Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
EMBAJADA DE LA REPÚBLICA DEL LÍBANO EN BUENOS AIRES, ARGENTINA

Los campos minados: una ocupación israelí bajo tierra

Informaciones de la Embajada del Líbano editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Embajada del Líbano, Buenos Aires, 09/09/08.- La unidad belga que trabaja en el sur del Líbano, en el marco de las Fuerzas Internacionales, perdió al sargento Steven Kamiati que falleció hace tres días, en las cercanías de Aaitroun, debido a la explosión de una bomba israelí, al intentar desactivarla, que había sido enterrada durante la guerra de julio de 2006. Este es el cuarto soldado de las fuerzas belgas que cae en el sur del Líbano desde el comienzo de la participación de su país en UNIFIL, después de la emisión de la Resolución 1701, como consecuencia de la guerra de julio de 2006. En marzo de 2007 ya habían muerto tres soldados de esa unidad en un accidente en el que el vehículo militar que los conducía volcó en Kafrshouba, en el sector este, durante una misión militar.

Los funcionarios y la población libanesa se solidarizaron con el dolor de la unidad belga, expresaron su tristeza ante la caída del sargento por el estallido del explosivo israelí y solicitaron enviar sus condolencias al Gobierno y al pueblo belga, considerando que “su muerte, debida al explosivo israelí, confirma que el problema -los campos minados por Israel- es grande y pone en peligro la vida de la población del sur; ese peligro también alcanza a los equipos encargados de remover los explosivos y las granadas israelíes, y además, Israel continúa sin entregar los mapas que indican los sitios en donde éstos están enterrados. Esto motiva al Líbano a solicitar permanentemente la inmediata intervención de la ONU para detener estas muertes itinerantes en las regiones del sur. Los campos minados por Israel constituyen una ocupación bajo tierra y este hecho sobrepasa los límites del Líbano y de todas las leyes y normas humanas formuladas por la Carta de la ONU”.

La población libanesa solicitó a los países voluntarios incrementar su apoyo a los equipos encargados de remover los campos minados israelíes. También se recordó que desde el fin de la confrontación con Israel en el sur del Líbano, en agosto de 2006, las víctimas de los explosivos están en aumento, incluyendo ciudadanos y miembros de las fuerzas internacionales y del ejército, llegando a 312 víctimas entre muertos y heridos; éste es un número muy elevado y demanda coordinación y planeamiento para poner fin a esas situaciones. Por otro lado, se consideró que el mayor impedimento es que la ONU aún no ha conseguido los mapas de localización de granadas y campos minados, ya que Israel no ha respondido a las reiteradas demandas de la ONU. También se mencionó que Israel lanzó, durante la guerra de julio, dos millones de granadas en el sur del Líbano y en el oeste del valle del Bekaa; también hay 370 mil explosivos israelíes a lo largo de la Línea Azul, que atentan contra la vida de inocentes: ciudadanos, ejército y fuerzas internacionales que vinieron al Líbano a cooperar en su remoción.

La Embajada del Líbano en Argentina presenta sus más sentidas condolencias al Gobierno belga y a la Embajada de Bélgica en Buenos Aires, reafirmando el permanente reconocimiento a los sacrificios de las Fuerzas de Paz en el sur del Líbano, en pos de la paz y la seguridad internacional.

El presente comunicado se edita en Rebanadas por gentileza de la Embajada del Líbano, Buenos Aires. / Web