Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL (FSM) - Región América, CUBA

Carta al movimiento sindical hondureño

Informaciones de la FSM editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - FSM, La Habana, 06/07/09.-

Jorge Chavarría: Coordinador de la Federación Sindical Mundial en Honduras
Juan Barahona: Presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores de Honduras (FUTH)
René Andino: Presidente del Sind. de la Univ. Autónoma de Honduras (SITRAUNAH)
Carlos Reyes: Presidente del Sindicato de Trabajadores de Bebidas y Similares (STIBYS)
Norma Fonseca: Presidenta del Sindicato de Trabajadores de la Salud (SITRASA)
Demás organizaciones amigas de la Federación Sindical Mundial:

Movimiento sindical hondureño:

A través de ustedes queremos hacer llegar este mensaje solidario con los trabajadores y pueblo de Honduras, con todas nuestras hermanas y hermanos hondureños.

El día de ayer, domingo 5 de julio, presenciamos con gran indignación la ola de represión que la fuerza fascista del régimen golpista de Honduras desató contra la protesta pacífica de un pueblo que exige legítimamente el regreso del Presidente José Manuel Zelaya Rosales y el retorno a la constitucionalidad en el país.

Utilizando los métodos característicos de dictaduras padecidas en otros tiempos por Latinoamérica, los golpistas no dudaron en agredir con saña a los ciudadanos causando muertos, heridos y un sinnúmero de apaleados, intentado además enfrentar a los medios de comunicación que posibilitaron al mundo conocer la indomable resistencia del pueblo que volcado a las calles, SIN ARMAS y exponiendo su vida, reclamaba el retorno a la democracia.

Es infame y cobarde la actitud de los altos mandos militares que faltando a su compromiso traicionan a la patria y a su pueblo. Ya no podrán volver atrás la historia y tampoco impedirán que la voluntad mayoritaria del pueblo hondureño sea la que triunfe.

La Federación Sindical Mundial, sus organizaciones afiliadas y amigas, en particular su Secretario General, George Mavrikos, los vicepresidentes y la Secretaría América, permanecen atentos y activos denunciando cada una de las maniobras de esta mafia corrupta y ladrona que pronto tendrá que responder por la grave violación del Estado de Derecho en este país y por ser culpables de crímenes de Lesa Humanidad.

Estamos seguros que estos delincuentes organizados que se dicen gobernantes, en su afán de sostener la dictadura serán derrotados por esa masa de pueblo que permanece levantada exigiendo el respeto a sus legítimos derechos.

Honduras es en este momento histórico bastión para salvaguardar la soberanía, independencia y autodeterminación de toda la América Latina y el Caribe; para proteger la seguridad, estabilidad y el futuro de otros pueblos de la región que consolidan la democracia participativa; es la oportunidad de aplastar a los sectores de la ultraderecha conservadora y demostrarles que los pueblos tienen poder para construir sociedades con verdadera justicia social e igualdad y preservarlas con la vida.

Queridos compañeros:

El mundo no ha quedado esta vez observando la masacre. De manera absoluta los gobiernos de todos los continentes, las organizaciones multilaterales, los movimientos sociales y sindicales, ciudadanas y ciudadanos, apoyamos la lucha de los hondureños cerrando el cerco a los tiranos traidores.

Este dramático conflicto ha colocado a nuestra organización en estado de emergencia y no admitiremos ni negociaciones ni salidas tibias.

Desde nuestra posición estamos exigiendo la salida incondicional de todos los integrantes del gobierno de facto con la restitución de su Presidente legítimo; el cese de la represión y el respeto irrestricto a los derechos humanos; el retiro inmediato de la Policía y fuerzas Armadas de las calles de Tegucigalpa; el castigo a los autores intelectuales y materiales de los asesinatos y de los actos de violencia ejecutados contra el pueblo.

Responsabilizamos a los golpistas de la represión contra la población y solicitamos a la OEA y a la ONU acciones eficaces y definitivas para restituir el Estado de derecho en Honduras y devolver la paz y la tranquilidad a su pueblo.

En esta hora de lucha en los que se entremezclan indignación, dolor y sangre para engendrar coraje y firmeza, les acompañamos con la satisfacción de que el sindicalismo clasista de Honduras está protagonizando una proeza que honrará su historia.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Yanet Juig, Prensa de la FSM.