Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
  EUA - Inmigrantes: portadores sanos del mal
  Por Carlos M. Duré
 

Buenos Aires, Agencia SICLA, 27/10/02.- Información difundida en Estados Unidos el 27/10/02 dice que hay 2.5 millones de colombianos "desplazados", es decir, migrantes fugitivos de la guerra que no logran asentarse en ningún sitio aunque tiendan a converger en las grandes ciudades.

Colombia, entonces, se suma a Somalía, Angola, Congo y Etiopía donde este fenómeno es particularmente grave.

Este problema salta al primer plano nuevamente pues no pudo evitarse en el Foro Económico Asia-Pacífico (APEC) que se realiza en Cabo San Lucas, México pese a que el tema principal de la agenda son tratados de Libre Comercio (TLC).

El convenio económico entre el país anfitrión y Japón quedó rápidamente desteñido por los tironeos entre Fox y Bush por la situación de 4 millones de mexicanos que cruzan la frontera México-EUA para trabajar formal o informalmente.

Si bien EUA venía acentuando su política anti inmigratoria desde años atrás, el ataque del 11 de septiembre lo llevó al paroxismo.

Tan lejos ha llegado el departamento de migraciones de EUA, que hasta la detención del famoso francotirador parecía imposible sin su ayuda. Los escasos testigos que eventualmente podían aportar pistas eran hispanos ilegales. El gobierno debió prometerles cierta inmunidad excepcional para que colaboraran con el FBI y Migraciones, organismos que les inspiraban más miedo que el propio asesino.

Estados Unidos no acierta a determinar si los migrantes son portadores sanos de terrorismo o si son potenciales colaboradores para su detección.

El presidente Fox había interpretado este hecho excepcional como una amnistía que podría extenderse a todos los mexicanos corrigiendo los acuerdos de seguridad del 11 S.

Los países asiáticos señalaron puntualmente la contradicción seguridad-libre comercio. Japón es un país particularmente molesto por la estrategia militar de EUA no sólo en América sino en Asia. La presencia de marines en Filipinas y Corea del Sur sin duda estorba el fluir comercial de Tokio en su propia región. Los acuerdos con México amplían la superficie interferida por EUA de los intereses japoneses.

Japón se vio perjudicado por la emigración de maquilas (empresas armadoras norteamericanas en el norte de México) a Vietnam y Tailandia aprovechando el menor costo laboral. Aunque, para ser ecuánimes, Japón obtendría algún beneficio poniendo maquilas japonesas con salario mexicano.

De todas maneras, 4 millones de mexicanos más 2.5 colombianos pronostican una bolsa de trabajo barato y una situación de inseguridad para EUA y sus epígonos imposible de controlar. A ese fenómeno se lo conoce desde los 80 como cuarto mundo.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones