Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS - MÉXICO / La Opinión - Los Ángeles / Web

Camiones mexicanos son un peligro dicen sindicatos

Rebanadas de Realidad - La Opinión, WASHINGTON, D.C. (AP).- El ingreso de camiones mexicanos de carga a puntos en territorio estadounidense cada vez más alejados de la frontera con México "es una verdadera ruleta rusa en nuestras autopistas", dijo ayer el presidente de la principal federación sindical de camioneros de Estados Unidos.

"Al conceder acceso a la infraestructura de transporte estadounidense a compañías extranjeras y sus respectivos gobiernos sólo se está arriesgando nuestra seguridad nacional", dijo Jim Hoffa, máximo dirigente de la organización conocida como los teamsters.

El ingreso fue anunciado ayer por la secretaria de Transporte, Mary Peters, en El Paso, Texas, desde el Puente de las Américas que conecta esa ciudad con Ciudad Juárez, Chihuahua, México.

Actualmente, la carga es transportada hasta la frontera por camioneros mexicanos y allí es transferida a camiones estadounidenses para seguir a su destino en Estados Unidos o Canadá.

Hoffa señaló que el gobierno mexicano se ha resistido a mejorar los patrones de seguridad de sus camiones y ahora el presidente George W. Bush "los está premiando con un acceso irrestricto".

"El público estadounidense que maneja por las carreteras pagará las consecuencias", dijo.

En el pasado, los teamsters, que no sólo agremian a transportistas, han expresado también su preocupación por el hecho de que no todos los camioneros mexicanos saben inglés como para entender las señales o una emergencia en las carreteras, y porque sus salarios son bajos.

Los transportistas mexicanos han refutado las acusaciones en Estados Unidos.

Peters dijo que el programa "profundizará nuestro comercio con México y mantendrá nuestras carreteras seguras".

El acceso de los camiones mexicanos a las autopistas estadounidenses debió haberse hecho a comienzos de la década en cumplimiento del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México, Estados Unidos y Canadá. Empero, la implementación del acuerdo fue bloqueada por los sindicatos, legisladores y activistas de la seguridad vial.

Los camiones mexicanos que ingresen a territorio estadounidense no podrán transportar material peligroso para la seguridad de las personas o de los bienes que lleven, según las reglas establecidas por el acuerdo.

El Departamento de Transporte informó que se espera el ingreso del primer camión mexicano en unos 60 días.

La senadora Patty Murray, presidenta del subcomité para el Transporte, de la Cámara de Representantes, anunció para el 8 de marzo una audiencia a fin de determinar si procede o no el anuncio de la secretaria Peters.

Gentileza del diario La Opinión.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones