Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL (FSM) - Región AMÉRICA, CUBA / Web

Acerca de la Declaración de San José

Por Ramón Cardona

Informaciones de la FSM editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - FSM, La Habana, 06/12/09.- 60 delegadas y delegados participantes del 26 al 28 de Noviembre en el “ENCUENTRO CENTROAMERICANO DEL CARIBE Y MEXICO DE ORGANIZACIONES SINDICALES AFILIADAS Y FRATERNAS DE LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL”, en representación de 27 organizaciones sindicales de 8 países, adoptaron, en Heredia, San Josè, Costa Rica, de manera muy amplia y democrática, un conjunto de acciones.

Estos propósitos, a los que se arribaron después de amplias y profundas reflexiones y deliberaciones llevadas a cabo durante intensas jornadas de labor, están caracterizados por la búsqueda de respuestas, por parte del sindicalismo clasista y combativo, a los retos que deben enfrentar los trabajadores y sus organizaciones sindicales.

En Centroamérica, al igual que en la generalidad de los países del mundo, la crisis del sistema capitalista ha provocado un escenario de dramáticas realidades agudizando los males, ya insostenibles, que los trabajadores y pueblos venimos padeciendo como consecuencia de la imposición de un modelo injusto basado en la obtención egoísta de ganancia a cualquier precio sin que se tengan en cuenta las consecuencias que ello provoca en los seres humanos y en su entorno.

Para revertir esta insostenible situación, Nuestra América experimenta un formidable renacer del espíritu de sus pueblos con el surgimiento de una pujante fuerza ciudadana dispuesta a hacer valer la prioridad que merece la lucha por la justicia que merecemos y defender nuestro derecho a conquistarla. A ello el gobierno estadounidense, y las oligarquías que en nuestros pueblos lo apoyan, oponen el recrudecimiento de sus históricas prácticas de chantaje, amenaza, intimidación, agresión, guerra. Esta contradicción entre la búsqueda de un futuro mejor, y la decisión imperial de mantener su hegemonía, caracterizó el marco en el que se desarrolló el evento. En su Declaración se destacan un grupo de importantes acuerdos.

Se reafirmó que las organizaciones sindicales afiliadas o amigas de la Federación Sindical Mundial, el movimiento sindical clasista en Centroamérica, tiene un desafío histórico: acompañar, combativamente, a nuestros pueblos en la decisión de avanzar hacia una sociedad mejor apoyando, decididamente, la defensa de la democracia, la autodeterminación de los pueblos y los procesos de transformación social que vive nuestro continente oponiendo contundente respuesta a quienes intentan impedirlo participando activamente en las acciones continentales que se articulen para rechazar la instalación de bases militares de EEUU en Panamá y en Colombia.

De igual manera los participantes acordaron reivindicar el derecho del movimiento sindical clasista de Centroamérica a participar e influir en la conformación de un orden económico y social basado en la justicia social, libre de toda forma de discriminación, en el que trabajadoras y trabajadores sean creadores de prosperidad y dueños de su destino además de fijar, como prioridades permanentes del movimiento sindical clasista centroamericano, la defensa de los derechos sindicales y laborales, y el apoyo a una integración regional de tipo solidaria como lo es la ALBA.

El encuentro expresó la vigencia de las ideas que originaron un pensamiento sindical clasista cuyo referente reconocido continua siendo la Federación Sindical Mundial que pese a dificultades y permanentes ataques, se ha mantenido junto a los trabajadores rechazando la actuación de las empresas transnacionales, enfrentando gobiernos que afectan los derechos de los trabajadores, acompañando los procesos democráticos que impulsan sociedades en las que los trabajadores y pueblos puedan aspirar a un mundo mejor.

Al reconocer la vitalidad de la FSM, los participantes se comprometieron a continuar apoyando su fortalecimiento conscientes de que ello beneficiará a los verdaderos intereses de los trabajadores que representan y contribuirá a ampliar su presencia e influencia más aun cuando la FSM se preparara para la realización del XVI Congreso Sindical Mundial, que impactará positivamente en el desarrollo del movimiento sindical clasista en la región.

Los participantes también acordaron hacer suyo el documento político “NUESTRAS PROPUESTAS, NUESTRAS TAREAS”, aprobado el pasado mes de septiembre en el marco del II Encuentro Sindical de Nuestra América celebrado en Sao Paulo, Brasil, reforzando, para el impulso de su contenido, la coordinación para lo que concertarán, promoverán y estimularán acciones sindicales unitarias en la región en intima alianza con la Plataforma Sindical Común Centroamericana a la cual se decidió continuar brindando militante contribución para promover su avance.

Se acordó además impulsar acciones concretas contra la criminalización de las protestas sociales, los Tratados comerciales asimétricos, las políticas depredadoras y esclavistas de las transnacionales.

El encuentro igualmente adoptó acuerdos relacionados con el apoyo, a través de políticas de alianzas, a las redes que estudian el funcionamiento en la región de las empresas de maquila, a la campaña de flexibilidad laboral y a la defensa de los trabajadores migrantes además de rechazar la aplicación de los llamados códigos de conducta en empresas de carácter internacional que se encuentran al margen de las legislaciones nacionales y de los convenios de la OIT.

El fomento del estudio y desarrollo de investigaciones sobre las problemáticas que afectan a los trabajadores y la difusión de materiales que contribuyan a la clarificación de las organizaciones sindicales favoreciendo una mayor eficacia de su labor, fue también considerado como una necesidad a impulsar.

Se decidió, además, apoyar vigorosamente la iniciativa de la Plataforma Sindical Común Centroamericana tendente a coordinar un plan de acción que logre que las organizaciones sindicales, sociales, estudiantiles, comunales, académicas y otras, hayan firmado, el 1ro. de mayo del 2010, una declaración manifestando a Centroamérica “Zona de emergencia sindical”.

La oposición firme al trabajo infantil y a todas las formas de explotación de los niños y las niñas en perjuicio de su educación y desarrollo y en clara violación de la declaración de los derechos del niño y de la niña, fue también adoptado como acuerdo de los participantes.

Recibió también atención de los participantes los trabajadores llamados informales o por cuenta propia, decidiéndose hacer esfuerzos para integrarlos solicitando a la FSM convoque, en el 2010, un encuentro centroamericano de este sector en el que se debata su situación y se arribe a acciones solidarias en su favor.

Asimismo se acordó establecer vínculos con los sectores informales, los desplazados y de bajos índices de desarrollo humano que forman los anillos de pobreza en zonas rurales y urbanas.

Referido a los trabajadores migrantes surgió la iniciativa de convocar a un encuentro entre organizaciones sindicales de Costa Rica y Nicaragua en el que se evalúe su situación en esta región y se arribe a proyecciones que intenten incidir en su alivio.

El impulso a una lucha permanente para recuperar las empresas, patrimonio de nuestros pueblos, que han sido privatizadas, fue un acuerdo adoptado.

De igual manera acordaron estimular el compromiso permanente del movimiento sindical con la defensa de la madre tierra, la promoción de la agricultura orgánica y de toda la biodiversidad, condenando el desarrollo de la producción de alimentos transgénicos y la utilización de granos para la producción de agro combustibles e impulsando la búsqueda de la soberanía alimentaria.

Considerando, con preocupación, insuficiencias en la preparación en algunas organizaciones sindicales que les permita comprender el por qué la lucha sindical debe trascender el reclamo meramente reivindicativo para actuar sobre las causas de la opresión a que son sometidos los trabajadores, se acordó implementar, desarrollar y mantener, un esfuerzo permanente en la formación político sindical auspiciando y/o participando en cursos, encuentros, seminarios y otras variantes de formación e intercambios sobre diversos ejes temáticos de interés para el movimiento obrero tomando en cuenta las experiencias exitosas que se han desarrollado en diferentes países.

Los participantes en el encuentro manifestaron su decisión de hacer todo lo que esté a su alcance para conquistar el futuro que los trabajadores y pueblos merecen, para lo cual trabajaran intensamente por el cumplimiento de las resoluciones y acuerdos responsabilizándose a determinar, durante el mes de enero del 2010, en intercambio con los coordinadores de la Federación Sindical Mundial en cada uno de los países, un plan de acción concreto a escala nacional, imbuido del mismo ánimo que ha caracterizado las decisiones adoptadas.

De acuerdo a la situación política en Honduras, los delegados de este encuentro emitieron un pronunciamiento especial de fecha 26 de noviembre del 2009 condenando las amañadas elecciones y criminales políticas aplicadas por el gobierno de facto contando con el apoyo del imperialismo y de gobiernos sumisos de la región. Fueron adoptados, asimismo, otras resoluciones sobre causes que merecen y requieren solidaridad.

En el encuentro se hizo referencia en que al aproximarnos al bicentenario de las independencias del colonialismo por parte de nuestros pueblos, debiéramos proclamar que su celebración constituya un compromiso para erradicar, definitivamente, el hambre, la desocupación, la exclusión social.

Se reconoció en el evento la necesidad de la integración latinoamericana y caribeña basada en principios que nos acerquen, progresivamente, a la sociedad que queremos y merecemos.

Las reflexiones y acuerdos del ENCUENTRO CENTROAMERICANO DEL CARIBE Y MEXICO DE ORGANIZACIONES SINDICALES AFILIADAS Y FRATERNAS DE LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL, reflejan que esta zona, así como en el resto de “Nuestra América”, se debate entre la opresión imperialista y el futuro soberano y que ganar la batalla emancipadora dependerá de la participación y protagonismo de los trabajadores y del movimiento sindical en la lucha política por la transformación social.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Carlos Alberto Pérez Benítez, Prensa FSM-América.