Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

Intentan impulsar la economía

Legisladores llegan a un acuerdo tentativo con el gobierno para aliviar la situación financiera del país.
Por Maribel Hastings Corresponsal de La Opinión

Rebanadas de Realidad - La Opinión,Washington D.C., 25/01/08.- El Congreso y la Casa Blanca anunciaron ayer un acuerdo tentativo sobre un plan de estímulo económico de casi 150,000 millones de dólares que proveería reducciones tributarias de hasta 600 y 1,200 dólares para individuos y familias que pagan impuestos, así como alivios de 300 y 600 dólares para personas y familias que no pagan impuestos sobre ingresos pero sí de nómina.

Incluye también alivios tributarios para empresas, además de reformas que permiten el refinanciamiento de algunas hipotecas con intereses variables.

Unos 117 millones de hogares obtendrían cheques "lo más pronto posible", según los negociadores, pero el proceso podría comenzar a partir de mayo. La idea es que la gente gaste el dinero para reactivar la economía.

Sin embargo, el Congreso debe aprobar el plan antes de ser promulgado por el presidente George W. Bush. Hay intentos de aprobarlo para mediados de febrero, aunque ya varios demócratas del Senado advirtieron que quieren ver cambios.

Bush alabó el acuerdo y afirmó que se trata de "una manera poderosa y efectiva de ayudar a los contribuyentes y a las empresas".

Previendo dificultades, recordó que el plan requirió "paciencia, determinación y buena voluntad de todas las partes".

La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, dijo por su parte que el plan cumple con los requisitos estipulados de ser "oportuno, específico y temporal", mientras que el líder de la minoría cameral republicana, John Boehner, lo catalogó de "simple, limpio y nítido".

Ambos encabezaron las negociaciones en representación del Congreso y cedieron en diversos puntos.

Por ejemplo, quedó fuera la propuesta demócrata de aumentar los fondos para estampillas de alimentos y seguro por desempleo, y los republicanos aceptaron que personas que no ganan lo suficiente como para pagar impuestos sobre ingresos también reciban cuando menos 300 dólares. Se trata de unas 35 millones de familias.

El Secretario del Tesoro, Henry Paulson, quien representó a la administración en las negociaciones, admitió que "el trabajo todavía no se completa" porque la propuesta debe ser avalada por el Congreso.

Paulson reiteró que "el tiempo apremia".

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, dijo que espera cumplir con su "objetivo de enviar el paquete al Presidente para el receso del Día de los Presidentes". Esto sería a mediados de febrero.

El plan es sólo una parte de las medidas que se están tomando para contrarrestar la desaceleración económica ante el temor de una recesión.

Aunque la propuesta es bipartidista y el propio Boehner dijo que "no fue fácil" arribar al acuerdo, todavía quedan escollos por delante en el proceso legislativo ante potenciales intentos de alterar el lenguaje.

El bipartidismo y la prontitud evidenciados responden a un año electoral, en el cual ningún partido desea que los problemas económicos lastimen sus intentos de ganar la Casa Blanca o el control del Congreso.

El acuerdo preliminar estipula que se destinarán 100,000 millones de dólares para rebajas dirigidas a individuos y familias. Más del 70% se destina a quienes pagan impuestos. De estos 100,000 millones de dólares, más de 40,000 millones se destinan a familias que ganan menos de 50,000 dólares anuales.

Los individuos que ganan hasta 75,000 dólares anuales recibirán hasta 600 dólares y las parejas que ganan hasta 150,000 obtendrán hasta 1,200 y 300 adicionales por cada hijo. Quienes ganen más de los topes salariales, obtendrán rebajas parciales.

Asimismo, el plan provee rebajas a personas que no pagan impuestos sobre ingresos, pero sí de nómina. Quienes ganan cuando menos 3,000 dólares anuales recibirán 300. Si son familias, obtendrán 600 dólares, además de los créditos de 300 por cada hijo.

Se trata de unas 35 millones de familias que habrían quedado fuera de la propuesta original presentada por la Casa Blanca. Los líderes dijeron que 19 millones de esas familias tienen hijos. Se destinan 28,000 millones de dólares del plan para estos fines.

Asimismo, el plan incluye 50,000 millones de dólares en incentivos fiscales para las empresas que pueden deducir de manera inmediata 50% de la compra de equipo y permite que las pequeñas empresas también deduzcan la adquisición adicional de equipo.

Igualmente, propone reformas que ayudarán a refinanciar algunas hipotecas con intereses variables a intereses fijos.

Se propone aumentar el tope de las hipotecas que la Federal Housing Administration (FHA) puede asegurar, y las que Fannie Mae y Freddie Mac pueden comprar.

El alza del tope de FHA es permanente y sube de 367 mil dólares al presente a 729,750 dólares. El alza del tope de Freddie Mac y Fannie Mae es de un año y sube de 417 mil dólares al presente a un máximo de 729,750 dólares.

"No puedo decir que estoy totalmente complacida con el plan, pero estoy segura de que ayudará a estimular la economía, y si no lo hace, habrá otras medidas", dijo Pelosi sobre el plan, aunque lo calificó de "notable".

Algunos demócratas en ambas cámaras no estan contentos porque no se aumentaron los fondos para estampillas de alimentos y el seguro por desempleo.

Por ejemplo, Dick Durbin, uno de los líderes demócratas del Senado, indicó que el acuerdo "es un buen punto de partida, pero no el punto final".

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza del diario La Opinión.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones