Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE SINDICATOS DE TRABAJADORES DE LA QUÍMICA, ENERGÍA, MINAS E INDUSTRIAS DIVERSAS (ICEM)

Las mujeres de SINTRADAVID RESTREPO, ejemplo de lucha y ética sindical

Rebanadas de Realidad - ICEM-Colombia, 27/07/07.- La clínica de Maternidad David Restrepo, es el legado del comerciante Bogotano, Don David Restrepo, quien para el alivio de las Madres Bogotanas, mediante testamento entrego su patrimonio al Banco de Bogota, a la Academia Nacional de Medicina y a la Iglesia Católica, para que salvaguardaran una inmensa fortuna representada en edificios y acciones en las principales empresas del País. El fin de este valioso patrimonio era de que su rentabilidad permitiera la atención gratuita en maternidad a las pacientes.

Los trabajadores de la Clínica se organizaron sindicalmente, constituyéndose en toda su historia, de mas de 40 años, en una organización de características muy especiales, su principal lucha, defender este legado de cualquier intento de corrupción y de saqueo, por parte de las administraciones, al respecto se han vivido 7 episodios, de los cuales destacamos solo dos, por ser demasiado preponderantes.

En 1.987 los trabajadores y trabajadoras se tomaron la Clínica, impidiendo el ingreso de la administración por considerar que estaba implicada en serios indicios de saqueo a la institución. Muchas personas creyeron que su acción sindical era la de un paro, pero no fue así, ellos mantuvieron la atención a los pacientes, incluso mas esmerada que de costumbre, por ejemplo se informo que el banco de sangre de la Clínica estaba escaso y todos los trabajadores y sus familias colocaron el brazo para donar sangre, se configuro una agencia oficiosa, para legalizar la administración de los trabajadores, esta es una figura jurídica que se utiliza cuando un bien esta en peligro de perderse y alguien asume el cuidado hasta que se presente el dueño o propietario, así se mantuvo la administración por parte de los trabajadores por mas de dos meses. Posteriormente el ministerio de salud de esa época, por solicitud nuestra, intervino la Clínica, haciéndole una auditoria en la que comprobó el buen manejo de los bienes por parte de los trabadores y la mala y corrupta, por parte de la administración que había estado en ejercicio. Después de un tiempo el ministerio entrego saneada la Clínica a la Junta Directiva, ( Banco de Bogota, Arquidiócisis de Bogota y Academia Nacional de Medicina) adicionando un nuevo escaño, el de la secretaria de salud. El sindicato mediante la negociación colectiva consiguió mediante un articulo en la convención colectiva de trabajo, que la Clínica se comprometiera a reformar los estatutos para establecer un nuevo escaño para un miembro nombrado por el sindicato y que mientras esto ocurriera, se invitaría a sus reuniones con voz pero sin voto, esto último se cumplió por algún tiempo.

Desde aquella época 1987, hasta el año pasado 2004, la Clínica fue auto-sostenible con los problemas normales que aquejan a todas las IPSs, por el manejo que al sistema de salud dan por medio de la ley 100 las EPSs . Durante este tiempo estuvo como director el doctor Mario Gómez Ulloa, con quien el Sindicato hizo siempre causa común para defender a la Clínica.

En noviembre de 2004 asumió la Dirección el señor Antonio José Gómez Posse, firmo contrato por un sueldo y al año se pagó un aumento retroactivo a la fecha de ingreso, se ha beneficiado de las primas extralegales firmadas en la convención colectiva de trabajo, en una operación financiera desde un café internet le robaron de tres cuentas de la Clínica cerca de treinta millones de pesos, vendió por 900 millones de pesos uno de los edificios que quedaban del legado, no paga los salarios ni las prestaciones a los trabajadores atrasándose en el 2006, hasta por 6 meses, dejo sin funciones a la jefe de personal, no coordinaba a los pediatras para la atención de los niños y niñas pacientes, dejo deteriorar las instalaciones, reprimía a los trabajadores y trabajadoras, adujo siempre que los costos laborales convencionales son los que no han permitido que la Clínica este bien, el 80% de la operación la hace con cooperativas de trabajo asociado. Esto y muchas cosas mas que están en proceso de investigación nos llevo a la conclusión que esta persona estuvo y sigue manejando mal la Clínica.

El sindicato no volvió a presentar pliego de peticiones, dejando prorrogar la convención, pensando en la situación de la institución, los trabajadores llevaban ya dos años sin aumento de salario.

A finales del año pasado, la secretaria de salud que tiene un escaño en la junta directiva, procedió a cerrar varios de los servicios de la Clínica aduciendo que no reunía los requisitos exigidos para operar haciendo algunas recomendaciones que una vez cumplidas abriría, esto fue coincidente con los fallos de tutela que ganaron 53 trabajadores, en los que un juzgado penal ordena a la Clínica pagar todos los salarios y prestaciones adeudados.

El director, de manera negligente cerro toda la Clínica, no cumplió con ninguno de los requisitos exigidos por la secretaría y solicito de inmediato la presencia del ministerio de la protección social, para que constatara el cierre de la secretaria de salud, declarando unilateralmente suspendidos los contratos de trabajo, sin que mediara autorización alguna de autoridad competente, cambio las guardas de las puertas y candados y coloco vigilantes privados, frente a los cual los trabajadores se negaron a retirarse de la Clínica

Estableciendo turnos de vigilancia las 24 horas.

Estando en la diligencia del Ministerio de la Protección Social, el señor director, agredió físicamente a una trabajadora directiva del Sindicato, produciéndole contusiones que le dieron por parte de medicina legal siete días de incapacidad.

El 8 de diciembre de 2006 en la mañana, cuando el turno de la noche de los trabajadores iba a ser relevado, los vigilantes informaron que tenían la orden de no dejar salir ni entrar a nadie y quienes estaban dentro solo hasta las 7 de la noche los dejaban salir, eran compañeros y compañeras que estaban desde el día anterior, esto lo tipificamos como un secuestro y así lo hicimos conocer de los medios de comunicación y del Ministerio de la Protección Social, quien desplazo a tres funcionarias, a pesar de ser día festivo, para comprobar estos atropellos, solo hasta las tres de la tarde logramos realizar el relevo después de un acuerdo llevado a cabo entre el Sindicato y la administración de la Clínica, en acta firmada en el Ministerio de la Protección Social y de esa manera los trabajadores y trabajadoras de la Clínica de Maternidad David Restrepo han podido permanecer al interior de la Institución, vigilándola y garantizando que sus bienes permanezcan allí mientras este cerrada.

Cada día hemos constatado que el fin del cierre tiene como objetivo acabar con el sindicato y su convención colectiva de trabajo, lo que no estaba en las cuentas del Banco de Bogota, el Arzobispado de Bogota y de la Academia Nacional de Medicina, quienes son los administradores de la fundación, era que el sindicato con su junta directiva y sus afiliados, cueste lo que cueste y dure lo que dure, están dispuestos a no permitir que los muchos años de su trabajo se vayan por la borda, la mayoría de nuestra gente son mujeres cabeza de familia, a varias ya les han hecho lanzamiento de sus casas y apartamentos, por que se han atrasado en el pago de las cuotas pero aun así persisten en su lucha con la firmeza y la ética que requieren nuestros Sindicalistas Colombianos.

El 16 de junio, los trabajadores y trabajadoras afiliados en asamblea general acordaron presentar un pliego de peticiones a la administración de la Clínica, no tanto por buscar la firma de una nueva convención colectiva de trabajo, sino por habilitar una mesa de trabajo y concertación en la que se pueda dirimir una solución al conflicto.

En efecto hemos presentado tres propuestas:

  • 1. Que agilicen la presentación de la Clínica, en oferta pública para tener varios oferentes, hoy solo existe una propuesta de COMPENSAR.
  • 2. Que teniendo en cuenta las acreencias laborales, la Clínica y su patrimonio se le entregue a los trabajadores.
  • 3. Que teniendo en cuenta la voluntad del testador Don David Restrepo, cuando donó la Clínica "Para alivio de las madres Bogotanas" la Clínica y su patrimonio sean entregados al Gobierno Distrital para que este lo incorpore a la Red de salud Pública.

Hoy los trabajadores y trabajadoras de la Clínica David Restrepo, siguen resistiendo y requieren de la colaboración de las demás organizaciones sindicales, de las autoridades competentes, de los medios de comunicación, de la Comunidad Bogotana y de la opinión publica en general, para que no se vaya a cerrar este histórico centro de salud de los niños, niñas y madres de Bogotá que hoy mas que nunca requieren de la mejor atención.

La clínica esta ubicada en chapinero, calle 61 Nº 9-68. Es una obligación nuestra ir a prestarles el apoyo y la solidaridad en dinero o en víveres.

En representación de la CUT, este conflicto viene siendo asesorado por el abogado laboralista Alejandro Ramón García Salzedo y los compañeros Manuel Ángel Téllez Gonzáles y Carlos Bustos Patiño.

REFORCEMOS LA SOLIDARIDAD CON ESTE CONFLICTO QUE ES MUY SIGNIFICATIVO EN LAS LUCHAS DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS COLOMBIANOS.

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de Carlos Bustos Patiño, Coordinador ICEM-Colombia / Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones