Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
MEDIO AMBIENTE

Levantar la mirada y actuar

Por Luis Alberto Cervera Novo (*) Correo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 10/04/07.- El Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) que reúne a 500 científicos convocados por la ONU, emitirá un informe que consta de tres capítulos, Paris (2/07), Bruselas (4/07) y Bangkok (6/07), los dos primeros, ya dados a publicidad son terminantes al confirman que:

Son las actividades humanas las responsables del efecto invernadero. El 5% de la población mundial genera el 25% de los gases de efecto invernadero.

Aun reduciendo las emisiones que generan el calentamiento global este no se detendrá en lo inmediato.

La elevación del nivel de los mares provocara la desaparición de ciudades costeras, generando millones de "refugiados ambientales".

Huracanes, sequías, inundaciones, inviernos calurosos y corrimiento de las franjas climáticas, llegaron para instalarse.

Los países pobres sufrirán más las consecuencias del calentamiento global.

Se estima que el próximo y último informe (6/07- Bangkok) reafirmara y profundizara lo informado a la fecha, a pesar de las presiones que reciben de algunos gobiernos centrales para que minimicen las conclusiones.

Estas precisiones científicas generan inquietud, impotencia y zozobra sobre el futuro de nuestras propias vidas, y no de las generaciones futuras como nos anticipara la ciencia ficción.

Ahora bien, toda crisis genera oportunidades, y en esta ocasión las oportunidades quizás debieran pasar por:

  • - Una toma de conciencia por parte de la población sobre la fragilidad ambiental que genera el "modelo de consumo" de los países desarrollados.
  • -Una comprensión de que los problemas ambientales tienen tres niveles de complejidad: global, regional y local. Y en todos podemos actuar.
  • - El ser humano sobrevivió desde sus orígenes por su capacidad de adaptación a los cambios; nuestra vida cotidiana ya transita situaciones nuevas como la magnitud del granizo, el régimen de lluvias y la prolongación del verano entre otras.
  • - Un cambio de pautas culturales que nos permita una relación más "amigable" con el ambiente y un conocimiento más profundo de la problemática ambiental.

Esto podría permitirnos conocer nuestras vulnerabilidades y por consecuencia la mitigación de las acciones que las generan, para ello debemos abordar temas como: agua, energía, desertificación, biocombustibles, napas freáticas, residuos urbanos, infraestructura de la ciudad y la responsabilidad de las autoridades, etc.

Solo compenetrándonos en esta temática podremos levantar la mirada y actuar, pues aun no es tarde.

(*) Licenciado en Gestión Ambiental Urbana (UNLa) e integrante de Conciencia Al Sur (CONSUR), Grupo de Reflexión y Gestión.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones