Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Haití: “Al no plantearse como objetivo hacer la Revolución, optaron por colocar parches”

Entrevista con Henry Boisrolin, Coordinador General del Comité Democrático Haitiano en Argentina, acerca de la crisis haitiana, los aliados de Aristide y la oposición civil y armada. También comenta sobre las posibilidades de que la izquierda y el movimiento popular puedan jugar un papel protagonista en la actual coyuntura. Aristide no pudo desarrollar una política basada en la liberación del pueblo y la construcción de una sociedad libre, soberana y antiimperialista.
Por Dick Emanuelsson
Información relacionada:
Arde el Caribe - Por Isaac Bigio
Haití: endurecimiento de la represión antisindical
Haití: el revés de los vaqueros que se fabrican en Ouanaminthe...

Rebanadas de Realidad - Colombia, Bogotá, 24/02/04.- Henry Boisrolin representó su país en Caracas, el 25 de noviembre de 2004 en el marco del Primer Congreso Bolivariano de los Pueblos, hablando frente al monumento a Alejandro Petión, el primer presidente de Haití libre del colonialismo francés.

· Aristide llegó al poder con un gran apoyo popular y con grandes expectativas populares. ¿Que pasó con este capital político en la última década?

- El apoyo popular se desmoronó y las grandes expectativas populares se esfumaron. Las razones son las siguientes:

a) Al recuperar el poder en octubre de 1994 merced a una ocupación del país por tropas norteamericanas, Aristide no podía, desde ningún punto de vista, desarrollar una política basada en la liberación del pueblo y la construcción de una sociedad libre, soberana y antiimperialista. Pensar lo contrario, era vivir sólo de ilusiones y falsificar la verdad.

b) Los tibios planteos progresistas hechos al principio por el Movimiento Lavalas, quedaron así en el olvido. El golpe de Estado sangriento dirigido por el general asesino Raoul Cédras, y apoyado por la CIA norteamericana y las clases dominantes, marcó un punto de inflexión en la correlación de fuerzas, donde los principales perjudicados fueron los sectores populares.

c) La estrategia planteada por Lavalas para recuperar el poder luego de dicho golpe, apuntaba únicamente a ejercer una hegemonía en el escenario político haitiano, pero no existió un Plan realmente consistente y claro para transformar las viejas estructuras de dependencia.

d) Así durante casi una década (desde octubre de 1994 hasta hoy), los problemas de las masas no se solucionaron, por el contrario se profundizaron y se añadieron otros también acuciantes.

e) La deserción - por distintos motivos - de varios cuadros importantes, es otro elemento que habría que tener en cuenta a la hora de efectuar un balance del desmoronamiento actual del Movimiento Lavalas.

f) Al no aportar soluciones concretas a problemas urgentes, la pérdida del consenso mayoritario era cuestión de tiempo. De ahí, para mantenerse en el poder resurgieron con fuerza viejas prácticas de terror similares en algunos aspectos a las empleadas por la dictadura duvalierista. También aparecieron fraudes electorales, la corrupción, autoritarismo del primer mandatario, etc. Una buena parte del pueblo se daba cuenta poco a poco que: justicia, transparencia y participación, estas tres banderas levantadas por Lavalas al principio eran puro verso.

· ¿Cuál ha sido el papel de la comunidad internacional durante este tiempo, particularmente el de EE.UU. y Francia, estados involucrados durante la historia de la republica haitiana?

- Simplemente se trata del papel del amo. Un amo que cuidaba sólo las "migajas" que pueden sacar algunos de sus representantes a partir de una sobreexplotación de un país en ruinas. Pero un país que, por su ubicación geográfica, tiene cierta importancia geopolítica. Comparte la misma isla con la República Dominicana, se encuentra a escasos 77 kms. de Cuba socialista y a pocas horas de vuelo de Miami.

Estos dos países no hicieron esfuerzo alguno para aportar ayuda concreta. No lo hicieron en otras regiones más rentables para sus intereses económicos, no veo la razón que explicaría un comportamiento distinto en el caso haitiano.

A decir verdad, pienso que existió indiferencia hacia la tragedia que afecta a la gran mayoría del pueblo haitiano por parte de EE.UU. y de Francia.

· ¿Cuales son las fuerzas implicadas en la actual situación de enfrentamiento?

a) la oposición de la Plataforma Democrática.

b) La resistencia armada en "Frente de Resistencia Anti- Aristide".

c) Las fuerzas sociales que apoyan a Aristide.

- La Plata Forma Democrática es una especie de Frente Opositor formado por La Convergencia Democrática y el Grupo 184. Están unidos sólo en la búsqueda de la caída de Aristide, y pretenden manejar la transición después de la caída de Aristide.

En el seno de la Convergencia se destacan: la OPL (L'organisation du Peuple en Lutte) cuyo Coordinador General es el intelectual haitiano Gérard Pierre- Charles; la KONAKOM (Comité National des Congrès des Mouvements Démocratiques) dirigida por Víctor Benoit; y La KID (Convention de l'unité démocratique) dirigida por Evans Paul. Estas tres organizaciones políticas junto a la organización del socialista Serge Gilles tienen una tendencia socialdemócrata. También se encuentran ex duvalieristas como Hubert De Reconceray, etc. como expresión clara de la derecha haitiana.

El Grupo 184, se llama así porque sus dirigentes afirman que lo conforman 184 organizaciones: desde las patronales, pasando por las socioprofesionales, estudiantiles, sindicales, etc. Sería, digamos, una especie de representación de la sociedad civil de Haití. Sus dos principales figuras son: André Apaid Junior et Charles Henry Baker. Estos dos son abiertamente de derecha.

La Resistencia Anti- Aristide: ex militares, ex paramilitares, ex partidarios de Aristide y armados por éste. Esta formación militar es la amenaza mayor hasta ahora al poder de Aristide.

Aristide sigue gozando de un apoyo en el seno de los sectores más empobrecidos, sobre todo en la capital. Pero su popularidad ha disminuido enormemente en el resto del país. Esta última apreciación explicaría en parte la caída de distintas ciudades en el norte del Haití. También lo apoyan algunos banqueros.

La única organización que se reclama de la izquierda y que defiende hasta ahora a Aristide es el PPN (Partido Popular Nacional) cuyo dirigente máximo es Benjamin Dupuy.

· Colin Powell habló el 13 de febrero que no quería ninguna intervención militar a Haití y aparentemente defendió al mandato de Aristide. ¿Pero como se explica la actuación de EE.UU. en el sentido que tienen bloqueada la isla desde el 2000 de créditos?

- La estrategia aplicada por el imperialismo norteamericano en Haití se puede definir de la siguiente manera:

a) Siendo árbitro de la situación ya que tanto Aristide como la Plataforma Democrática, ambos apuestan a ganar la confianza de la administración Bush para vencer, Washington no tiene apuro.

b) Además como no existe peligro inminente del surgimiento de una dirección revolucionaria marxista, antiimperialista, etc. y como no están en peligro sus intereses directos, conviene no arriesgar rápidamente tropas en un año electoral en los EE.UU. Así hasta ahora, el imperialismo reaccionó verbalmente pero no actuó.

c) También habría que tener en cuenta la división que siempre existió en el seno del establishment norteamericano con respecto a la crisis haitiana y a la figura misma de Aristide. Hoy se pueden apreciar a dos grandes grupos:

- Uno que pretende sostener el gobierno de Aristide, pero sin gran entusiasmo y limitando al máximo su poder. De ahí el apoyo al Plan presentado por la CARICOM. Tirar luego algunas migajas para evitar el éxodo de boat people hacia la Florida.

- Otro que apunta a una especie de neutralidad, ya que triunfe quien triunfe no hay peligro "rojo".

· Han visitado durante dos días (13- 14 de febrero) una delegación de la ORIT/CIOSL, encabezada por su secretario general Víctor Báez. La ORIT ha denunciado al gobierno de Aristide de encarcelar a los dirigentes y activistas sindicales. ¿Que comentario das a esas consideraciones?

- Son hechos reales y comprobados por periodistas serios, organismos internacionales creíbles en ese sentido, etc. Es la prueba de un poder dictatorial que recurre cada vez más a la represión para mantenerse, ya que aparecen peligros serios de todos lados.

· La posición de Cuba ha sido prudente, en el sentido que no ha expresado más que su neutralidad, aunque hay 300 médicos en Haití. ¿Como han sido las relaciones entre estos vecinos durante el mandato de Aristide?

- Es un dato positivo a favor de Aristide, el haber reanudado el contacto o mejor dicho las relaciones con Cuba. En este sentido, esto favoreció al pueblo en materia de salud, educación y en otros aspectos importantes de la vida de la sociedad haitiana.

- Pienso que el gobierno de Cuba, consciente de la ideología y de la política de los principales actores que se enfrentan hoy, mantiene la neutralidad y prioriza su relación directa con el pueblo haitiano. Otra definición política de Cuba ha de provenir, supongo, de cambios sustanciales en la formación social haitiana.

· ¿Que importancia y influencia tiene la izquierda y el movimiento popular en Haití y cuales son las posibilidades de que surga un movimiento revolucionario en la actual etapa de la lucha política?

- La izquierda y el Movimiento Popular están viviendo el ocaso de una estrategia política equivocada, a mi humilde entender, desde la caída de la dictadura duvalierista el 7 de febrero de 1986. Es la consecuencia de enormes límites teóricos y prácticos. Insisto siempre en algo: el problema del país no es sólo Aristide como tampoco ayer era sólo de Duvalier, sino fundamentalmente el agotamiento y el posterior colapso de las estructuras del sistema de dependencia que hace falta destruir y reemplazarlas por otras superadoras capaces de resolver los problemas concretos de la gente. Al no plantearse como objetivo hacer la Revolución, optaron por colocar parches. Y en Haití esto significa suicidarse políticamente.

- En este contexto, las posibilidades de surgimiento en la actual etapa de la lucha política de un Movimiento Revolucionario, francamente las veo muy remotas. Para ello, hace falta la construcción de un verdadero Frente de Liberación Nacional para dejar de ser el furgón de cola de los proyectos del imperialismo y de las clases dominantes.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones