Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

Desempleo aumenta en enero

La situación afecta sobre todo a los trabajadores hispanos y afroamericanos, de acuerdo con las cifras del Departamento del Trabajo de EU
Por Yurina Rico

Rebanadas de Realidad - La Opinión, Los Ángeles, 02/02/08.- La economía estadounidense perdió 17 mil empleos en enero, de acuerdo con las autoridades laborales del país, lo que significa el primer recorte en el mercado laboral desde agosto de 2003. Luego de esa baja, en total ahora hay 7.6 millones de personas sin trabajo.

De este modo, el desempleo afecta principalmente a los latinos y a los afroamericanos, en 6.3% y 9.2% respectivamente, según datos oficiales.

"Por primera vez en 52 meses no creamos empleos", reconoció el presidente George W. Bush, quien instó al Congreso a que apruebe el plan de estímulo económico.

Dicho plan, aprobado por la Cámara de Representantes, consiste en una rebaja fiscal temporal para la mayoría de los estadounidenses y para las empresas, por un valor de 146,000 millones de dólares.

"Pasamos por un bache, como muestran los números del empleo divulgados", agregó el mandatario estadounidense durante una visita a la empresa de tarjetas de felicitaciones Hallmark, en Kansas City, Missouri.

Para el portavoz de la Coalición Americana de la Industria Manufacturera, Lloyd Wood, la pérdida de trabajo no es "bache" en la economía, sino el resultado de un déficit comercial y de producción.

"El mes pasado perdimos 27 mil trabajos en el área de la manufactura, empleos que son bien remunerados y con buenas prestaciones. Y los trabajos que fueron creados están en sectores como ventas, educación y gobierno, que no cuentan con el mismo nivel de beneficios", señaló Lloyd.

En 2006, el salario promedio de los trabajadores en la industria de manufactura fue de 51,427 dólares, comparado con 25,567 en el sector ventas, 39,115 en educación y 17,781 en la industria hotelera.

Lo que preocupa a los expertos es que dos terceras partes del Producto Interno Bruto (PIB) lo conforma el consumo interno, que está basado en el poder adquisitivo de los estadounidenses.

"El problema mayor no es que la gente pierda el trabajo, sino que logren encontrar uno que les pueda proveer el mismo nivel de vida", subrayó Wood.

Los recortes de empleos se registraron en todos los sectores productivos, principalmente en la industria de servicios, manufactura y construcción, según informó el Departamento de Trabajo de Estados Unidos. Esto es una señal del impacto de la crisis inmobiliaria.

"La inflación es baja, la productividad es alta", afirmó el presidente Bush, quien aseguró que la economía está en recuperación y que lo único que se necesita es su plan de incentivos económicos.

Según el gobierno, el origen de los problemas económicos del país es el mercado inmobiliario, que pasa por su mayor crisis desde la década de los años 30.

El líder republicano en la Casa de los Representantes, John Boehner, agregó que aunque el plan de estímulos económicos ayudará a corto plazo a la economía, se debe trabajar en políticas a largo plazo.

"Si queremos ayudar a los empleadores —especialmente a los negocios pequeños— para que creen más trabajos en los años venideros, la mayoría debe reconocer que la agenda de impuestos-y-gastos es una receta equivocada, y que debemos trabajar con los demócratas en aprobar políticas que refuercen la economía a largo plazo", manifestó Boehner a través de un comunicado de prensa.

Al respecto, Wood señaló que el enfoque debería ser luchar por mantener los trabajos en las diferentes industrias productivas que compiten a nivel internacional con países como China, que ofrecen subsidios y que pagan menos impuestos.

De los 7.1 millones de desempleados estadounidenses, 467 mil abandonaron por completo la búsqueda de empleos porque no creían que había alguno disponible para ellos, explicó el informe oficial.

Con información de agencias.
El presente material se edita en Rebanadas por gentileza del diario La Opinión.