Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO LUZ Y FUERZA MAR DEL PLATA - ARGENTINA
Entrevista a José Rigane, Secretario General del Sindicato Luz y Fuerza
Por Lisandro Contreras (*)

Rebanadas de Realidad - Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata, 02/12/08.-

"Una Cultura diferente, para una Energía y un País diferentes".

Cortes de energía.

¿Qué se viene para el verano?

  • Lisandro Contreras: En estos días venimos hablando de cortes de energía que se dieron sobre todo en la Capital Federal, pero que también en la ciudad de Mar del Plata se vieron algunos cortes y algunos problemas con el sistema eléctrico. Y la pregunta es: ¿qué se viene para el verano? Sabemos que en el verano hay mayor consumo y estos problemas pueden agudizarse.

Para hablar un poco de todo esto, nos visita hoy aquí en el estudio, José Rigane, Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata y Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina. José, muy buen día, gracias por venir.

José Rigane: Qué tal, buen día. Gracias a ustedes por la oportunidad.

  • L.C.: Bueno, ¿qué se nos viene para el verano? Hay inversiones, no hay inversiones, ¿qué se modificó respecto del año pasado?

Fracaso de un modelo.

J. Rigane: El tema energético viene mostrando a nivel nacional y a nivel regional una situación fea. Las transformaciones que hicieron en la década del ´90, que pusieron en marcha un sistema basado en la propiedad privada, extranjerización fundamentalmente, y esto ha significado que este modelo energético, en la práctica, por la cantidad innumerable de problemas que acontecen permanentemente a lo largo de los años, ha fracasado. Es un modelo que trastocó lo que es la energía; entonces, en lugar de tomarse como un servicio de bien común, un servicio social, pasó a ser una mercancía, un commodity; entonces esto pone en escena la cuestión rentística. Y con esto no estamos diciendo que la energía hay que regalarla, pero estamos hablando de un servicio social y hasta ahora se ha manejado bajo los principios de cuál es la disponibilidad de pago que tenés para obtener la energía; esas son todas las políticas que se dan, cualquiera sea, están basadas precisamente en la capacidad de pago. Entonces, si uno mira la política de premios y castigos, el que tiene plata no tiene problema: paga y se acabó; el problema lo tiene el que no tiene dinero para pagar, entonces es una política que -siempre decimos- está basada en la cantidad de dinero o en la capacidad económica que tenga, o al estatus social al que pertenezca cada usuario. Si uno ve la política de cambiar la lámpara de bajo consumo por la incandescente, está bien como principio elemental y como uno de los argumentos para achicar la demanda, pero después cómo se procede, cómo se entrega, a quién se la entrega, bueno, también está basado en la condición económica y social.

  • L.C.: Claro, yo pensaba cuando decías esto de "el sistema que se implementó durante los ´90 ha fracasado", y yo me pregunto si realmente hubo un fracaso o se cumplió con los objetivos. Digo, pensando en lo que pasó el año pasado cuando el Gobierno Nacional le renovó durante 10 años la explotación a Panamerican Energy, por ejemplo con el Cerro Dragón.

Significado del fracaso.

J. Rigane: Claro, viene bien esa pregunta porque normalmente cuando uno dice "ha fracasado", se refiere respecto de las políticas sociales y se refiere a los contenidos sociales. Y viene bien porque a mí me parece que el sistema Capitalista no quiere fracasar, yo creo que los liberales y los neoliberales no quieren fracasar, me parece que la globalización no quiere fracasar y sin embargo es la que fracasa porque, primero: ya nadie les cree; segundo: ya nadie quiere eso en la medida en que lo fue comprobando. Entonces, en ese sentido ha fracasado, o sea, es un fracaso porque, que nosotros en alguna medida estemos absolutamente convencidos, desde antes que exista esta política, que no iban a dar un resultado beneficioso para el conjunto del pueblo, y menos aún para los sectores populares y los trabajadores, es una postura que no estaba basada simplemente en adivinanzas; estaba basada en el análisis, por supuesto, en el desarrollo cíclico de la economía en el mundo, en nuestro país y en particular en el advenimiento del Capitalismo. Ahora, hacer sostenible este tipo de economía y estructura económica social en la Argentina y en el mundo, y en ese sentido genera una reacción, esa reacción modifica posicionamientos políticos y genera precisamente las movilizaciones que conocemos. Y por eso estamos en una nueva situación, en la que los principios que la rigen no tienen nada que ver con las políticas liberales y neoliberales. En particular, en Argentina, quizás estemos más atrasados que otros pueblos y quizás más atrasados que Venezuela, que la propia Bolivia, o a lo mejor que el Ecuador, en cuanto a definiciones políticas y respecto a lo que queremos y lo que necesitamos. Quizás estamos de acuerdo en lo que no queremos, quizás tengamos retraso en ponernos de acuerdo en lo que necesitamos, en lo que queremos y eso nos pone en una situación diferente.

Apropiarse SÍ, invertir NO.

Por eso cuando acá se habla de la crisis energética, bueno, es lo más elemental: la Empresa no invierte porque no les interesa. A ellos, en realidad, lo que les interesó es apropiarse de un patrimonio que ya estaba descubierto, que era el petróleo y el gas; petróleo para 18 años, gas para 30 años. Se apoderaron de eso de la manera más sencilla y fácil, se les generaron todas las políticas para facilitar precisamente que se apoderaran de este patrimonio de los recursos naturales, se les brindó todo tipo de posibilidades, por ejemplo: reducción de los derechos laborales, flexibilización laboral, se les permitió el despido de la gente, se les posibilitó el aumento de las tarifas, se les entregó mercados cautivos. Su objetivo es rentístico, que no tienen para nada ningún sentido ni norte social, ¿por qué van a hacer política social en nuestro país?.. Es decir, lo lógico es que desarrollaran una política para obtener la máxima ganancia en el menor tiempo posible y que los dividendos los giraran fronteras afuera, ¡no iban a hacer otra cosa!..

Control versus Descontrol.

  • L.C.: Ahora, ¿qué pasa con los Organismos de contralor, qué pasa con el Estado?

J. Rigane: No existen, desde el punto de vista del papel que deberían jugar. No es que el Estado "desapareció", ¡no!, el Estado nunca desaparece, el Estado es un instrumento que puede jugar a favor de los sectores populares, del pueblo, de la clase obrera, o puede jugar a favor de los que tienen el poder. En este caso, el Estado se convirtió en un socio bobo de las multinacionales que jugó 100% a favor del poder, que jugó a favor de las multinacionales; por lo tanto, no hubo control y no hubo defensa de los intereses de los usuarios, no hubo defensa en razón de hacerles cumplir con los Contratos Sociales, con los Pliegos Licitatorios; un Estado que acompañó las políticas de quienes detentan el poder.

Las penas son de nosotros.

Y cuando decimos que se convirtió en un "socio bobo", porque en realidad, el Estado, que tendría que planificar, que tendría que tener una actitud activa y el desarrollo de una política activa respecto de estos recursos y de otros, lo que ha hecho es facilitar la depredación, o sea: 30 años de gas, ahora nos queda gas para 9 años. Y no es que los 16 millones de argentinos que desde el año ´88 no tenían gas, ya tienen gas; ¡no!, siguen sin tener gas, o sea que siguen recurriendo al gas licuado de petróleo, a la garrafa de cocina que pagan 8 veces más el metro cúbico que el gas natural. Sin embargo, en el tiempo de la privatización se hicieron 10 gasoductos para sacar el gas para afuera, llevarlo para Chile, llevarlo para Uruguay o para Brasil.

Las rentas son ajenas.

Es decir, que las políticas que se implementaron y que se hicieron, fueron en función de la rentabilidad para los Grupos Económicos que hoy tienen en su poder el 95% de los recursos energéticos y son cuatro o cinco grandes Empresas, y punto. Y esto es lo mismo que sucede en la minería, o sea, se están llevando nuestros minerales, se están llevando nuestras riquezas y encima no están pagando absolutamente ninguna renta, ninguna regalía significativa, importante, a favor de los intereses del pueblo. Y para colmo, en ningún marco estratégico del mundo en donde la energía, el alimento, el clima, son escenarios inevitables a la hora de conversar cualquier iniciativa política, nosotros mantenemos la política y las estructuras políticas que se modificaron en la década del ´90. O sea, este Gobierno y los anteriores no han hecho absolutamente nada para modificar la estructura económica de la década del ´90.

De Vido, "ministro literato".

  • L.C.: ¿Y qué le respondés al Ministro De Vido que la semana pasada justificó el colapso energético en la Capital Federal, como que fue "el noviembre más caluroso de los últimos años"?

J. Rigane: Vamos a decir que fue el más caluroso de los últimos 50 años. ¿Qué cambia eso? A veces son salidas que ni se piensan. Me parece que se dicen como llegan a la boca, no tiene ningún sentido eso. A ver: en el tema energético, las resoluciones no se adoptan de un día para el otro, las planificaciones son a 10 años, 15 años; no hay ninguna obra, en el plano energético, que se pueda resolver en 24 horas; cualquier obra se desarrolla, hablemos de una generación, hablemos de una línea de alimentación de alta tensión, hablemos de una distribución, se resuelven con el largo plazo: 5, 10, 8, 3 años. Ahora, si se para la economía, no hay crecimiento, el desarrollo de la población es un 10% aproximadamente, vegetativamente, significaría que hay que tomar medidas mínimas e indispensables, porque la demanda va a crecer, hay un crecimiento de la sociedad, sin tener en cuenta ningún desarrollo económico. Ahora, acá venimos con el desarrollo "macro-económico": crecimiento, etc.; entonces, ¿cómo nosotros vamos a decir que "esto es consecuencia de que en noviembre hizo calor como no hacía en 50 años"?, y ¿a cuánto estamos de diciembre?: ya estamos en diciembre. O sea, estamos entrando en el verano, ¿qué pretendíamos qué iba a haber?, entonces me parece que son frases incongruentes, que no responden a nada y que solamente son un justificativo.

La verdad sea dicha.

Lo que hay que decir claramente es que las Empresas no invirtieron; lo que hay que decir es que a las Empresas no les interesa; lo que hay que decir es que el Estado, en lugar de obligarlas a invertir, les ha dado subsidios, que este subsidio lo pagamos todo el pueblo argentino. Esto: EDEA S. A, Grupo Camuzzi acá en Mar del Plata, concreto, cortito. El incremento de tarifa eléctrica, el aumento es de una proporción que no se puede comparar con el aumento que hubo a nivel nacional, porque a nivel nacional fue para aquellos que consumían menos de 600 kWh; acá se hizo el aumento para todos: desde 0 kWh para arriba, el aumento lo perciben todos; el incremento fue desde el 8% al 30%, pero se aumentó el alumbrado público, la tarifa estacional, se aumentaron todos los valores.

EDEA-Scioli, reunión "para la foto".

En ese aumento de tarifa, el Gerente General de EDEA, el Ingeniero Mitjans, se presenta ante el Gobernador, lo entrevista, acompañado por Guastavino que es el representante del Ministerio de Infraestructura, acompañado por Gastiazoro -el vocero de prensa que tiene EDEA hace bastante tiempo-, y se reúnen y le dicen a Scioli, al Gobernador: -"Vamos a invertir $ 200 millones en los próximos 5 años"-. Yo digo: -¡Mentira!.. Invito a los periodistas, y a todos aquellos que investigan, que vean para atrás cuántas promesas hizo Mitjans, publicadas por los diarios locales y en los medios locales, y cuántas cumplieron.

Verdades detrás de la escena.

Y digo "mentira", ¿por qué?: eso sucedió 10 días después del aumento de la tarifa; salió, fue noticia, en la provincia, salió en los diarios locales, etc., etc. Ahora, ¿qué sucedió?: hace 10 días, 15 días, EDEA acaba de recibir un dinero: ¡$68 millones!, que los pusimos cada uno de los usuarios para hacer obras; ¿quién se los dio?: la provincia de Buenos Aires, ¿por orden de quién?: de la Gobernación, porque salió de la Dirección Provincial de Energía. $ 68 millones que están en el FREBA, invito a cualquiera que lo verifique. El FREBA, ¿qué es?, es un fideicomiso en donde aportamos cada uno de nosotros, el 5% de la factura de luz y lo pueden comprobar en la factura de luz; o sea que EDEA hace un escenario, haciendo una promesa donde ya casi el 50% de lo que dijo que iba a invertir, se lo dimos nosotros. Y mañana vamos a tener que ver a la Empresa que si tira algún cablecito para algún lugar, "invertimos tanta plata", imposible de comprobar. Bueno, los Organismos de contralor no existen, no controlan, facilitan, permiten; a lo sumo mandan alguna multa, pero lo que más le conviene a cualquier Empresa multinacional es que les manden multa; primero, porque no las pagan; segundo, porque las recubren; y tercero, porque la ponen a costa del próximo aumento de tarifa. En realidad, si me permitís el término, ¡una joda!..

Repotenciar la "9 de Julio".

Una necesidad imperiosa.

  • L.C.: Ahora te pregunto sobre la repotenciación de la "9 de Julio". Hace unos meses nomás se anunció nuevamente el llamado a Licitación para la repotenciación de la Central "9 de Julio". ¿Qué va a pasar con eso?, ¿se va a repotenciar o no?

J. Rigane: Primero, ojalá que se repotencie. Lo que me preocupa es que el Poder político local, tanto del Ejecutivo como Concejo Deliberante, etc., no estén preocupados por este tema. Esta es una iniciativa que nosotros venimos reclamando desde el año 1999 que comenzamos a denunciar la crisis energética en la región y esta es una alternativa que la batallamos durante muchos años y finalmente se terminó aceptando como la salida más adecuada a la coyuntura. Bueno, hace más de dos años que se lanzó desde la Casa Rosada el Proyecto y se iba a repotenciar; y hace dos años que la repotenciación no sale porque se han hecho distintas Licitaciones pero finalmente no se cerró ninguna. Ahora está esta nueva Licitación, se va a dar en febrero de este año, esperemos que camine. Se hace imprescindible y necesario hacer la repotenciación para que, desde la propia Central, que está instalada en Mar del Plata, exista capacidad para poder cubrir toda la demanda del sistema energético local y regional cuando tengamos inconvenientes con la red interconectada nacional. Mar del Plata tiene una sola línea de interconexión y cuando tenemos problemas con esa línea quedamos "en una isla", como se dice vulgarmente; y como acá no hay capacidad propia, no podemos cubrir la demanda de todo el mundo. Bueno, creo que éste es un problema de interés general, éste no es un problema de Luz y Fuerza, no es un problema que nos resuelve ningún problema a nosotros los trabajadores. Al contrario, lo que nosotros vemos, que con esta repotenciación tendríamos energía suficiente, podrían incluso hacerse políticas promocionales en la zona y habría garantía, seguridad en dar el servicio que realmente hay que dar.

Despreocupación política.

Entonces, en ese sentido, nos parece que nosotros no vemos, por lo menos públicamente, ni preocupación, ni exteriorizan esa preocupación por parte, insisto, del Poder político local; y creo que es un error ocuparse de grandes infraestructuras de la ciudad si después no se tiene con qué cubrir la demanda. Ahora, para la Copa Davis han tenido que traer generadores, eso es una demostración del déficit que tenemos, ¿por qué se traen generadores?, para garantizar que si el servicio se cortaba se pudiera brindar energía. Pero, ¿por qué caemos en eso?, porque estamos en una crisis: mejor demostración que eso no hay; lo que pasa que esto es como aquél que no lo quiere ver, es como el avestruz: mete la cabeza en el agujero, "lo que no veo no existe" y entonces es esta idea de que "supuestamente" no pasa nada. Tenemos un problema, tenemos un problema de crisis, la repotenciación es necesaria y me parece que debería haber mucho más presión desde el ámbito local para que esto se resuelva rápidamente.

¿Rigane candidato?

La Constituyente social.

  • L.C.: Al 473-4433 llamó Galileo, quiere hacerte una pregunta. Galileo, buen día, ¿cómo andás?

Enrique Galileo: Buen día. Qué gusto escucharlo a Rigane, que realmente lo conozco de hace mucho tiempo y es uno de los pocos Dirigentes que realmente se puede decir que tiene coherencia, y eso vale mucho. Lo que le quería preguntar a Rigane, que la preocupación mía es como ciudadano, ¿no?. Se le critica muchísimo al Gobierno, pero la oposición es lo que me da miedo porque veo una oposición desmembrada, veo una oposición sin propuestas; y gente como Rigane me gustaría ver de candidato a Intendente, a Concejal, me parece que eso es lo que está faltando. Si la CTA va a ser un frente político, porque es lo que está necesitando el país: una oposición de verdad, ¿no?.

J. Rigane: Un gusto saludar a Galileo. La verdad que la Central de Trabajadores Argentinos ha lanzado conjuntamente con otras fuerzas y Organizaciones Sociales, más de 600 Organizaciones en Jujuy de lo que se ha denominado la Constituyente Social, que es un instrumento que abre camino a la propuesta de la Central de conformar un Movimiento Político-Social y Cultural hacia la liberación, con el objetivo de lograr, primero: niveles de unidad superiores a los obtenidos en nuestro ámbito, en nuestra Nación; y en segundo lugar, con la idea de poder resolver colectivamente y desde la unidad lo que necesitamos y lo que queremos. Y en esa dirección ha puesto el centro en la distribución de la riqueza, en la profundización de la democracia y en la recuperación de la soberanía. Y no se descarta, obviamente, que esto termine conllevando a alguna iniciativa de carácter electoral, en tanto y en cuanto, en nuestra República, la definición de poderes y de gobernar, está basada precisamente en los actos republicanos y en los actos electorales. Esto no está descartado para nada y es muy probable que esta iniciativa en algún momento se manifieste de manera electoral.

Partidos sobran.

Buscamos unión popular.

Ahora, la construcción no tiene un objetivo primario, central, en resolver candidaturas; porque, si no, estaríamos haciendo un Partido político más. Partidos políticos son lo que sobran, lo que nos interesa, en realidad, es lograr un grado de unidad con todos aquéllos con los que compartimos, aún con miradas diferentes, objetivos comunes que nos habiliten o nos posibiliten abrir o construir un Proyecto que merezca ser vivido por todos, pero que además contenga a los sectores populares, a los trabajadores fundamentalmente. O sea que, es un tema que entendemos complicado, difícil; lo más sencillo y lo más fácil es plantearse: "bueno, fulano, mengano, es Candidato"… En realidad nos interesa más la construcción de otras características y posibilitar, en todo caso, que en esa construcción el colectivo vaya decidiendo los pasos a dar y no descartar para nada el accionar electoral.

Candidaturas y Poder Popular.

E. Galileo: Le quería decir Rigane que a mí me gustaría verlo a usted en el Concejo para que cuando los trabajadores del pescado vayan y se quejen del trabajo en negro, que tengan un vocero con la trayectoria suya, con el respeto que le tengo. Así que me parece que, si hoy usted fuera candidato, yo lo votaría y yo no estoy en ningún Partido. Es decir, cuando llegamos a elecciones, no tenemos opciones, siempre votamos al menos malo porque realmente, representantes de los trabajadores no tenemos en la Cámara; tenemos los representantes de la burocracia que sabemos qué es lo que van a hacer. Por eso, ojala que usted sea candidato, ya tiene mi voto. Bueno, muchas gracias.

  • L.C.: ¡Gracias Galileo, hasta luego!..

J. Rigane: Bueno, yo le agradezco las palabras de Galileo, pero quiero decirle que lo que nosotros necesitamos no es un candidato, necesitamos cientos de candidatos, miles de candidatos, porque ni en este Concejo Deliberante ni en ningún otro se van a resolver los problemas porque haya un candidato que nosotros creamos que puede funcionar. Hay que construir un Poder popular que esté representado por cientos de miles, y me parece que lo importante es construir ese poder; la capacidad de poder instalarse y de no delegar. Yo creo que tiene razón Galileo, nosotros tenemos que terminar con elegir el menos malo de los otros y tenemos que intentar elegir los mejores que nosotros podamos, pero como una cuestión de carácter colectiva y como parte de una iniciativa política en la que no deleguemos y en la que estemos dispuestos a llevar adelante lo que pensamos que tenemos que hacer, y lo que necesitamos precisamente para el conjunto del pueblo Argentino, sobre todo los más postergados, los más excluidos, los más arrinconados con la pobreza, con la miseria, con la indigencia, la desocupación y así de seguido.

Un armado diferente.

  • L.C.: Ahora, la Constituyente Social va ¿en qué camino?, ¿en construir este Poder Popular, en un armado popular o en una cuestión que tiene que ver más con lo electoral?

J. Rigane: La Constituyente va en este camino, no tanto en lo electoral, sin descartarlo. De cualquier manera hay que entender que, cuando se desarrolla una Organización con las características de Movimiento, donde participan tantas Organizaciones como las que confluyeron en Jujuy, hay que entender que ahí hay una diáspora de opiniones, de miradas, en los que hay que tratar de articularlos y hacerlos confluir en dirección; algo que no es tan sencillo ni fácil. Por eso nadie se puede proponer que este tipo de desarrollo se resuelva rápidamente, en un Acto. Este es un proceso, un proceso que hay que estar dispuesto a vivirlo; es mucho más fácil caer en un barrio con los criterios políticos con los que hemos sido educados, como un puntero político, a proponer y a ofrecer cosas, y me votan. Eso es mucho más fácil, prende más rápidamente hacia las necesidades que plantea la gente. Lo más complicado, lo más difícil es explicar que hay un poder en cada uno, hay un valor en cada uno de los ciudadanos que nos habilita a pensar en una acción distinta y en una construcción distinta. O sea, por eso, lo que nosotros necesitamos es profundizar la discusión y sobre todo lograr la participación, el compromiso imprescindible; que si no participamos, si no nos incorporamos a esta construcción, bueno, es muy difícil cambiar cultura.

Una cultura diferente.

Es muy difícil llevar por delante las culturas del clientelismo, la cultura de que "te entrego una zapatilla hoy, y mañana vengo y te entrego la otra"; no; esa cultura tenemos que modificar y depende de nosotros, depende del grado de convencimiento que tengamos, del grado de compromiso que tengamos y si realmente creemos. Porque esto es como plantearnos la cultura del consumismo, es exactamente igual, esa cultura hay que darla vuelta; o sea, si volvemos a la crisis energética, no va a haber transformación ni cambio, ni respuesta a la crisis energética si no cambiamos desde lo energético. Y si lo tomamos desde un nivel mundial, no va a haber un uso racional eficiente de la energía, si la energía no está en manos de los pueblos. En tanto y en cuanto esa energía esté en manos de los Grupos Multinacionales, lo que va a primar es el criterio rentístico, lo que va a primar es la ganancia, lo que va a primar es la mayor ganancia, por lo tanto no va a haber un uso racional.

Una energía diferente.

Para que haya un uso racional tenemos que partir de la base de que la energía es un bien social, la energía es un Derecho Humano, y nadie puede vivir con una cuota de dignidad si no puede acceder a la electricidad, al agua y al gas; y para eso, el norte, el objetivo, no puede ser rentístico. No estoy planteando, insisto, regalar la energía, pero estoy planteando, sí, que esté acorde a que es un elemento vital. Ni el gas, ni el agua, ni el petróleo se siembran, están ahí y hay que ir a buscarlos, pero entonces no es un commodity, no es una mercancía, no es un kilo de yerba que voy a buscar a cualquier estantería.

  • L.C.: Ahora, José, en este armado que es la Constituyente Social donde confluyen varios sectores, ¿es posible plantearse este tipo de objetivos comunes cuando hay sectores que, por poner un ejemplo, la 125 en el conflicto del campo, estuvieron en lugares diferentes?, pienso en Hugo Yasky, a favor de las retenciones, y un Víctor De Gennaro que lo considera como un aliado principal a Eduardo Bussi, por ejemplo. ¿Se puede ir adelante en una situación así?

Mirando al Campo.

Pensar lo diferente.

J. Rigane: El conflicto del campo marcó a la Argentina por mucho tiempo. El mismo, quizás en otros términos, tiene la trascendencia de la crisis 2001-2002 porque de alguna manera impregnó tanto la vida cotidiana, que todo el mundo tomó postura. Y uno puede llegar ¿a qué conclusión?: que tanto de un lado como del otro había pueblo; tanto de un lado como del otro había desocupados, sub ocupados, había Movimientos Sociales, populares, Movimiento obrero, Movimiento obrero dividido. El tema es saber -como se dice vulgarmente en la tribuna-, "no comerse el amague". Me parece que en el conflicto del campo hay mucho para aprender. Los argentinos, me da la impresión, que nos dimos cuenta que teníamos una visión del campo que no es la real ni era la actual. Y lo primero que tenemos que reconocer es eso: que ni desde el más encumbrado Dirigente o Funcionario nacional hasta el menos protagonista de los argentinos, tenía una idea clara de lo que era el campo. Me parece que eso es una primera mirada que uno tiene que hacer: darse cuenta de que lo que uno creía, no era; o lo que uno creía que sabía, no lo sabía. La segunda cuestión, en ese contexto, es que todo es una novedad y sobre todo cuando esa iniciativa está acompañada por cientos de miles de personas en la ruta, no es una cuestión para desvalorizarla.

Separando la paja del trigo.

Y a poco la simpleza que se tiene de comparar la Sociedad Rural de Capital Federal con la Sociedad Rural, qué se yo, de Maipú o de Balcarce o la Sociedad Rural que existe en Jujuy: son Organizaciones absoluta y totalmente diferentes, no expresan lo mismo aunque se llamen lo mismo. Esto existe en cualquier Organización de carácter nacional y que se desarrolla a lo largo y a lo ancho del país; por lo tanto, la simpleza de poner un signo "igual" me parece también no darle o no tener la mirada que corresponde respecto de este tema.

Compromiso y participación.

La otra cuestión tiene que ver, insisto, con el nivel de compromiso, de participación. Ojalá nosotros, los trabajadores, tuviéramos la capacidad de convocar a un corte de ruta y tuviéramos 1 millón de personas en la calle. La verdad que es algo para valorar… yo por ejemplo, en lo personal, no escapo de valorar, porque no se trata de que era un piquetito o un grupito de gente y nada más, todo lo contrario; entonces, digo: eso es tener una valoración. Y bueno, si después está la discusión de cómo se hizo, de que fueron presionados algunos, de que no se veía eso tanto así… Y lo otro era la masividad con la que se manifestó.

Papel del Estado.

Distribución de la riqueza.

Creo que, entonces, más allá de las discusiones… nosotros, por ejemplo, como CTA nunca nos opusimos a las retenciones y no nos oponemos, sino lo que venimos diciendo respecto de los minerales, sin ningún tipo de retención, al petróleo, al gas, ¡no, al contrario!, creemos que el Estado tiene que tener el nivel correspondiente de retenciones. Me parece que el Estado tiene que tener un papel diferente respecto a esto. Y la otra cuestión: si el Estado cumple con lo que tiene que cumplir; si el Estado juega el papel que tiene que jugar y lo que recauda lo utiliza para lo que tiene que utilizarlo. Hoy tenemos un problema tremendo con la distribución de la riqueza y tenemos muchos millones de dólares acumulados en el Banco Central pero no hay distribución de la riqueza; la riqueza que la produce el pueblo, los Sectores populares, pero no la perciben; no la percibe el salario, no la percibe el salario diferido, que puede ser el salario familiar. Hoy, solamente cobran el salario familiar los trabajadores que están en blanco, el 25% del sector de los trabajadores. El resto de los trabajadores, que son informales, que están en negro, que están precarizados, no cobran salario familiar; ¿y qué?, ¿acaso no son esos hijos iguales a los hijos de los que estamos blanqueados? Bueno, eso es una política del Gobierno, no la hace el Gobierno, ¿quién la va a hacer? Entonces, está en eso: para qué queremos el dinero. Porque si acumulamos dinero y no lo repartimos, bueno, eso es otra discusión.

Seguir desgranando...

Lo del campo tiene implicancias que todavía hay que seguir desgranándolas, me parece que hay seguir profundizando el valor de esto y creo que la crisis no termina con el simple eslogan de decir que estábamos "ante un golpe de Estado". Porque con ese tipo de caracterizaciones también terminamos en otros para desvalorizar: "¡no, esos son zurdos!", "¡no, esos no tienen ninguna propuesta!"; entonces con eso subestimamos, desvalorizamos, lo descalificamos y nos ponemos en una actitud muy soberbia. Entonces, me parece que todos nosotros tenemos que aprender a convivir con miradas diferentes, con opiniones diferentes, y en todo caso, tratar de que en ese nivel de convivencia saber que, si tenemos intereses comunes, entonces van a prevalecer esos intereses comunes sobre cualquier diferencia que tengamos.

Un Fallo histórico.

Por Democracia y Libertad.

En todo caso, insisto, repito, reitero: los argentinos no tenemos que estar tan shockeados porque acontezcan cosas como esa o como lo que acaba de suceder con la Corte Suprema de la Nación, que toma una determinación y bueno, ¡algunos se vuelven locos!; y la verdad, que la determinación de la Corte Suprema de la Nación lo único que ha fallado es a favor de los trabajadores, de ninguna estructura Sindical; falló a favor de la democracia y la libertad de los trabajadores que van a poder elegir sus Delegados sin recibir presión y sin que los estén echando. Y la segunda cuestión: la Corte Suprema no dijo que hay que afiliarse a la CGT o a la CTA; así que los Dirigentes que tienen interés en representar seriamente a los que quieren representar, ¿a qué le van a tener miedo? En todo caso será la gente la que decida quién los tiene que representar ¡y me parece bárbaro!; y habrá alguien que lo haga mejor que otro, y eso es la vida. Pero me parece que intentar denostar, ningunear, descalificar, poner niveles de antagonismo, como he escuchado y he estado en ámbitos de debate, de que "quienes bancan esta iniciativa están al lado de lo peor de la sociedad". Me parece que no es querer discutir, querer quedarse como está, porque en última instancia se está defendiendo algún interés sectorial o personal.

  • L.C.: José, hemos hablado con Héctor Recalde hace muy poco y decía que "la CGT respetaba el fallo de la Corte por considerarla una Corte independiente, pero que era un fallo errado porque tomaba referencias de una Resolución de la Dictadura". ¿Cómo se responde a esa cuestión?

J. Rigane: Primero, la Corte, según los abogados, se cita a sí misma. El hecho de que la Corte cite un fallo de la época de la dictadura de Onganía no significa que está avalando a la Dictadura. En realidad, si se lee ese fallo, se va a comprender que es un fallo de la Corte lo que precisamente le dice a la Dictadura, que lo que vale es la libertad, la democracia y precisamente no tiene que ver con la dictadura. Yo creo que los muchachos Recalde, Piumato y compañía se agarran de lo que pueden para tratar, primero, de descalificar el fallo y se lo vamos a respetar, pero tratan de descalificarlo de distintas maneras. Y me parece que es ese grupo de personas que está, como que no quiere más libertad y más democracia; ¿a quién le va a afectar más libertad y más democracia? En realidad, a los trabajadores les va a servir, les va a permitir tener un mejor nivel de participación y de compromiso.

Preocupación de algunos.

¿Quién debería estar preocupado por el fallo de la Corte?: los Empresarios. Si solamente en el 13% de las Empresas hay Delegados y en el 87% no se eligen Delegados, me parece que ahí hay una clara lectura, es un dato oficial éste. ¿Y por qué no hay Delegados?: porque cuando se quieren elegir Delegados, veamos el caso Toledo, para no ir tan lejos: cuando los compañeros quisieron hacer una Organización, elegir una Comisión interna y tener Delegado, ¿qué pasó?, los echaron. Lo primero que hace Toledo es echarlos, porque no hay protección, porque no hay fuero. Entonces, esto a lo que viene es a cubrir ese espacio, a decirles "bueno, cualquier trabajador puede ser Delegado y cualquier Delegado va a tener el fuero Sindical que lo va a cubrir ante la represalia patronal". Es como se hacía anteriormente, esto no va en contra de la estructura Sindical y tampoco dice que hay que afiliarse a una Organización determinada. Esto, lo que dice, es que "no es necesario estar afiliado a una Organización con Personería Gremial para precisamente, poder participar del acto eleccionario".

Tener o no tener derechos.

Nosotros pertenecemos a un Sindicato que tiene Personería Gremial, un Sindicato que tiene 65 años, no somos simplemente inscriptos; nosotros no tenemos ningún inconveniente, no tenemos ningún temor y hemos peleado, y tengo el orgullo de haber representado a la CTA a nivel nacional e internacional, en las reuniones de la OIT. Y nos parece absolutamente imprescindible y necesario porque, si no, acá tenemos Sindicato de primera y Sindicato de segunda: las Organizaciones simplemente inscriptas, que en el país suman más de 2.000, no tienen derecho a representar colectivamente, no tienen derecho a firmar el Convenio Colectivo, no tienen fuero Sindical suficiente, no pueden hacer el descuento de la cuota sindical por nómina. Bueno, esto está muy claro.

El Amo de los derechos.

En cambio, los que tienen Personería, sí tienen todos esos derechos. ¿Quién otorga la Personería?, bueno, existe una Ley, pero ¿quién pone en vigencia la Ley?: el Ministerio de Trabajo de la Nación. El Ministerio de Trabajo de la Nación te dice si tenés la Personería o no tenés la Personería. Bueno, la CTA, 1.400.000 afiliados, hemos presentado todos los papelitos desde el año 2004 y no nos falta presentar ningún papelito más, ¿es un problema administrativo?, ¡no!, es un problema político, ¿de quién?: del Gobierno. Porque el Ministerio ¿a quién pertenece?: al Gobierno, y el Gobierno es quien decide si te da la Personería o no, ¿eso es democracia?, ¿eso es respetar lo que dice la Constitución?, ¿eso es lo que te dan los Artículos 14, 14 bis?, ¿eso es respetar el Convenio 87 y 98 de la OIT que, en el caso nuestro, forma parte de la Carta Magna de la Nación? ¡No! Entonces, lo que la Corte hace es decir, "señores, acá hay un derecho, estaba escrito pero no se ejercía. A partir de ahora se puede ejercer" Para eso dice, "declara inconstitucional el Inciso A del Artículo 41 y hay libertad y democracia Sindical en ese nivel".

Los derechos se ejercen.

Esto, ¿resuelve la Personería de todas las Organizaciones simplemente inscriptas? ¡no!, y hay que seguir dando la pelea. Esto, ¿resuelve la Personería de la CTA?, ¡no! Y nosotros nunca pusimos en tela de juicio, digamos, nada más que la tutela sindical, siempre respetamos y además estamos absolutamente convencidos de la mayor representación; nunca nos oponemos a eso, y además, éste es el único país del mundo en que existen este tipo de Leyes y que existe el "unicato sindical". Y para no ir tan lejos, para no irme a Europa, me voy a ir acá al Uruguay: en el Uruguay no hay ninguna Ley de Asociaciones Profesionales que rija los derechos de los trabajadores; sin embargo, los uruguayos tienen una Central Única y se da la Organización que tiene cada trabajador; simplemente tiene que inscribirse como dice en esta Constitución y se terminó. Así que ¡basta de cuentos, basta de fantasmas! y me parece que esto ayuda a los que menos poder tienen y nosotros no tenemos por qué estar en desacuerdo, los tenemos que acompañar y tenemos que lograr con esto una mayor participación del conjunto de los trabajadores ¡y ésa es nuestra responsabilidad!, hacer conocer esto y que participe y que se concrete en los trabajadores para que puedan decidir en acuerdo a lo que ellos quieren o necesitan.

  • L.C.: Clarísimo. José, te agradecemos muchísimo por haber venido y gracias por tu tiempo; tardamos un poquito más de lo que habíamos previsto, pero había mucho para hablar.

J. Rigane: No, muchas gracias a ustedes, muy amables.

  • L.C.: José Rigane, gracias.

(*) Conductor del programa "El Mañanero" - F.M. De La Azotea / 88.7 - Mar del Plata.