Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE SINDICATOS DE TRABAJADORES DE LA QUÍMICA, ENERGÍA, MINAS E INDUSTRIAS DIVERSAS (ICEM) / Web

Canadá: No hay negociaciones, pero aumenta la solidaridad en favor de la huelga del níquel

Informaciones de la ICEM editadas en Rebanadas:

Información relacionada:

Canadá: Organizaciones afiliadas de la ICEM en campaña de solidaridad con los mineros huelguistas del USW

Rebanadas de Realidad - ICEM, InBrief, Canadá, 10/08/09.- Se intensificó la huelga minera en Canadá que realizaban miembros de United Steelworkers (USW) en la empresa brasileña Vale-Inco, después del 1° de agosto, cuando se declararon en huelga 450 trabajadores de Voisey’s Bay en la provincia oriental de Labrador y Newfoundland. Los trabajadores señalados, que son de minería y procesamiento del níquel, cobre y cobalto, se unen a los 3.500 trabajadores de níquel y fundición de USW que se hallan de huelga en Ontario desde el 13 de julio.

Rogamos visitar el website de la huelga en www.fairdealnow.ca, que da a conocer lo que se puede hacer para ayudar al movimiento de trabajadores en conflicto.

Allí, los sindicatos locales 6500 y 6200 del USW en Sudbury y Port Colborne están siendo atacados por la empresa Vale, vulnerando sus condiciones de trabajo, incluyendo profundas reducciones de los beneficios de jubilación, reducción de una prima de producción, pérdida de valor de aumentos basados en el costo de la vida, y mayor flexibilidad de la empresa con relación a la externalización, lo cual constituye una grave amenaza para la seguridad de los puestos de trabajo. Estos mismos cortes han sido presentados al sindicato local 9508 del USW en Voisey’s Bay, en conversaciones que se realizan sobre un convenio laboral aparte.

Aunque no se han realizado conversaciones formales, hace diez días atrás, en el piquete en Ontario, el USW y Vale-Inco alcanzaron un protocolo que otorga a los funcionarios sindicales la función de supervisar a los contratistas en el sitio con el fin de proteger el trabajo que realiza el comité de negociación. Ya que esta semana la huelga de Ontario lleva un mes, y los precios mundiales del níquel empiezan a subir debido a la huelga, el USW ha lanzado una campaña internacional para presionar a Vale, empresa que es bien rentable, para que abandone exigencias que con toda seguridad producirán miseria social para los mineros canadienses y sus comunidades.

El USW ha activado rápidamente la Red Sindical de Vale, que abarca a 150.000 trabajadores, y que se inició en 2006 con el “Acuerdo de Sudbury” que enlazaba a los sindicatos en ese entonces de CVRD del Brasil, Canadá, Indonesia, Mozambique, y New Caledonia. Posteriormente, se amplió la red, y, al iniciarse la huelga en Canadá, sindicatos mineros y otros de Australia, Alemania, Perú, Suecia, Sudáfrica, y de otros países, han respondido al llamado de apoyo.

El “Acuerdo de Sudbury” contiene seis prioridades fundamentales, que incluyen sólidos convenios colectivos, capitalización por parte de la empresa, para proteger la seguridad de los puestos de trabajo de los mineros, y la eliminación de la tercerización y de la subcontratación laboral.

En el país de la sede de la empresa, la federación sindical brasileña Central Única dos Trabalhadores (CUT) reafirmó su apoyo del acuerdo unitario, al publicar una fuerte declaración donde se censura la conducta corporativa de Vale. Artur Henrique da Silva Santos, Presidente de la CUT, dijo: “En la actual crisis financiera internacional, los trabajadores no deberían pagar por una crisis que no fue de su creación”. La CUT, el USW y toda la Red Sindical de Vale, han considerado el 14 de agosto como Día Internacional de Lucha en favor de los huelguistas canadienses.

El USW ha enviado equipos de huelguistas al Brasil para que expliquen lo que está en juego, y los canadienses han cuestionado de modo convincente las razones que ofrece Vale para justificar los cortes sociales que propone.

Luiz Inacio Lula da Silva, Presidente del Brasil, también comentó sobre la conducta social de la empresa. En un artículo para una revista de noticias, regañó a Roger Agnelli, Director General de esa empresa, por las políticas de eliminación de puestos de trabajo y reducción de inversiones. Lula amenazó con la intervención del ramo de inversión del banco nacional de desarrollo del país, y fondos de jubilación administrados por el estado para obligar a Vale a mejorar su conducta corporativa.

En el norte de Ontario, la opinión pública en la zona de los pueblos mineros de Sudbury y Timmons está fuertemente a favor de los huelguistas, y se cree, para citar las palabras de Wayne Fraser, negociador principal del USW y Director del Distrito Seis, que el USW y las comunidades locales no “darán un paso atrás” ante los planes que tiene Vale de cambiar en forma negativa la cultura social de la región.

Varios sindicatos canadienses han enviado delegaciones para unirse a los piquetes en Ontario. En una manifestación de protesta que se llevó a cabo el 24 de julio, trabajadores del Canadian Auto Workers (CAW) Mine, Mill Local 598 de Sudbury, sindicato que está también en un conflicto con Xstrata sobre los puestos de trabajo, cuyo convenio vence a principios de 2010, marcharon junto con los huelguistas del USW, y aportaron C$5,000 al fondo local del USW para apoyar la huelga. Un sindicato de empleados públicos de Ontario se unió al piquete, y aportó C$2,800.

La semana pasada, llegaron al norte de Ontario delegaciones de otro ramo del USW que representa a los trabajadores de Vale-Inco en Canadá, Local 6166 de Thompson, provincia de Manitota, y prestaron importante apoyo a los huelguistas. La misma solidaridad se va a extender ahora al Local 9508 del USW en Voisey’s Bay.

En cuanto a la ICEM, que observaba de cerca las negociaciones que se realizaron en la primavera y luego las prolongadas conversaciones que se llevaron a cabo de mayo a Julio, tanto en Ontario como en Labrador, donde el USW intentaba, infructuosamente, convencer a Vale para que abandonara sus propuestas destructivas, hace un llamado para que las federaciones sindicales internacionales y toda la sociedad civil se resistan al programa de Vale en Canadá.

Tomando en cuenta la rentabilidad general de la empresa, y el papel que ha realizado con dos otras importantes empresas mineras para hacer que suban a nivel mundial los precios del mineral de hierro, Manfred Warda, Secretario General de la ICEM, señaló lo siguiente: -Exigimos que Vale vuelva a las negociaciones y abandone su cruel programa social, programa socialmente irresponsable de una empresa nacional que penetra agresivamente en los mercados mineros internacionales.

-La ICEM y su familia internacional de sindicatos de todo el mundo dicen que “no” al ataque que hace Vale contra las normas de vida de los trabajadores canadienses, y hacemos un llamado para que Vale cumpla con los compromisos sociales que hizo en 2006, en la ocasión de su adquisición de Inco.-

Además, la ICEM ha tomado nota de que se han reducido los márgenes operativos de Vale, calculados en base a sus ingresos menos impuestos e intereses. En el primer trimestre de 2009, los márgenes operativos se han reducido en un 12%. Ésta es una razón por la cual los mineros canadienses han definido sus planteamientos en esta lucha, negándose a aceptar cortes sociales y reducciones del convenio colectivo.

Ahora que los mercados empiezan a verse afectados por estas huelgas en Canadá, la ICEM reafirma su apoyo internacional en favor de los 4.000 huelguistas de Vale-Inco, promoviendo la campaña para que todos los sindicatos presten ayuda efectiva. La lucha de los sindicatos locales 6500 y 6200 del USW en Sudbury y Port Colborne, Ontario, y del sindicato local 9508 del USW en Voisey’s Bay, constituye un punto crucial en la crisis financiera, …y más específicamente en la recuperación. La conservación de las prestaciones sociales que protegen a las personas es una lucha que, en esta coyuntura específica, merece amplio apoyo solidario.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Dick Blin, de la Oficina de Información de la ICEM.