Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

Desempleo aumenta en el país

La tasa llega a 5%, informa el Departamento del Trabajo; se teme recesión.
Por Jeannine Aversa, Associated Press

Rebanadas de Realidad - La Opinión, WASHINGTON, D.C., 05/01/08.- Los empleadores cautelosos dejaron de contratar personal y subieron la tasa de desempleo a 5% en diciembre, récord de los dos últimos años, una señal de que la economía puede caer en recesión. El presidente George W. Bush estudió con sus asesores económicos la posibilidad de un paquete de rescate, incluyendo un recorte de impuesto.

Rodeados de incertidumbre, el gobierno y los empleadores privados añadieron el mes pasado la cantidad más baja de nuevos empleos a sus nóminas en más de cuatro años. De hecho, el empleo en empresas privadas bajó. El informe del Departamento del Trabajo, divulgado ayer, proporcionó pruebas de una economía que atraviesa grandes dificultades debido a la crisis inmobiliaria y crediticia.

Las decepcionantes cifras del desempleo enviaron a Wall Street en caída, causando que la Casa Blanca adoptara una estrategia para minimizar los daños, y comenzó con el juego de adjudicar culpas, mientras los republicanos y demócratas luchan por la Presidencia.

Las cifras del desempleo también avivaron las expectativas de que la Reserva Federal tenga que bajar nuevamente las tasas de interés. Como se esperaba, la Reserva Federal tomó medidas para ofrecer mayor cantidad de dinero en efectivo disponible para los bancos.

Bush afirmó que está atento a la situación. "No podemos tomar el crecimiento económico como un supuesto", dijo. "Existen señales que provocarán que seamos más diligentes y nos aseguremos de que surjan buenas políticas desde Washington".

El Presidente dijo que desea trabajar con el Congreso "para lidiar con la realidad económica del momento y asegurarle al pueblo estadounidense que haremos todo lo que sea posible para continuar siendo un país próspero".

Al aumentar las probabilidades de una recesión, Bush está evaluando la necesidad de implementar un paquete de estimulación económica. El Presidente, que ha sido plagado por bajos índices de aprobación pública debido a su manejo de la economía, no espera tomar ninguna decisión hasta finales de este mes.

Los recortes impositivos se encuentran bajo consideración, afirmó Tony Fratto, portavoz de la Casa Blanca. "Hemos realizado recortes impositivos en el pasado y ha causado crecimiento", dijo.

El discurso sobre el Estado de la Nación será el 28 de enero y es probable que Bush presente su paquete en esa ocasión.

El índice de desempleo civil subió de 4.7% en noviembre a 5% en diciembre, el valor más alto desde noviembre de 2005, luego de que los huracanes de la costa del golfo azotaran fuertemente al país.

El total de nóminas —tanto de empleadores privados como del gobierno— crecieron solamente 18 mil puestos el mes pasado, la peor cifra desde agosto de 2003, cuando la economía sufrió pérdidas de puestos de trabajo, cuando luchaba por recuperarse de la recesión de 2001.

"Es una gran advertencia de que la economía está en dificultades", dijo el economista Joel Naroff, presidente de Naroff Economic Advisors.

En Wall Street, las acciones se desplomaron. El industrial Dow Jones perdió 256.54 puntos y cerró a 12,800.18.

Como parte de su reciente estrategia para ofrecer crédito con mayor disponibilidad, la Reserva Federal anunció que daría a los bancos préstamos adicionales por un valor de 60,000 millones de dólares mediante dos subastas a realizarse el 14 y 28 de enero. Las dos primeras subastas de Fed ofrecieron a los bancos un total de 40,000 millones de dólares en préstamos.

La situación del empleo en diciembre fue mucho más débil de lo que esperaban los economistas.

Los empleadores se han vuelto más cautelosos al intentar lidiar con la crisis inmobiliaria y crediticia y con el aumento de la incertidumbre sobre cómo estará la economía en los próximos meses. Los elevados precios energéticos y las malas condiciones climáticas en algunas partes del país probablemente también afectaron las bajas cifras del empleo.

Los fabricantes, constructoras y servicios financieros, todos recortaron empleos en diciembre, como víctimas de la crisis inmobiliaria. Los minoristas también redujeron los puestos de trabajo.

El gobierno agregó 31 mil empleos en diciembre, mientras que los empleadores privados recortaron sus nóminas en 13 mil puestos, enfatizando así la crisis.

"Las empresas se han vuelto súper conservadoras", dijo el economista Ken Mayland, presidente de ClearView Economics. "Con el lento crecimiento económico, han llegado los despidos".

El índice de desempleo para los afroamericanos subió a 9% en diciembre, récord de los últimos 15 meses. El índice de desempleo para los hispanos subió a 6.3%, el más alto en más de dos años. Durante todo 2007, la economía añadió 1.33 millones de puestos de trabajo y el índice de desempleo promedió 4.6%, el mismo que en 2006. El crecimiento del empleo promedió 111 mil puestos de trabajo al mes en 2007, un descenso en comparación con los 189 mil puestos al mes en 2006.

Fratto señaló que la tasa de desempleo de 5% debería tomarse en su contexto histórico adecuado, afirmando que la cifra es relativamente baja, teniendo en cuenta las dificultades.

El congresista Barney Frank, demócrata de Massachusetts, dijo que las cifras del desempleo "deben ser una llamada de advertencia de que se necesitan políticas públicas para ayudar a la economía a recuperarse más rápidamente". Otros demócratas, incluyendo la candidata presidencial, la senadora Hillary Clinton, señalaron que las cifras del desempleo son pruebas de lo que denominaron la mala administración económica de Bush.

"Si pensamos en una instancia en que esta Administración debe abandonar su estrategia de laissez-faire y comenzar a ayudar a la economía, ese momento es ahora", dijo el senador Charles Schumer, demócrata de Nueva York.

La salud del mercado laboral del país es fundamental para determinar si la economía sobrevivirá las tensiones de la crisis inmobiliaria y crediticia. Las fuerzas positivas del crecimiento del empleo y de los salarios han servido como amortiguación para las personas contra todas las fuerzas negativas en la economía. La gran preocupación es que las personas restrinjan sus gastos y que las empresas detengan la inversión y la contratación de personal, creando así un círculo vicioso para la economía.

Durante todo 2007, los salarios aumentaron 3.7%, un descenso en comparación con el 4.3% de aumento en 2006. Sin embargo, los altos precios de los energéticos hicieron que algunos trabajadores probablemente sintieran que sus cheques de pago no rendían lo suficiente.

Para evitar la posibilidad de una recesión, la Reserva Federal bajó una tasa de interés clave en tres oportunidades el año pasado. Se espera que los responsables de formular políticas bajen nuevamente las tasas cuando se reúnan a finales de este mes. Algunos analistas prevén una reducción de medio punto debido al informe sobre la baja en el empleo.

La pregunta más importante, dijo Stephen Stanley, economista principal de RBS Greenwich Capital es: "¿La economía ha caído en un gran pozo o quedó tumbada en una zanja?".

En la internet: Informe sobre el empleo: http://www.bls.gov/

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza del diario La Opinión.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones