Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

El Hizbolah libanés

Por Isaac Bigio (*)
Información relacionada:
Otras notas de Isaac Bigio

Rebanadas de Realidad - Londres, 16/04/03.- Los EE.UU. acaban de declarar que Siria es el nuevo enemigo. Una de las razones que dan es debido a que éste apuntala a grupos terroristas. El más peligroso es el Partido de Dios: Hizbolah. Estese ha convertido en el partido más estructurado del Líbano poseyendo una red de hospitales, colegios y gobiernos locales. Tiene su propio canal satelital quien transmitió la guerra iraquí atacando a los anglo-americanos y su prédica tiene particular ascendencia entro de los árabes chiítas (un 60% de la población iraquí)así como dentro de la única oposición anti-Saddam armada en el sur de Irak.

Su historia es poco conocida y muchas otras fuentes, como el conservador The Economist británico, lo ven como un modelo de grupo armado que se ve integrando al legalismo parlamentario.

Este nació impulsado por el clero chiíta después de dos importantes acontecimientos que cambiaron al medio oriente: la invasión israelí del Líbano (1978) y la revolución iraní (1979). En 1975 una guerra civil fue provocada por que los mahometanos (incluyendo los refugiados palestinos) se habían convertido en la mayoría y cuestionaban que el poder siga en manos de los cristianos maronitas pro-occidentales.

Tradicionalmente el partido que había representado a los chiítas en el Líbano era Amal, el mismo que realizaría cruentas batallas contra la OLP de Arafat. En 1984, dos años después de la masacre de Sabra y Shatila y del arribo de 1500 guardias revolucionarios iraníes, el Partido de Dios salió a la luz. Algunos de sus componentes han estado asociados con el mega-atentado de 1983 donde 240 marines estadounidenses perdieron la vida.

La inicial razón de ser del Hizbolah es la de luchar contra Israel y contra sus aliados del Ejército del Sur del Líbano. Los combatientes del Hizbolah conseguían la protección de la población civil chiíta en emboscadas contra las tropas enemigas llegando a patrocinar el empleo de atacantes suicidas contra blancos militares. El Hamas palestino y los perpetradores del 11 de septiembre retomarían esas acciones "kamikazes" pero empleándolas contra civiles.

El Partido de Dios libanés reivindica que ha tenido más de 1,300 'mártires' en esa lucha y que es el único movimiento árabe que ha logrado derrotar a los sionistas. Hace dos años las FFAA israelíes se retiraron del Líbano.

En 1989 Hizbolah suscribió junto al resto de los partidos libaneses el acuerdo de Taif con el cual se empezaría a poner fin a la guerra civil. Desde entonces este movimiento se ha ido incorporando al sistema parlamentario. De los 129 congresistas libaneses 8 pertenecen al Hizbolah y 4 a fuerzas islamistas similares. De acuerdo al profesor Norton éste se ha convertido en el 'más efectivo y eficiente partido en Líbano' contando con 'una red social extremadamente impresionante'. Hizbolah cuenta con numerosas estaciones de radio así como de TV, escuelas y centros de salud. Sus hospitales tienen la reputación de ser mejores que los nacionales y estar abiertos a pacientes no chiítas.

El Partido de Dios ha venido operando una evolución ideológica. Inicialmente no aceptaban al Líbano como una entidad separada pues quería formar una gran república de todo el Islam. Postulaban un gobierno de los juristas religiosos que trascendiese los bordes creados anteriormente por las potencias coloniales. Su emblema son sus siglas en árabe con un puño que agarra un fusil, un libro y una espiga. Tanto su simbología como su discurso anti-imperialista y su base social plebeya hacen que Hizbolah pudiese aparentar afinidades con otros movimientos insurgentes tercermundistas. Sin embargo, Hizbolah no es ni marxista ni socialista. Combina posiciones anti-colonialistas, proteccionistas y asistencialistas con fundamentalismo religioso y elementos de conservadurismo social.

Su líder es Sheikh Hassan Nasrallah, quien en 1992 remplazó en esa labor a Sheikh Abbas Mussawi, después que éste fue asesinado por las FFAA israelíes. Inicialmente se especula que Irán les subvencionaba con $500 millones anuales pero que dicha contribución ha bajado y Hizbolah ha empezado a crear otras fuentes de financiamiento. Es posible que sus grupos armadas agrupen a 20 ó 25 mil hombres.

Hizbolah ha tratado de ganar aliados dentro de las comunidades cristianas, sunnita o drusa del Líbano, pero no entre los hebreos. Tiende a concebir a Israel como un todo malo en el cual no ve mayor distinción entre los judíos de todas las clases y orígenes étnicos.

La moderación y liberalización del régimen de los ayatolas iraníes ha influido sobre sus camaradas del Hizbolah, quienes hoy se inclinan a aceptar al Líbano y plantean que ellos no buscan la islamización forzosa del resto de la población sino el respeto a otros credos y una gradual influencia o conversión.

Hizbolah tiende a ser aceptado por las diversas élites libanesas y por Siria quienes le ven como un movimiento que está contribuyendo al nuevo orden libanés. El Partido de Dios se viene cuidando de no atacar a los EE.UU. sino únicamente a Israel. Es mas, Hizbolah públicamente condenó los actos del 11 de septiembre.

Hizbolah, sin embargo, abiertamente impulsa la segunda intifada. Sus estaciones que son captadas hasta en Europa promueven la lucha armada contra la 'entidad sionista'. Las últimas acciones de comandos del Hamas contra blancos militares israelíes se dicen han venido siendo inspiradas o tal vez asesoradas por Hizbolah.

En la guerra iraquí Hizbolah mostró su total oposición a la invasión pero planteó que no iba a enviar voluntarios a Irak. Saludó la caída de Hussein y ahora se liga a grupos chiítas en torno al Conejo Supremo de la Revolución Islámica Iraquí, la única fuerza chiíta que tenía miles de combatientes contra Saddam.

Al atacar a Siria, los EE.UU. tratan de cortar las alas a Hizbolah, el mismo que tiene mucho prestigio dentro de los palestinos radicales y de los chiítas iraquíes, sectores a quien Washington necesita apaciguar.

 
(*) Isaac Bigio es un analista internacional formado en la London School of Economics & Political Sciences. En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales, él ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica, y ha enseñando. Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales. Ha pasado por las aulas del Instituto Europeo, la Escuela de estudios Asiáticos y Orientales, la escuela de Estudios Eslávicos y Europeo Orientales así como en otras dependencias de la Universidad de Londres. Sus artículos han sido publicados en unos 200 medios en 5 continentes. En 1998 obtuvo 2 Premios significativos: el de la Excelencia de Dillons-Waterstone (la mayor librería británica), y el E.H. Carr del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales, Aberyswyth (el primer departamento de dicha disciplina en el mundo). Rebanadas de Realidad publica a Isaac Bigio, por gentileza del autor.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones