Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA

Tenemos la SEGURIDAD de que la droga avanza

Por Claudio Izaguirre (*)

Rebanadas de Realidad - Ciudad de Buenos Aires, 13/08/07.- La única seguridad que tenemos los ciudadanos es que la droga sigue avanzando e instalándose en todos los rincones de la República.

Aunque las encuestas dicen que un 25% de la población está preocupada por el tema de la seguridad, la sensación es que el 90% de los argentinos vivimos con ésta preocupación, el 10% restante son políticos y quienes viven de la teta del estado que callan por conveniencia, aunque algunos terminan en los hospitales por los “efectos colaterales no deseados” de la política actual.

La inseguridad es un subproducto de la venta y el consumo de drogas, donde se mezclan los vendedores y sus protectores, los adictos enloquecidos por el consumo y los vecinos aterrados.

Los vecinos aterrados no denuncian, no hacen piquetes, ni exigen a las autoridades que hagan su trabajo, no permiten hacer prevención de drogas en las escuelas porque allí van los hijos de los vendedores y temen represarías. El miedo los paraliza, mientras los narcos siguen avanzando impiadosamente.

Los ciudadanos salen a las calles cuando matan a un vecino, con protestas que permanecen el tiempo que dura el flash de las cámaras fotográficas de algún diario local, para luego con amargura y terror volver a sus casas.

Los vendedores minoristas de drogas se sienten los dueños de los lugares donde habitan, sabiéndose protegidos por políticos o policías. Por años siguen con su negocio mientras los adolescentes se sumergen bajo los influjos de las substancias, dejando en ese camino la tranquilidad, la felicidad, el cerebro y finalmente la vida.

La justicia aporta desde sus estrados inmaculados la libertad de los vendedores de drogas por “inconvenientes jurídicos”, mientras procesan a los policías que tuvieron el tupé de encarcelarlos.

Los mercaderes de la muerte, son considerados por algunos hombres que ostentan el poder político como “desocupados que encuentran en la venta de drogas una forma de autoabastecerse pecuniariamente”. Estos mismos señores intentan inculcar en la población que lo mejor es despenalizar las drogas.

Si el ciudadano protestara con igual fervor sobre las drogas, como lo hace cuando el camión de residuos no ha pasado por su domicilio para llevar la basura, hace tiempo que las drogas habrían pasado a ser una preocupación mínima.

La falta de campañas preventivas en medios nacionales sostenidas en el tiempo es una de las necesidades urgentes, pero SEDRONAR tiene un presupuesto total para éste punto de CERO PESOS, no hay decisión desde el Estado de controlar el espacio aéreo, hay libre circulación en las fronteras y el país carece de espacios gratuitos de atención al adicto, mientras adolescentes mueren por el consumo de drogas en accidentes, por sobredosis o mezclas de distintas substancias.

Los consumidores de drogas como el PACO, sienten especial placer al interrumpir la vida de quien tiene alguna cosa de valor, que les permita acceder a la próxima dosis.

La inseguridad va de la mano de la gran oferta de drogas que fornica con los poderosos aumentando sus cuentas bancarias y destruyendo a los ciudadanos.

Ahora Aníbal FERNANDEZ se encamina al Ministerio de Justicia, intentando obtener los éxitos que no logro desde el Ministerio del Interior. Él estaba orgulloso de la detención de un narcotraficante apresado en su vivienda de Puerto Madero, el sector más opulento de la Capital de Argentina, ahora la Sala I de la Cámara Federal de La Plata lo dejó libre de culpa y cargo porque había sido mal tomada la declaración indagatoria.

Es decir los jueces despenalizadores traicionaron al ministro político del presidente, a quien le vendieron como solución la despenalización de los vendedores minoristas y la “reducción de daño” como solución a la gran cantidad de adictos que sufren en nuestro país.

(*) Presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina, Miembro de ONU DC; Delegado por Argentina ante la Drug Watch International, Entidad Afiliada a EURAD (Europa Contra las Drogas), Estados Unidos 1312 Capital Federal - 4942-1789 y 155 132 8916 / Web - Correo

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones