Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE SINDICATOS DE TRABAJADORES DE LA QUÍMICA, ENERGÍA, MINAS E INDUSTRIAS DIVERSAS (ICEM)

Un nuevo triunfo contra la tercerización

Por Carlos Bustos Patiño, Coordinador de la ICEM-Colombia

Artículos de Carlos Bustos Patiño editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - ICEM-Colombia, 27/11/08.- Después de un paciente proceso de organización y negociación colectiva, Sintravidricol Sindicato de industria afiliado a la ICEM, con mucha satisfacción y agrado, registra para el movimiento sindical y los trabajadores de la Compañía Vidriera de Caldas, VICAL S. A., un nuevo triunfo contra la tercerizacion, al garantizar el ejerció del derecho de asociación y firmar la primera convención colectiva de trabajo.

Antecedentes

Por más de veinte años, la Central Unitaria de Trabajadores CUT, subdirectiva de Risaralda, había intentado Organizar a los trabajadores de esta Empresa, antes lo habían hecho las Federaciones Sindicales de esa región, pero una y otra vez, fueron reprimidos, despedidos y sus intentos de organización destruidos. Nunca se había podido materializar la idea de Sindicato hasta hoy.

Los Trabajadores de Vidriera de Caldas, son artesanos. Elaboran artículos de vidrio sin la intervención de mucha tecnología, sólo sus pulmones y las manos, le dan forma a los diferentes productos que fabrican y por lo menos el 80% de los trabajadores tenían contratos de trabajo precarios y a término fijo de un año.

El único horno de fundición de arena, está a punto de cumplir su vida útil; además, la empresa destina la mayor parte de la producción a la exportación; por obvias razones, las compañías que producen de esa forma, se amarran a las fluctuaciones del dólar; por otro lado, los costos de funcionamiento administrativo, poco claros, sumados al endeudamiento y a la cartera morosa, fueron la combinación explosiva y siniestra, que hicieron acumular perdidas en el tiempo, por más de 600 Millones de pesos, con las consecuencias que eso le representa para una empresa, a nivel de bancos, impuestos y obligaciones laborales.

El proceso de organización

Como toda situación que va más allá de la explotación, una gran mayoría de trabajadores con 15, 20, 30 y más años de servicio, laborando para la empresa con contratos de trabajo renovados una y otra vez automáticamente a 1 año, iban a ser forzados a desvincularse para ser vueltos a contratar a través de una empresa temporal (ejercicio que comenzó con varios de ellos), y ante el atraso en el pago de parafiscales y de seguridad social, deciden organizarse, para enfrentar esta injusta decisión de la administración y llegan a Sintravidricol a través de la CUT Risaralda.

Siguiendo los tramites de la legislación laboral, se elaboró el pliego de peticiones, se eligieron negociadores / asesores, y finalmente se le presentó al empleador. A pesar de la vaga información económica que se tenía de la empresa hasta ese momento, se le da espíritu al conflicto colectivo y se trazan tres objetivos fundamentales: el primero, frenar la injusta desvinculación de los trabajadores de muchos años de servicio, para evitar ser vinculados por oficinas de empleo temporal o cooperativas de trabajo asociado, segundo, el reconocimiento del Sindicato por parte de la Empresa y su inscripción ante el ministerio de la protección social, y tercero, la estabilidad laboral. Lo que se lograra a nivel económico, era secundario dadas las condiciones financieras de la empresa, sin embargo y a pesar de ello, también hubo avances en ese sentido.

De esta manera se creó la Seccional de Sintravidricol Pereira, se eligió la subdirectiva y se obtuvo el registro sindical en el Ministerio de la Protección Social. La administración de la Empresa dentro de los términos legales, convocó al sindicato para iniciar las negociaciones del pliego presentado.

Los primeros logros

Al iniciar las conversaciones se consiguió que la empresa pagara parafiscales y seguridad social, poniéndose al día. Se frena el proceso de desvinculación de los trabajadores y la empresa se compromete a reparar el horno y deja sin efecto, la notificación de terminación del contrato de trabajo del fiscal de la recién elegida Subdirectiva, compañero Ovidio Bermúdez, quien de inmediato fue reintegrado.

Al final para el balance.

Se cumplieron los tres objetivos propuestos. La empresa emitió una circular, informando a los trabajadores que por acuerdo con el sindicato suspendía la práctica de despedirlos para pasarlos a una empresa temporal, garantizándoles la estabilidad; seguidamente se pacta una cláusula en la Convención Colectiva de trabajo, prohibiendo expresamente, la vinculación de personal por oficinas de empleo y con Cooperativas de Trabajo Asociado, y se compromete a seguir al día con el pago de parafiscales y seguridad social.

Se reafirmó el reconocimiento de los 12 fueros sindicales, Junta directiva seccional y comisión de reclamos, se pactaron 1.200 horas anuales de permiso sindical con el pago del salario como si se haya trabajado. Permisos adicionales para las Asambleas de Delegados de Sintravidricol, para los congresos de la CUT, (con transporte terrestre incluido) y permisos internos, para reuniones y asistencia a los comités de relaciones laborales y disciplinarios. Un auxilio económico para Sintravidricol, entre otras reivindicaciones.

Se garantiza la estabilidad, pactándose que la empresa no podrá despedir a los trabajadores vinculados actualmente "sin justa causa", ni tampoco los despedirá por cumplimiento o vencimiento de su contrato de trabajo. Si omite éste compromiso, deberá indemnizarlos teniendo en cuenta "todos los años de servicio".

Valores agregados

La empresa, de ahora en adelante, se reunirá con Sintravidricol en el comité obrero patronal, para analizar los problemas de los trabajadores, además, habrá reuniones semestrales con la presidencia de la empresa, para obtener información vital del desarrollo de sus actividades buscando solución a las dificultades que se vayan presentando. Se logró el reintegro de dos compañeros más: Antonio Martínez y Horacio Arcila. Permiso Permanente para cinco negociadores durante el tiempo que duren las negociaciones. Becas para todos los hijos de los trabajadores, una vez al año por valor de treinta mil pesos ($30.000), cada una. Prima de productividad, constitutiva en salario, pagada quincenalmente. Aumento de salario, equivalente al porcentaje de aumento del salario mínimo que decrete el gobierno nacional, el cual por lo regular supera en algunos puntos el IPC. Habrá Aguinaldo Navideño de acuerdo a las condiciones económicas de la empresa, toda vez que hay una realidad que no se puede desconocer y la Vigencia de la convención quedó a dos años.

Diferenciar lo ideal de lo realizable, es adquirir conciencia para continuar mejorando

Ciertamente, muchos asociamos lo anhelado con lo ideal, eso de alguna manera, nos da la esperanza y la fe en un futuro distinto; pero en el desarrollo de ese propósito, debemos ser concientes de nuestras fortalezas y debilidades para hacer realidad esos sueños: hay que medirlas y ser objetivos. Y en eso juega su papel determinante, una empresa con pérdidas acumuladas y un sindicato minoritario, con 98 socios de 213.

Por ello, cada planteamiento del petitorio, no quedó necesariamente como lo queríamos. Sería irracional pensar, que en una primera negociación colectiva, lo fuéramos a lograr todo. Hicimos un esfuerzo conjunto interesante, y constituye el principio de una historia que más adelante podrán tal vez otros continuar y mejorar. Al final de este proceso, la Convención Colectiva firmada, nos deja satisfechos por cuanto se lograron los objetivos esenciales.

Ahora bien, tampoco es sano pensar, que de aquí en adelante, todo va a ser una luna de miel con la empresa; aquí hay funcionarios que no deberían estar, por su mala actitud como personas, que desdice de su calidad de profesionales, especialmente en el área de gestión humana. Sino tienden puentes en un conflicto, sino son facilitadores y seres carismáticos para tratar a los trabajadores, no puede esperarse de ellos que ayuden a que la administración cumpla con lo pactado, o con la normatividad laboral, por que reconocemos que a ninguna empresa le gusta tener que compartir sus utilidades, ni coadministrar con los trabajadores, por eso tomará tiempo el que asimilen la idea como ha sucedido en las otras empresas donde hace presencia Sintravidricol. Nos queda a la Junta Directiva adelantar las acciones legales que correspondan en caso de percibir cualquier trato discriminatorio que atente contra el libre derecho de asociación sindical.

Queda por decir, que éste fue un verdadero ejercicio democrático. La comisión negociadora de los trabajadores, no firmó absolutamente nada con la empresa, hasta que los trabajadores le dieran el aval en la Asamblea, la que se llevó a cabo el domingo pasado, donde se hizo un análisis muy juicioso del estado de la negociación y el resultado que podría arrojar.

Finalmente nuestros agradecimientos a los trabajadores de VICAL S.A. por su unidad y compromiso, al apoyo de la Junta Directiva Nacional de SINTRAVIDRICOL, en cabeza de su presidente Oscar Monsalve, al Sindicato de Educadores de Risaralda SER y a su presidenta Maria Eugenia Londoño, a la CUT Risaralda, Antonio Ramírez y al Asesor Laboral Luís Fernando Peláez Montoya. De igual manera, a quienes participaron en la construcción de éste sueño desde su comienzo: Jorge Soto, Juan Fernando Correa, William Uribe, quienes inclusive estuvieron con sus propios recursos económicos y de tiempo; a Humberto Rubiano, Darío Bello, Vicente Villada, Francisco Antonio Morales, Edgar Javier Sánchez Rodríguez, al Concejal Fernando Arias Cardona, y a Cristian López. Al equipo negociador: Nelson Calderón, Darío Parra, Jairo Hernando Henao, Oscar valencia, y Ovidio Bermúdez, reiteramos nuestro sentimiento de gratitud. A la ICEM que desde un principio nos ofreció su solidaridad internacional de manera incondicional y que desde su semillero de líderes manifestó con una resolución difundida al movimiento sindical nacional e internacional el respaldo al conflicto.

El año anterior celebrábamos el triunfo en la multinacional ROSS Internacional, donde los trabajadores de la seccional Sabaneta de Sintravidricol, fueron incluso a la huelga de solidaridad, por defender los derechos de los tercerizados de las plantas de la Estrella Antioquia, logrando el reconocimiento del sindicato y la firma de su primera convención colectiva de trabajo, este nuevo triunfo nos llena de regocijo y nos da esperanza para seguir luchando por estos trabajadores que con contratos precarios son sobreexplotados y se les niega los mas elementales derechos.