Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - CLÍO, UN LUGAR PARA LA HISTORIA

El problema de los medios de comunicación masiva (Parte IV)

Por Ricardo Vicente López (*)

Artículos de Ricardo Vicente López editados en Rebanadas:

Información relacionada:

El problema de los medios de comunicación masiva (Parte III) - Por Ricardo Vicente López
El problema de los medios de comunicación masiva (Parte II) - Por Ricardo Vicente López
El problema de los medios de comunicación masiva (Parte I) - Por Ricardo Vicente López

Rebanadas de Realidad - Bahia Blanca-Argentina, 11/10/07.- En la nota anterior intenté reflexionar sobre cómo impacta en la conciencia del hombre actual la información recibida a través de los medios de comunicación. Lo que debe ser puesto en conocimiento de un público no especializado es el proceso de concentración de la propiedad de esos medios en manos de grupos internacionales. Y aquí podemos encontrar también una larga historia. Les propongo la lectura de un trabajo "El control de los medios de comunicación por monopolios empresariales", presentado por el periodista Diego Olivera en un congreso de medios de comunicación:

"Hace pocos días, el periodista Ernesto Carmona publicó un artículo donde revela que "diez mega corporaciones poseen o controlan los grandes medios de información de Estados Unidos: prensa, radio y televisión. Esa decena de imperios controla, además, el vasto negocio del entretenimiento y la cultura de masas, que abarca el mundo editorial, música, cine, producción y distribución de contenidos de televisión, salas de teatro, Internet y parques tipo Disneyworld, no sólo en el país del norte sino en América Latina y el resto del mundo". Carmona agrega que "En EEUU la información fue suplantada lisa y llanamente por la propaganda corporativa. Dejó de existir el 'derecho a la información', garantizado por la Primera Enmienda de la Constitución [EEUU]. Los ciudadanos estadounidenses perdieron su derecho a la información veraz y oportuna sin darse cuenta y sin que haya sido formalmente derogado. Las frecuencias para las señales de radio y televisión constituyen un bien público, de toda la sociedad, pero su control pasó a manos de unos pocos mega-imperios mediáticos".

Cabe preguntarnos: ¿Esto es muy diferente a lo que sucede en nuestro país? En otro trabajo presentado, "Comunicación: democratización, ciudadanía, medios comunitarios", el periodista Osvaldo León sostuvo: "Sin democratización de la comunicación, no hay democracia fue una proclama que se extendió por Latinoamérica a inicios de los '80. La premisa era simple, pero contundente, por ser universalmente aceptada: la vitalidad de la democracia depende de la participación ciudadana, para lo cual resulta fundamental que los diversos sectores ciudadanos estén debidamente informados y puedan expresar sus particulares puntos de vista al conjunto de la sociedad, condición que solamente puede garantizarse con la democratización de la comunicación".

Volvamos a preguntarnos ¿no es esto lo que sucede en nuestro país? ¿No habrá llegado la hora de comprender que, gran parte de la información que recibimos, es más el resultado de la línea política de una empresa multimediática que la opinión del periodista que pone la cara o la firma en la noticia? Creo que esto nos permitiría arrojar algo de luz sobre la información nuestra de cada día.

(*) Profesor de la Universidad Nacional del Sur. Web / Correo

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones