Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE SINDICATOS DE TRABAJADORES DE LA QUÍMICA, ENERGÍA, MINAS E INDUSTRIAS DIVERSAS (ICEM) / Web

Colombia: Se castiga a trabajadores temporales y se les ataca por haber intentado sindicalizarse

Informaciones de la ICEM editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - ICEM, InBrief, Colombia, 27/07/09.- Sintracarbón, sindicato minero de Colombia afiliado a la ICEM, ha hecho un llamado para que se preste solidaridad internacional a los trabajadores subcontratados de la empresa contratista del transporte SOTRANS. Dichos trabajadores son objeto de una feroz campaña, debido a sus intentos de ejercer su derecho de sindicalización y de negociación colectiva. El nuevo sindicato SINTRANS enfrenta un desafío difícil, ya que todos los trabajadores de SOTRANS tienen contratos a plazo fijo de seis meses. Colombia ha ratificado los Convenios 87 y 98 de la OIT.

Debido al hecho de que todos los trabajadores de SOTRANS tienen contratos que no superan seis meses, el contratista pudo finalizar el empleo de los dirigentes sindicales Vicente Pomarico y Jorge Díaz, sin tomar en cuenta su protección como fundadores y dirigentes de la organización de los trabajadores y miembros del comité de negociación. Posteriormente, la empresa ha continuado su estrategia de persecución y acoso del sindicato, dejando sin trabajo a otros 33 trabajadores que participaban en el sindicato. Según información recibida, actualmente, el ochenta por ciento de los trabajadores de SOTRANS está sindicalizado. Ni la administración de Cerrejón, ni el Ministerio de Protección Social han expresado objeción alguna frente a esta flagrante violación del derecho de sindicación.

SINTRANS es el primer sindicato de trabajadores subcontratados en Cerrejón. Sintracarbón, con pleno apoyo de la ICEM, quisiera establecer con SINTRANS un precedente ejemplar para los trabajadores subcontratados de otras empresas en el mismo lugar. Hay alrededor de 300 empresas contratistas en la planta de La Guajira, que realizan gran parte del trabajo de esa operación. El sindicato sigue organizando reuniones y manifestaciones en estos depósitos de carbón, que son los más ricos del mundo. No hay ninguna evidencia que el sindicato esté dispuesto a ceder con relación a sus reivindicaciones.

Tal como se informara en InBrief, SINTRANS busca dos asuntos prioritarios: primero, contratos permanentes a tiempo completo, y segundo, sueldos y prestaciones sociales que estén por lo menos iguales a las normas nacionales mínimas. Actualmente se les paga US$250 al mes. Muchas veces, se ha calificado como “esclavitud” las condiciones de trabajo de los trabajadores subcontratados de Carbones del Cerrejón, las minas de carbón a cielo abierto más grandes del mundo. Es responsabilidad de la administración de Carbones del Cerrejón impedir la campaña de acoso antisindical que realiza SOTRANS en su lugar de operaciones.

Carlos Gaviria Díaz, político colombiano, presidente del Polo Democrático Alternativo (PDA), ha intervenido para defender a los trabajadores subcontratados: “La materialización de estos derechos es un indicador de la vitalidad de una democracia y de la vigencia del Estado de Derecho”. Gaviria no acepta los alegatos de Carbones del Cerrejón, que afirma que estas violaciones de los derechos no son de su responsabilidad debido a la “autonomía” de las empresas subcontratistas. “La subcontratación no puede ser un esguince para evadir responsabilidades y vulnerar derechos de los trabajadores”, agregó.

El Senador Jorge Robledo también ha participado en el debate en favor de los trabajadores perseguidos de SINTRANS, exigiendo la reincorporación inmediata de los 33 sindicalistas que fueran despedidos por la empresa subcontratista. Asimismo, Robledo ha denunciado la complicidad de la administración de Cerrejón.

Por otra parte, en un asunto noticioso aparte, la Unión Sindical Obrera (USO), organización que recientemente se ha afiliado a la ICEM, enfrenta intimidación durante sus negociaciones colectivas con la empresa petrolera Ecopetrol. El jueves 17 de julio policías antidisturbios arremetieron contra los trabajadores de la refinería de Barrancabermeja disparando gases lacrimógenos, balas de goma y bombas paralizantes. Los trabajadores acudieron en masa para oír a los dirigentes sindicales en la puerta principal de la refinería, pero fueron agredidos por las fuerzas de seguridad, resultando tres trabajadores con lesiones, y la detención de otros dos más. El ataque se produjo dos días después del comienzo de las negociaciones; USO suspendió la reunión para centrar su atención en el tratamiento de los heridos y para lograr la puesta en libertad de los detenidos.

Germán Osmán, Presidente de la USO, censuró el ataque. Ecopetrol es la mayor empresa de Colombia.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Dick Blin, de la Oficina de Información de la ICEM.