá. A este respecto, debemos decir que el compañero Báez merece todo nuestro respeto y aprecio como dirigente sindical y con él hemos tenido la grata oportunidad de coincidir en otros eventos internacionales y nacionales por lo que en nada nos avergonzarían dichas fotos.

Sin embargo, ante la confesión de Mena, nos preguntamos nosotros y debería hacerlo la dirigencia sindical de la CSA, por qué y con qué medios Mena se ha dado a la tarea de espiar al Secretario General de la CSA. ¿Para quién espía Mariano Mena?

(*) Obrero de la Construcción, Secretario General del SUNTRACS y Miembro de la Dirección Nacional de FRENADESO.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza del equipo de prensa del FRENADESO y el SUNTRACS. Web