Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN JUDICIAL ARGENTINA

Paro nacional de judiciales el 17 de agosto

Acto en el Ministerio de Justicia de la Nación.

Rebanadas de Realidad - FJA, Buenos Aires, 16/08/07.- Más de 30.000 trabajadores de los Poderes Judiciales de las provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires protagonizarán mañana una Paro Nacional, actos y movilizaciones en cumplimiento de lo resuelto por el Plenario de la Federación Judicial Argentina, aprobado por todas sus filiales.

El 17 de agosto a las 13.30 se realizará un acto frente al Ministerio de Justicia de la Nación (calle Sarmiento entre Reconquista y 25 de Mayo) con delegaciones de todo el país para reclamar la democratización de la relación laboral en los Poderes Judiciales mediante una ley que garantice la elaboración en paritarias del Convenio Colectivo de Trabajo del sector, que incluya la distribución equitativa del ingreso, cumpla el principio constitucional de "igual tarea, igual remuneración", restituya la porcentualidad salarial con enganche nacional y la plena vigencia del 82% móvil para los jubilados.

El paro nacional pretende reflejar los conflictos del sector por ausencia de la normativa que se reclama. Sólo a manera de ejemplo decimos que hay provincias como Santa Cruz, que cumple un paro de cuatro días desde el 14 de agosto; o Corrientes, donde desde hace dos meses desarrollan asambleas y paralización de tareas; o Entre Ríos con paros por 24 horas; o La Rioja donde desde principio de año el conflicto se acrecienta porque el Ejecutivo provincial viola la Constitución negándose a aplicar una ley que significa mejoras salariales; o Misiones donde se lucha por incorporar al sueldo un 80 % pagado "en negro"; o Buenos Aires que se moviliza contra la oposición de la Corte provincial a discutir en paritaria la normativa propia del Convenio Colectivo como las condiciones de trabajo y salariales. Y en todos los Poderes Judiciales se verifican estos conflictos.

¿Por qué paramos?

-Porque a los trabajadores del Poder Judicial se nos niega el derecho a una paritaria nacional para lograr nuestro Convenio Colectivo de Trabajo. Reclamamos, por lo tanto, una ley que garantice este derecho y todas nuestras justas reivindicaciones, que en algunas provincias son compartidas por las Asociaciones de Magistrados.

-Porque en el Poder Judicial, que debería velar por la aplicación irrestricta de las normas legales y constitucionales, hay provincias donde siguen pagando sumas no remunerativas, lo que comúnmente llamamos "pagos en negro", afectando los derechos de los trabajadores no sólo a un salario digno sino también a una jubilación acorde al trabajo desarrollado; a la vez que reducen drásticamente la posibilidad de financiamiento de las cajas de previsión y las obras sociales.

- Porque por igual tarea percibimos salarios muy dispares en todo el país, no acordes con la responsabilidad del trabajo que realizamos y en muchos casos por debajo de lo necesario para satisfacer las necesidades básicas. Continúan vigentes en la mayoría de las provincias, disposiciones nefastas del credo neoliberal impuesto durante el menemismo, como la suspensión en 1989 de la "porcentualidad salarial con enganche nacional", que es una conquista histórica de los trabajadores lograda en el año 1975 – conculcado por la dictadura en el '76 y recuperada en democracia en 1983-, por la cual se asignan proporcionalmente los salarios de todos los trabajadores de la Justicia en relación a la máxima remuneración de los magistrados y respeta el principio de igual tarea, igual salario.

-Porque tenemos derecho a la vigencia del 82% móvil para los jubilados. Hay provincias donde más del 30% del personal incluyendo a funcionarios y magistrados, está en condiciones de jubilarse y no lo hacen porque, con salarios "en negro" y sin el 82% móvil, recibirían una jubilación con la cual sería imposible sobrevivir.

- Porque es necesario que la Nación refuerce los Presupuestos cada vez más exiguos que los Estados provinciales destinan al Poder Judicial. Mientras los expedientes se multiplican a consecuencia de la crisis social y económica, y ante el clamor de la sociedad por justicia, el plantel de trabajadores judiciales no aumentó proporcionalmente; muchas veces debemos trabajar en edificios viejos, obsoletos y carentes de elementales condiciones de salubridad y creció de manera alarmante el caso de trabajadores bajo atención médica o psicológica por estrés y exceso de tareas.

-Porque para enfrentar la sobrecarga de actividad en el Poder Judicial deberían crearse más organismos que atiendan las causas de trámite cotidiano para que, por ejemplo, Tribunales como el que juzga a Von Wernich, puedan dedicarse exclusivamente a los juicios contra los genocidas violadores de los derechos humanos.

-Porque, en lugar de elevar presupuestos y cubrir cupos faltantes de personal y de organismos que hagan posible la justicia que el pueblo reclama, se insiste en aplicar una "reforma judicial" que significará más flexibilización, más rapidez en condenar a los más pobres; más impunidad o "seguridad jurídica" para aquellos delincuentes de guante blanco, para la politiquería corrupta y los empresarios que han vaciado al país. La reforma del sistema judicial debe hacerse -previa consulta con todas las organizaciones afines, de trabajadores, los movimientos sociales y de derechos humanos- para democratizarlo.

CONTACTOS DE PRENSA:

JORGE IZQUIERDO Sec. Gral. 0299 155041369
VICTOR MENDIBIL Cosec.Gral 011 1551651058
JOSE LUIS RONCONI Sec. Prensa 0297 154136665
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones