Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Contra la guerra en Irak

La mayor marcha de la historia británica

Por Isaac Bigio (*)
Información relacionada:
Repercusiones del Informe Blix - Por Isaac Bigio
El Informe Powell - Por Isaac Bigio

Rebanadas de Realidad - Londres, 16/02/03.- El 15 de Febrero 2 millones marcharon en Londres contra la guerra. Esta fue la movilización de protesta más grande de la historia británica. Ese mismo día hubo un numero similar de manifestantes en Italia y unas 300 movilizaciones se dieron simultáneamente en todo el globo.

La caminata londinense fue convocada por la Coalición anti-guerra (creada por la izquierda laborista y trotskista hace 2 años), la Campaña pro Desarme Nuclear y la Asociación Musulmana Británica.

Ken Livingstone, alcalde londinense, sostuvo que la masacre de gas sobre los civiles kurdos de Halabja (1988) fue denunciada sólo por la izquierda laborista cuando los conservadores y norteamericanos armaban a Hussein. Calificó a la actual administración estadounidense como la más corrupta y racista. Sostuvo que el principal peligro para la humanidad es el guerrerismo norteamericano, que posee el grueso de las armas de destrucción masiva.

El demócrata afro-americano Jesse Jackson cerró la concentración afirmando que era la más numerosa que haya habido en el mundo y que se debía ir por la paz y el desarme no violento de Irak.

La marcha fue heterogénea. El Daily Mirrow y los liberales aceptarían una guerra siempre y cuando fuera avalada por Naciones Unidas. Los pacifistas piden un desarme unilateral y una guerra para erradicar la pobreza mundial. Los anti-capitalistas plantean que para mejorar los salarios y las condiciones de vida hay que derrotar al imperialismo promoviendo protestas y revoluciones.

Dichas marchas se dieron al día siguiente que el informe de la Comisión Inspectora de Naciones Unidas en Irak dio cuenta que no hay pruebas que indiquen que dicho país posea armas nucleares y tal vez químico-biológicas. La mayor parte de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad cree que se debe seguir con las investigaciones y evitar una guerra prematura.

Este escenario ha puesto en difícil situación a los halcones anglo-americanos. Blair es quien más débil se encuentra. 91% del pueblo británico no avala una guerra unilateral y el grueso del partido laborista es hostil al acoplamiento que su dirección tiene hacia Bush.

A Blair se le ha criticado por que pudiera estar repitiendo el error de Thatcher quien desoyó las protestas del pueblo cuando impuso el impuesto municipal. Por eso cayó. Si Blair persiste en ir hacia una acción militar unilateral corre el riesgo de poder dejar el su premiarato.

(*)Isaac Bigio: analista internacional, especialista en zonas de conflicto; profesor en la London School of Economics & Political Sciences, donde obtuvo grados y postgrados. En 1998 recibió los Premios a la excelencia de Dillons (Waterstone), la mayor librería inglesa y el EH Carr del departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales (Aberyswyth), el primer departamento de dicha disciplina en el mundo. En la actualidad realiza análisis internacionales y colabora en la BBC, El Comercio, La Opinión, Noticias, CNI, Grupo de Diarios de América y numerosos decanos de la prensa Ibero Americana. Rebanadas de Realidad publica a Isaac Bigio, por gentileza del autor.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones