Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

Disputa a causa del agua

Cuestionan proyecto de Arnold Schwarzenegger para remediar la escasez .
Por Claudia Núñez
Aliados. El gobernador y Paul Rodríguez buscan cómo traer más agua a California. (Chris Martinez/La Opinión)

Rebanadas de Realidad - La Opinión, Estados Unidos, 25/07/07.- La noticia de que California enfrenta una crisis de escasez de agua, ha mantenido en vilo la atención de los residentes de todo el estado, pero muchos aún se cuestionan si la solución al suministro de agua estará realmente en la construcción de presas y canales como busca el gobernador del estado, Arnold Schwarzenegger.

El Plan Integral de Agua que presentó el gobernador y que fue rechazado en abril por los legisladores del estado contempla como inversión principal la construcción en el norte del estado de dos centros de almacenamiento de agua a un costo de 4,500 millones de dólares y la edificación de canales para distribuir el agua a las zonas urbanas del sur de California.

"Estoy de acuerdo con el gobernador de que hay que hacer algo, pero no creo que construir dos presas allá por Fresno sea la solución. Eso le ayudará a los que viven en Los Ángeles o a los agricultores del Valle Central, pero se desvía del problema principal que es buscar soluciones para todos los residentes por igual", comentó Darell Foss, propietario de un rancho ganadero que se ubica en los límites del condado de Riverside, zona declarada en estado de emergencia por la sequía.

En los últimos días, el gobernador Schwarzenegger ha recorrido el estado advirtiendo a legisladores y activistas comunitarios que California sufrirá una crisis en el suministro de agua si en este momento no se toman acciones pertinentes.

Para el mandatario esas acciones y la solución al desabasto de agua es su propuesta SB59, la cual contempla un bono de 6,000 millones de dólares para la construcción de presas, canales y bodegas de almacenamiento de agua.

Sin embargo, expertos en conservación y suministro de agua coinciden en que la construcción de almacenes de agua sólo mermaría los fondos del estado y no aliviaría el problema mayor que radica en buscar alternativas para generar el vital liquido. La solución dicen, es invertir en programas inteligentes.

"No hay duda de que las presas y los canales ayudarían, pero con el sobrecalentamiento de la Tierra que produce menos lluvia, menos heladas y bajas en los niveles de los ríos, entonces, ¿cuál sería el agua que se guardaría en esos lugares? ", señaló Dennis Pettenger, ambientalista y miembro de la División de Recursos Agrícolas de la Universidad de California (UC).

Para este experto, programas como el reciclaje de agua, la desalinización del agua de mar y modernización de los sistemas de distribución residencial, podrían significar la salida a la crisis hídrica que vive el estado.

"Tenemos que buscar formas de salvar y generar el recurso del agua de una manera ambiental, no sólo buscando extraer más agua de los ríos y mantos acuíferos. Ésa no es la solución total", apuntó.

Rick Van Bruggen, experto de la Sociedad Americana de Ingenieros para los Recursos del Agua (AAWRE), hizo hincapié en que construir las plantas de almacenaje que busca el gobernador requerirá un gran consumo de energía para su operación y el traslado del agua de las presas hacia las zonas urbanas, por lo que que esta medida podría destapar otro problema peor.

"No se ha hablado de qué plantas suministrarán la energía a las presas para extraer y distribuir el agua. Si se está abordando el ahorro de los recursos naturales entonces también se debe hablar del ahorro de energía. Antes de hacer decisiones sobre cómo invertir millones de dólares se deben estudiar el costo y los beneficios. No es viable construir presas sin una fuente de energía alterna", destacó.

La Coalición Latina por el Agua, discrepó de las recomendaciones hechas por los ambientalistas, pues según esta organización el buscar medidas de menor impacto ambiental sólo retrasa y agrava una crisis casi insostenible para California.

"Debemos entender que el proyecto del gobernador es el único proyecto que tenemos para comenzar a darle solución al problema del agua... ¿Es perfecto? No. ¿Hay deficiencias? Sí, pero es lo único que tenemos y es necesario empezar ya. El gobierno es muy lento en la aprobación de fondos, estamos hablando de 10 años para que se construyan las presas y si no empiezan de una vez en el futuro vamos a tener problemas catastróficos. Estamos en un desierto que sobrevive de agua importada", comentó Paul Rodríguez, actor y comediante latino que preside la Coalición Latina por el Agua.

Estudios recientes indican que entre los años 2000 y 2006, el sur de California dependió en más del 60% del suministro de agua importada. El Distrito de Agua Metropolitano del Sur de California declaró que recibió del río Delta el 36% de su suministro total y el 20% del Río Colorado, que lleva ya ochos años consecutivos en condiciones de sequía.

"Ahora, nuestro sistema de agua está extremadamente vulnerable, no hemos construido una infraestructura de almacenaje de agua en más de 30 años y durante ese tiempo nuestra población creció de 20 a 37 millones. Debemos resolver los problemas de agua de California no sólo para hoy, sino para los 40 próximos años" señalo en rueda de prensa el gobernador.

Sumado a la falta de infraestructura el mandatario apuntó que el crecimiento poblacional amenaza con agravar la situación pues en los próximo 20 años la demanda de agua aumentará en un 30%.

"Nuestros legisladores tienen la responsabilidad de asegurar el agua potable para nuestra gente y la obligación de construir presas para almacenar el agua para todos. Hay muchos argumentos sobre este tema pero estoy convencido de que todos podemos trabajar juntos para solucionar esta situación", agregó.

Sin embargo, para Jenny Oropeza, senadora del Distrito 28, la idea de conservar el agua no está en disputa, son los métodos que busca el gobernador lo que los legisladores no apoyan, dijo.

"Entendemos que la población está creciendo, que el clima está cambiando y que necesitamos hacer algo, pero debemos hacerlo de una manera que sea segura para el medio ambiente y no apoyo necesariamente el proyecto del gobernador. No creo que sea la mejor solución", apuntó.

De llegarse a un acuerdo y aprobarse esta propuesta por ambas cámaras la medida pasaría a manos de los votantes quienes decidirían el destino de este proyecto antes de las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Cabe destacar que aunque ya se disputan más recursos para el agua, hasta el momento el gobernador y los legisladores aún no han determinado cómo emplearán el fondo de 918 millones que los californianos aprobaron el año pasado para la conservación del agua.

EN CORTO

$4,500 millones en el desarrollo de dos presas de agua en el norte del estado.

$1,000 millones para la restauración de los diques de seguridad del río Delta.

$250 millones para apoyar proyectos de restauración en los ríos de Klamath, San Joaquín y Sacramento y el proyecto de Salton Sea.

$200 millones para subsidiar programas de conservación de agua para familias en todo el estado.

Gentileza del diario La Opinión.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones