Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Cultivo de coca en Colombia durante el año 2002

Traducción extraoficial de un comunicado de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (ONDCP), que da cuenta de una reducción substancial en la superficie destinada al cultivo de la coca en Colombia

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Informaciones relacionadas:

Según un nuevo informe de la JIFE, las drogas ilícitas perjudican el crecimiento económico - Por Judy Aita

Guía de artículos sobre coca, drogas, narcotráfico y lavado de dinero

Rebanadas de Realidad - Washington, D.C. 27/02/03.- El estimado anual del cultivo de coca en Colombia ha quedado completado. Luego de alcanzar un máximo en 2001, el cultivo y producción de coca cayó substancialmente en 2002. El estimado de hoy provee una "instantánea" anual y refleja primordialmente las políticas de control de la coca en vigor durante los primeros tres trimestres del año, bajo el anterior gobierno colombiano. Datos adicionales demuestran el impacto de las políticas de erradicación más vigorosas que comenzaron en agosto bajo el gobierno entrante de Uribe. Estas políticas se aplican ahora en toda la nación.

El estimado de los cultivos de coca se llevó a cabo usando sistemas de alta resolución y de imágenes por satélite comercial y empleando técnicas de muestreo similares a las utilizadas para estimar cultivos agrícolas en Estados Unidos. Los análisis de las imágenes recibidas de satélites indican que el cultivo de coca en Colombia llega a 144.450 hectáreas, 25.350 menos que en 2001, lo que representa una disminución total del 15 por ciento. El nivel de cultivo de coca anunciado hoy tiene un potencial máximo de producción de cocaína pura de 680 toneladas métricas. La cifra potencial máximo de producción se calcula presumiendo que toda la coca identificada está madura y que cada campo produce la máxima cantidad de cosechas anuales.

Para desbaratar la producción de cocaína en Colombia, el Departamento de Estado de Estados Unidos, junto con la Policía Nacional colombiana, llevó a cabo un esfuerzo de erradicación aérea que totalizó la cifra récord de 122.695 hectáreas rociadas en 2002. El estimado "instantáneo" de cultivos no tiene en cuenta aproximadamente 40.000 hectáreas de coca rociadas después de que, mediante satélites, se tomaron fotografías efectivas. Cuando se ajusta a la efectividad del rociado con herbicidas, el efecto potencial de la erradicación aérea en 2002 en la producción futura de cocaína se estima en más de 650 toneladas de cocaína pura. Estas cifras captan la mejora radical atribuible a las actividades para controlar la producción de coca que comenzaron en agosto con la asunción del presidente Uribe. Si el gobierno de Colombia continúa erradicando la coca al mismo nivel demostrado entre agosto y finales de 2002, aumentará considerablemente la presión sobre los productores y empujará hacia abajo el incentivo económico de plantar coca.

"Nuestros esfuerzos antidrogas en Colombia rinden ahora dividendos, y creemos que esto representa un punto crítico", dijo John Waiters, director de Política Nacional de Control de Drogas. "El tráfico de cocaína es una industria criminal que hay que volver económicamente improductiva y romperla atacando sus puntos vulnerables. Destruir este producto ilegal en su fuente es una manera sumamente efectiva de quebrar el mercado de la droga. Junto con el gobierno de Colombia, vamos alcanzando nuestro objetivo de eliminar el tráfico de cocaína, como resultado de lo cual defendemos el imperio del derecho y apoyamos la democracia. Los indicios iniciales apuntan a que la erradicación aérea bajo el presidente Uribe ha sido sumamente efectiva. Vemos pruebas de tensión en la industria de la cocaína colombiana. Algunos agricultores abandonan el cultivo de la coca en las principales zonas de producción, y hay indicios preliminares de que la pureza de la cocaína disminuyó en Estados Unidos en conjunción con los esfuerzos de erradicación efectivos. Creemos que nuestro esfuerzo renovado para reducir la demanda de drogas ilegales en Estados Unidos ofrece ayuda adicional a Colombia. Esperamos con entusiasmo ayudar al presidente Uribe mientras trabaja para brindarles seguridad a todos los colombianos y reducir la amenaza terrorista que su país encara actualmente de parte de los traficantes de drogas".

FUENTE: Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. / Web.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones