Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL (FSM) - Región AMÉRICA, CUBA / Web

La FSM apoya el Gran Paro Cívico Nacional en México

Se realizará el miércoles 11 de noviembre acordado por el más alto número de organizaciones sindicales, estudiantiles, sociales y populares, jamás concitado en convocatorias del combativo SME
En todos los Estados se empiezan a formar las asambleas plurales y amplias de la resistencia Popular.
A continuación reproducimos información que agradecemos nos haya remitido el Lic. Guillermo Andrade, colaborador del SUEUM y de la FSM-A.
Reunión con el SME: "O son ellos o somos nosotros"
Por Guillermo Andrade

Informaciones de la FSM editadas en Rebanadas:

Informaciones relacionadas:

Grecia: Segundo pronunciamiento de la FSM en solidaridad con el SME - Por el Secretariado de la FSM
La Habana: La FSM rechaza el "Decreto de Extinción" de la Empresa Mexicana Luz y Fuerza del Centro - Por Ramón Cardona, Secretario

Rebanadas de Realidad - FSM, La Habana, 09/11/09.- En la Reunión de Asamblea Nacional de la Resistencia Popular el conjunto de organizaciones sindicales, estudiantiles, campesinas y populares acordaron la preparación de la Huelga general comenzando con el gran Paro Cívico Nacional del 11 de noviembre propuesto por los electricistas. Multitud de organizaciones dijeron sí al paro; otras apoyarán de conformidad con sus posibilidades con mítines, pintas, pegas, volanteo y actos de protesta.

El SME ha decidido poner bandera de huelga en todos los centros de trabajo manifestando que la materia de trabajo subsiste por disposición del Juzgado de Distrito Federal que ordenó la suspensión de la resolución de la Junta Federal del Trabajo que iba a dar por terminada la relación del trabajo.

En su intervención, al final del evento, Martín Esparza dijo que el movimiento tenía como objetivo final la modificación del modelo económico y el cambio del régimen político autoritario y represivo, actuales.

La reunión del sábado 31 con los electricistas represento un salto cualitativo en relación con las otras habidas en torno a la solidaridad.

En esta ocasión, participó el más alto número de organizaciones sindicales, estudiantiles, sociales y populares, jamás concitado en las convocatorias electricistas.

Las principales secciones magisteriales de la CNTE dieron su apoyo. Nos referimos a los maestros del Distrito Federal, Chiapas, Morelos, Oaxaca, Michoacán y Baja California Sur; los telefonistas dijeron que van a parar en todo el país el 11; una multitud de organizaciones sindicales universitarias, como la UAM, el Sindicato de la Universidad de la Ciudad de México, los trabajadores de la Universidad Michoacana, SUEUM (que decidió donar 6 toneladas de alimentos al SME) el Sindicato de Maestros de la misma Universidad (SPUM), los de Chapingo, el Sindicato de Antropología, los del Colegio de Bachilleres en huelga y cerca de 15 organizaciones sindicales más de educación superior, expresaron que van al paro cívico.

Prácticamente todas las organizaciones campesinas del país, la Central Campesina Cardenista, el Barzón, La CIOAC, la UNORCA, la CNC y un número de diez más, aproximadamente, apoyaron el paro.

Todas las organizaciones que participan en el Dialogo Nacional, El Frente Amplio de Izquierda Social de Michoacán FAIS, con más de 40 sindicatos, la Asamblea popular de los pueblos de Oaxaca, APPO, el Frente Sindical Mexicano, con cerca de 200 organizaciones, el Sindicato de los Trabajadores de Tornell, la cooperativa Euzkadi, Los Trabajadores del Sindicato del Metro y apoyaron la propuesta del SME.

La UNT decidió dar su apoyo de todas las formas posibles, aunque no todos los sindicatos que participan en ella dijeron estar en posibilidad de hacer el paro cívico, pero van a participar de todas las maneras posibles, incluidos los sindicalistas del muy numeroso Sindicato de Trabajadores del Seguro Social, los Trabajadores de Sindicato Independiente de Salud. El acuerdo lo tomaron por la mañana, en reunión extraordinaria de su organización. Ahí Hernández Juárez anunció que el STRM iría al paro en todo el territorio nacional y además anunció que la ofensiva antisindical de la Secretaría del Trabajo se había iniciado contra ellos ya: la junta federal de Conciliación y arbitraje decidió darle beligerancia aun grupo opositor que había venido ignorado y súbitamente decidió impulsar sus demandas. FHJ también dijo que Lozano Alarcón se perfilaba como el candidato a la presidencia de los empresarios enemigos del sindicalismo. Agustín Rodríguez, quien presidió la reunión de la UNT anunció que su organización iba a participar y que iban a discutir cómo, aunque él adelantó que sería mejor que el paro, pedir un día de descuento de los trabajadores del STUNAM y entregarlo al SME.

Los estudiantes de la Universidad Autónoma de México, del Politécnico Nacional, los estudiantes de la Universidad Michoacana y de la Universidad Autónoma Metropolitana dijeron sí al paro.

Se trata del movimiento social más importante desde 1968 en el país y los electricistas advirtieron sobre la posibilidad de que el régimen le dé una salida similar, ante la ausencia de imaginación para modernizar las empresas públicas sin cambiar su naturaleza y sin privatizarlas.

Si agregamos al movimiento social que ya estaba actuando a lo largo y ancho de la República Mexicana, la incorporación de los estudiantes y del movimiento obrero democrático, constituyen un elemento que le da una perspectiva de clase y de multiplicación de la fuerza en un corto plazo.

En todos los Estados del país, los electricistas del SME, llegan y, como en los tiempos del Frente Democrático Nacional, en 1988, se sientan a presidir las reuniones de solidaridad en torno a su movimiento, jugando un papel unificador, incluso de organizaciones sindicales con diferencias desde largo tiempo. Este es un elemento sumamente nuevo de la lucha social y política del país, el papel de los trabajadores del SME como núcleo en torno al cual las diferencias se diluyen. En todos los Estados se empiezan a formar las asambleas, plurales y amplias de la resistencia Popular.

El movimiento marcha, es pacífico y se cuidará de no caer en provocaciones, porque el Secretario de Gobernación andará a la caza de los que se brinquen las trancas de la ley.

La Huelga Nacional es un objetivo, exitoso y posible si se logra avanzar en la influencia del movimiento hacia otros sectores como el sector obrero corporativizado. Para tal efecto se formará un Comité Nacional de Huelga.

Como dijo una estudiante de la Universidad de la Ciudad de México: - "Calderón le jaló la cola al León".

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Yanet Juig, integrante del Departamento de Prensa de la FSM.