Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS / La Opinión - Los Ángeles / Web

En aumento la tasa del desempleo

El Departamento del Trabajo revela que la pérdida de plazas llegó en marzo a 80 mil.
Por Maribel Hastings, Corresponsal de La Opinión

Rebanadas de Realidad - La Opinión, WASHINGTON, D.C., 05/04/08.- Estados Unidos perdió 80 mil trabajos en marzo y la reducción de empleos por tercer mes consecutivo aumentó la tasa de desempleo a 5.1%, en otro indicio de que la economía se encamina hacia una recesión.

La tasa de desempleo entre los hispanos supera el índice nacional, al subir de 6.2% en febrero a 6.9% en marzo. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Mientras tanto, la tasa de desempleo de los hispanos supera el índice nacional y subió de 6.2% en febrero a casi 7% en marzo (6.9%), según el Departamento del Trabajo. En marzo, la tasa de desempleo de los afroamericanos fue de 9%; la de los anglosajones de casi 5% y la de los asiáticos de casi 4%.

El índice de desempleo nacional subió de 4.8% en febrero a 5.1% en marzo, el más alto desde septiembre de 2005. Asimismo, desde 2003 no se reportaba una pérdida de empleos de manera consecutiva. En ese entonces se reportó una pérdida de trabajos por cinco meses consecutivos al inicio de la guerra en Irak en medio del ajuste por la recesión de 2001.

Según el reporte, la cifra de desempleados se incrementó en marzo en 434 mil personas para un total de casi ocho millones de personas sin trabajo.

Desde marzo de 2007, 1.1 millones de personas se han quedado sin trabajo y el índice de desempleo ha aumentado en 0.7%.

En enero y febrero se perdieron 152 mil trabajos, cifra superior al cálculo de 85 mil; y en marzo se anticipaba una baja de entre 50 mil y 60 mil, pero no de 80 mil.

Entre enero y marzo de este año se han perdido 232 mil empleos, un promedio de 77 mil por mes, según el reporte.

"El informe revela que la economía está cayendo en recesión", declaró a La Opinión el economista Isaac Cohen.

"La recesión supone que la economía usa menos los recursos que tiene y, entre ellos, usa menos trabajadores y eso genera desempleo", agregó.

"Este es además el tercer mes consecutivo en que la economía de Estados Unidos pierde empleos. Perdió 22 mil en enero, 63 mil en febrero y 80 mil en marzo. Eso significa que, de continuar esta tendencia, la economía está en recesión", sostuvo Cohen.

El miércoles el presidente del Banco de Reserva Federal, Ben Bernanke, advirtió ante el Congreso que en la primera mitad de este año la economía de Estados Unidos podría "contraerse" y dijo que la recesión es "posible".

La principal razón del problema ha sido la crisis hipotecaria y ello se reflejó en que en marzo, por ejemplo, la industria de la construcción perdió 51 mil puestos de trabajo, comparado con una reducción de 37 mil en febrero. Según el Departamento de Trabajo, desde su punto más alto en septiembre de 2006, se ha registrado una baja de 394 mil puestos de construcción.

Además de la construcción, el sector manufacturero eliminó más de 48 mil puestos en marzo y ha perdido 310 mil en los pasados 12 meses. Por ejemplo, se perdieron 24 mil puestos en la manufactura de autos y piezas, así como 15 mil empleos en fábricas vinculadas con la construcción: madera, productos minerales no metálicos; plásticos, textiles y muebles, entre otros.

Asimismo, se perdieron 42 mil puestos de servicios profesionales y empresariales y la mitad se registró en los empleos temporales.

El sector de servicios (bancos, restaurantes y comercio minorista) registró un alza de 13 mil puestos de trabajo en marzo.

Asimismo, el sector de la salud vio un alza de 23 mil puestos, 14 mil de ellos en hospitales.

Los empleos en el sector de servicios de alimentos también crecieron en marzo, agregando 23 mil puestos. En los pasados 12 meses ese sector ha sumado 288 mil trabajos.

El reporte indicó que la tasa de desempleo entre los hispanos subió en marzo a casi 7% (6.9%), comparado con 6.2% en febrero y 6.3% en enero.

"El índice de desempleo entre los hispanos es mayor al índice nacional y hay varias razones para ello. La primera es que el sector de la construcción es uno de los más afectados por la crisis de la vivienda en Estados Unidos y muchos hispanos trabajan en esa área. Además, ha habido pérdidas dentro del sector de servicios, que también emplea a muchos hispanos", explicó Cohen.

"Con el alza de la gasolina la gente tiende a viajar menos; eso hace que disminuya la gente que va a hoteles y restaurantes, afectando el empleo particularmente de los inmigrantes hispanos", afirmó el analista.

John Sweeney, presidente de la central sindical AFL-CIO, indicó que el panorama económico es especialmente preocupante para los hispanos y afroamericanos "que han sufrido un alza en la cifra de desempleo que es el triple de la de los anglosajones".

En el Congreso hubo mutuas acusaciones por la situación económica, aunque ambas partes tienen mucho que perder ante el favor de los electores si la situación sigue agravándose.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo por su parte que la tendencia preocupante evidencia lo que ocurre cuando se pone en práctica la estrategia republicana de "esperar a ver qué ocurre". Por eso, dijo Reid, "Estados Unidos necesita de las inversiones que los demócratas quieren hacer en infraestructura, seguro por desempleo, energía alternativa y vivienda", lo que estimularía la economía generando empleos, señaló.

Pero el líder de la minoría republicana de la Cámara Baja, John Boehner, afirmó que el reporte "es un fresco recordatorio de que en estos momentos de incertidumbre económica lo menos que necesitan las familias de clase media y las pequeñas empresas es un alza masiva de impuestos".

La minoría republicana culpa a los demócratas de promover medidas que suponen más gastos, mientras la mayoría demócrata del Congreso argumenta que no puede avanzar medidas por el obstruccionismo republicano.

Mientras ellos discuten, miles siguen quedándose sin empleo y sin hogar. En este momento el Senado debate una medida de "alivio" a las personas que están perdiendo sus hogares por la crisis hipotecaria, aunque la medida ha sido altamente criticada por favorecer más a la industria que a los propietarios.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza del diario La Opinión.