Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

Hay pobres fuera de las estadísticas

Las cifras dicen una cosa, la realidad en California dice otra.
Por Nelly Apaza Retamoso

Rebanadas de Realidad - La Opinión, LA y California, 29/08/07.- California es uno de los estados con menores índices de pobreza, según datos oficiales de 2006.

En efecto, según la Encuesta de la Comunidad Americana (ACS) 9.7% de los residentes del Estado Dorado viven en los niveles de pobreza.

En la misma muestra, los datos de 2005 indican que 10.3% de los habitantes de California estaban en el nivel de pobreza.

Las cifras, que globalmente hablan de una mejor economía y bienestar para las familias residentes en la Unión Americana, reflejan una realidad un tanto diferente para quienes viven en California y en Los Ángeles, según organizaciones dedicadas a estudios y análisis de políticas públicas.

Por ejemplo: The California Budget Project (CBP) realizó su propio estudio de las cifras dadas a conocer por la Oficina del Censo y advierte que, si bien la pobreza ha disminuido en el estado en un punto porcentual para todos los grupos étnicos, estadísticamente no es muy significativo.

En el caso de los niños californianos, por ejemplo, CBP destaca que más de 1.7 millones (18.1%) conforman las familias que tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza.

No es una gran reducción de la condición de pobreza, comparado con 2005 cuando el índice fue de 18.5%.

El análisis de esta organización afirma que la pobreza sigue todavía muy alta, como lo fue en 2001.

Con referencia a Los Ángeles, Jessica Goodheart, directora de investigación de Los Ángeles Alliance for a New Economy (LAANE) no es muy optimista con los números dados a conocer por la Oficina del Censo.

"El reporte nos dice que la tercera parte de los trabajadores de tiempo completo en el condado de Los Ángeles perciben un ingreso menor a 25 mil dólares anuales y que el 20% de los niños angelinos están en extrema pobreza", dijo a La Opinión.

"La encuesta es menos alentadora para hogares latinos y afroamericanos", agregó Goodheart.

Dijo que por cada anglosajón en situación de pobreza hay tres latinos o afroamericanos pobres.

La investigadora sostuvo que un trabajador promedio de Los Ángeles tiene un salario 9% inferior al de su similar de California y del país.

De eso puede dar fe Édgar Sánchez, propietario de un camión de carga que presta servicio a una compañía subcontratista del puerto de Long Beach.

"Cómo se puede vivir con un ingreso de 25 mil dólares al año? ¿Cómo se puede mantener una familia con tres hijos en edad escolar con ese ingreso?" Se pregunta Sánchez, cuando se le informa que la pobreza en el país disminuyó.

Recuerda que hace 12 años cuando comenzó su propio negocio con su camión de carga, su situación económica parecía promisoria.

"Ahora el puerto [de Long Beach] recurre al tren para transportar la carga y el trabajo para nosotros ha disminuido. Desde el año pasado todo ha cambiado para los subcontratistas", agregó.

Su esposa sufre de presión alta y, como es trabajador independiente, sus bajos ingresos no le permiten tener seguro médico.

Para sus tres hijos que van a la escuela gastó más de 250 dólares en útiles escolares. Si se enferman, los niños van al California Hospital y él paga las medicinas.

"Los que hacen esas encuestas deben visitar zonas de Long Beach y del sur de Los Ángeles para que vean que allí la pobreza no es menos sino que ha aumentado".

Jessica Goodheart reafirmó que en Los Ángeles no se puede hablar de buenos ingresos económicos si el trabajador no puede darle una vida decente a su familia.

"La guía federal para delimitar la línea de pobreza para una familia de cuatro personas [padres y dos hijos] es de 20 mil dólares. Ese criterio no es tan válido porque significaría que si alguien gana 21 mil dólares deja de ser pobre y eso no es cierto", explicó.

Gentileza del diario La Opinión.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones