Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

McCain revive el tema migratorio

Por César Muñoz Acebes, EFE

Rebanadas de Realidad - La Opinión, WASHINGTON, D.C., 09/02/08.- El avance electoral del senador republicano John McCain revive la posibilidad de que haya una reforma migratoria cuando se instale el nuevo presidente, pues los dos aspirantes a la candidatura demócrata también la apoyan.

En una campaña electoral en la que una parte importante del Partido Republicano ha mostrado su ira por la inmigración clandestina en el país, es algo extraordinario que McCain se haya convertido en el virtual candidato de su partido a la presidencia.

La inmigración es quizá el talón de Aquiles del senador entre sus correligionarios, porque no sólo está a favor de la reforma, sino que fue uno de sus promotores en la Cámara Alta, junto con el demócrata Ted Kennedy, la figura más influyente del ala de izquierda de su partido.

McCain era claramente la voz discordante en un debate en noviembre en el que el congresista Tom Tancredo, que lanzó su campaña con el único mensaje de endurecer las leyes migratorias, se quejó de que los otros aspirantes estaban "intentando ser más Tancredo que Tancredo", porque habían adoptado sus ideas.

Pero el voto más conservador y antiinmigrante se ha dividido entre Mitt Romney —que el jueves abandonó la campaña— y Mike Huckabee, lo que ha permitido a McCain emerger por el medio.

"El mensaje contra la inmigración ilegal funciona en algunos distritos, pero no a nivel nacional", dijo John Zogby, presidente de la encuestadora con su nombre.

Zogby opinó que el tema es fundamental para un pequeño número de personas, pero para la mayoría de los conservadores hay otros asuntos de mayor importancia, como la seguridad nacional, donde McCain ha tenido ventaja sobre sus oponentes.

Respecto a la inmigración, el senador ha moderado su mensaje para hacerlo más aceptable para los más recalcitrantes.

A miles de conservadores reunidos en un hotel de Washington el jueves les dijo que "sólo después de que hayamos logrado un consenso amplio de que nuestras fronteras están seguras, afrontaríamos otros aspectos del problema".

No les prometió, sin embargo, que abandonará la idea de una reforma migratoria que regularice a los 12 millones de inmigrantes clandestinos que viven en el país.

Eso ha dado esperanza a los que la fomentan. "Yo creo que McCain entiende perfectamente el tema migratorio", dijo el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, quien ayer concluyó una visita a Washington.

"Tengo esperanza de que haya un esfuerzo bipartidista a partir de la nueva administración para que se dé una solución", añadió.Barack Obama y Hillary Clinton, quienes se disputan la candidatura demócrata, también apoyan la reforma, por lo que a menos de que haya un vuelco extraordinario o McCain se enferme y Huckabee gane la candidatura republicana y la presidencia, el nuevo jefe de estado estará a favor de la regularización de los indocumentados.Aunque un Huckabee presidente habría significado la muerte de la reforma, con McCain o un demócrata en la Casa Blanca tampoco habrá que echar las campanas al vuelo de forma prematura, según los analistas.Al fin y al cabo, durante los últimos siete años el país ha tenido a un presidente, George W. Bush, que está a favor de la reforma, pero ésta no se ha materializado.Según, John Fortier, un experto del American Enterprise Institute, un centro conservador, también los demócratas están "intranquilos" sobre el tema.En el pasado, un número importante de demócratas ha apoyado las medidas de mano dura adelantadas por republicanos.Y el propio McCain "será escéptico respecto a cualquier legislación migratoria importante, al menos al principio de su mandato, porque dividiría a su base de apoyo", opinó Fortier.Para Louis DeSipio, profesor de la Universidad de California en Irvine, la clave será la composición de la Cámara Baja, que se renovará completamente en noviembre, y del Senado, donde habrá cambios en un tercio de los escaños.A su juicio, para que la reforma tenga posibilidades de éxito será necesario que se ralee el bando de los legisladores que no quieren ni oír hablar de legalización de los trabajadores extranjeros, quienes siguen esperando en la sombra.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza del diario La Opinión.