Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

Dos grandes sindicatos suman apoyos a Obama

El movimiento laboral está dividido entre los dos precandidatos.
Por Pilar Marrero

Rebanadas de Realidad - La Opinión, 16/02/08.- El impulso que los recientes triunfos le han dado a la precandidatura de Barack Obama parece estar teniendo sus frutos: dos importantes sindicatos nacionales expresaron en los últimos dos días su apoyo por el senador de Illinois, indicando que pondrán su esfuerzo organizativo para ayudarlo a ganar en las primarias clave que se aproximan: Wisconsin, Texas y Ohio.

Tanto el sindicato de Trabajadores Comerciales y de Alimentos (UFCW), como el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), anunciaron esta semana su respaldo a Obama. Los apoyos sindicales se han dividido hasta ahora en la contienda e incluso, algunos como el SEIU lo han estado internamente.

Incluso ahora, que la junta directiva del SEIU votó "abrumadoramente", según su presidente Andy Stern, para apoyar a Obama, el SEIU de Nueva York, estado de donde Clinton es senadora, se abstuvo de participar.

Sin embargo, Stern dijo que el voto dentro del SEIU para decantarse a nivel nacional por Obama fue suficientemente contundente y que el sindicato de casi 2 millones de miembros informará y movilizará en los estados donde se llevan a cabo las siguientes primarias.

"La realidad es que esta elección es la más importante que hayamos tenido para las familias trabajadoras", dijo Anna Burger, directora política del SEIU. "De su resultado va a depender la calidad del cuidado de salud, va a depender cuándo y cómo traemos de vuelta a nuestros soldados de Irak y el derecho de los trabajadores de formar un sindicato".

Anteriormente, SEIU había mantenido un apoyo significativo hacia John Edwards, pero tanto los sindicatos de Chicago (estado de Obama), como de Clinton (Nueva York), se oponían a dar un apoyo nacional. Al salir Edwards de la contienda, aparentemente, las fuerzas se fueron decantando en favor de apoyar a Obama, quien ha tenido varios triunfos recientes que lo han colocado en la aparente delantera.

Clinton, por su parte, tiene también significativos apoyos sindicales y, en términos generales, el sindicalismo estadounidense está bastante dividido en sus apoyos entre ambos precandidatos demócratas.

Curiosamente, entre las dos grandes federaciones de sindicatos, la AFL-CIO y Change to Win Federation, los primeros tienen más sindicatos que apoyan a Hillary y los segundos a Obama.

Tanto UFSC como SEIU pertenecen a Change to Win, una federación formada hace un par de años de la escisión de una parte de la AFL-CIO. Por ejemplo, Clinton tiene el apoyo de la Federación Americana de Maestros, la Federación de Empleados de Estados, Condados y Municipios y el Sindicato Unido del Transporte.

Los apoyos sindicales son importantes, porque significa que los sindicatos informarán y estimularán a sus miembros a participar en las elecciones y votar en favor del candidato seleccionado, aunque nada garantiza que estos seguirán su consejo.

Por ejemplo, en Nevada, el sindicato de Trabajadores Culinarios apoyó a Obama, pero lo hizo pocos días antes de la votación allí y fue poco efectivo para convencer a sus trabajadores, muchos de los cuales votaron por Clinton, quien ganó las votaciones.

Pero el apoyo del masivo SEIU, el sindicato más grande de empleados sanitarios (enfermeros, técnicos, médicos) y de trabajadores de la limpieza y la seguridad, puede probar crucial en estados como Wisconsin y Ohio, para conseguir el voto de la clase media trabajadora en momentos de dificultad económica.

Stern también indicó que su sindicato tiene "estrechas relaciones con organizaciones latinas y afroamericanas", lo que puede resultar muy importante en las primarias de Texas el próximo 4 de marzo.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza del diario La Opinión.