Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL (FSM)

8 de marzo: Día Internacional de la Mujer, dedicado a las mujeres de Palestina

Informaciones de la FSM editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - FSM, Atenas, 07/03/08.- El 8 de marzo de 1857, las mujeres trabajadoras de las industrias textiles de Nueva York estaban en huelga para reivindicar la jornada laboral de 10 horas de trabajo en vez de 16. Su huelga terminó en una masacre.

Hoy en día, en todos los países capitalistas, la mujer trabajadora es objeto de una dura explotación. Trabaja principalmente a media jornada, sin asegurar y en trabajos temporales. Se le paga menos que a los hombres. Tiene una pensión menor. Es la primera en quedarse en el paro. En muchos países, está aumentando la violencia contra las mujeres, se está extendiendo la prostitución, la migración económica está separando a muchas madres de sus hijos y los priva del derecho a la educación, a la actividad cultural y al tiempo libre. Todo esto son consecuencias de la llamada globalización, es decir, de la renovada y expandida agresión de los monopolios y transnacionales contra los pueblos.

Según datos estadísticos de la Unión Europea (Eurostat), actualmente 1.200 millones de los 2.900 millones de trabajadores del mundo son mujeres (40%). Las mujeres son el 60% de los trabajadores pobres del mundo. Hay más mujeres desempleadas que nunca y principalmente están estancadas en trabajos de baja productividad como la agricultura, el sector servicios y el sector informal. Los dos tercios de los 800 millones de personas analfabetas en el mundo hoy en día son mujeres. De los niños que no asisten a la escuela, 3 de cada 5 son niñas. Los datos también revelan que alrededor de un millón de personas al año caen víctimas en las redes de tráfico sexual, de las cuales 900 mil son mujeres y chicas.

Las condiciones para las mujeres son extremadamente malas en todos los continentes. En África, el SIDA se está extendiendo entre la población femenina; en la India alrededor de dos mil embarazos son interrumpidos de forma prematura cada día porque las familias quieren tener únicamente descendencia masculina. Alrededor del 90% de las víctimas de enfrentamientos armados y guerras no son combatientes, de los cuales una gran mayoría son mujeres y niños.

Los datos y las cifras hablan por si mismos. Revelan la realidad del llamado "asunto femenino", que es un fenómeno social ligado a la progresión histórica de la humanidad e incluye una multitud de discriminaciones económicas, políticas y culturales contra las mujeres a todos los niveles de la vida social, familiar y personal. Estas discriminaciones tienen repercusiones mentales, culturales y morales, ya que se impide a las mujeres desarrollar completamente sus capacidades y alcanzar la igualdad total. Estas repercusiones negativas afectan a las mujeres de la clase obrera, los campesinos pobres y de los estratos de los trabajadores autónomos.

Para la F.S.M. la solución y la salida se encuentran en las luchas conjuntas de mujeres y hombres contra el sistema social que da lugar a la explotación del hombre por el hombre. Tenemos el deber de luchar a nivel político y sindical por los pequeños y grandes problemas hasta la deliberación de la clase obrera.

La atención y el interés de la F.S.M. por los asuntos de la mujer trabajadora se interpreta en acciones concretas como la constitución de un Comité de Trabajo Permanente compuesto por miembros que representan diferentes regiones, el desarrollo de las capacidades sindicales y programas de formación de igualdad de género en el trabajo, reforzando la capacidad de los sindicatos de orientación de clase para incluir los asuntos de género en sus negociaciones colectivas; para informar a las mujeres sobre sus derechos legítimos y ayudarlas a asegurarles esos derechos, como por ejemplo la asistencia legal a la hora de presentar denuncias por violaciones de los derechos laborales de la mujeres y la supervisión de las Convenciones de la OIT, para promover la ratificación y la implementación de los estándares laborales de la igualdad de género, en especial el nº 100 sobre igualdad en la remuneración, el nº 111 sobre la no discriminación en el empleo y la ocupación, el nº 156 sobre los trabajadores con responsabilidades familiares y el nº 183 sobre la protección de la maternidad; para promover las medidas de salud y seguridad ocupacional para las mujeres trabajadoras; para luchar por el incremento de la participación de las mujeres en los sindicatos así como su elección como líderes sindicales; para luchar contra el abuso sexual o la violencia contra las mujeres, etc.

En el Día Internacional de la Mujer 2008, la F.S.M. hace un llamamiento a todas las mujeres militantes del mundo a actuar conjuntamente con los hombres en los sindicatos, a resistir la globalización capitalista, las guerras imperialistas y la destrucción del medio ambiente y a reivindicar las libertades sindicales y democráticas.

La F.S.M. dedica este año el Día de la Mujer a las mujeres de Palestina, a las madres de Gaza, a las niñas en Ramalha que sufren hoy nuevos ataques bárbaros por parte del ejército israelí.

Expresemos todos juntos nuestra solidaridad internacional con las mujeres de Palestina y con sus heroicas luchas.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Anibal Melo, integrante del Departamento de Prensa de la FSM.