Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
SINDICATO LUZ Y FUERZA MAR DEL PLATA - ARGENTINA
Central 9 de Julio: Medidas inconsultas y sindicalismo empresario
Una medida oficial inconsulta y el accionar inescrupuloso del sindicato "paralelo" han provocado medidas de fuerza en los sectores de trabajo de la Central "9 de Julio" de Mar del Plata. El secretario general del gremio, José Rigane, clarifica las coordenadas actuales del conflicto.

Información relacionada:

Mar del Plata: Paro en la Central 9 de Julio

Rebanadas de Realidad - Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata, 13/05/09.-

  • En un comunicado del Sindicato de Luz y Fuerza se denuncia que en la Central "9 de Julio" de Mar del Plata existe un conflicto, porque la empresa decidió trasladar personal de otra central, concretamente de Villa Gessel. ¿Nos puede informar en qué estado se encuentra el conflicto y las razones del mismo?

José Rigane, Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata; titular de FeTERA y Secretario de Organización de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA).

José Rigane: Si, efectivamente la semana pasada nos enteramos que la empresa a nivel gerencias había resuelto el traslado de tres trabajadores que están en Villa Gessel a nuestra Central 9 de Julio y tomando en cuenta, que la medida, por un lado, es inconsulta: ya que la ley de marco regulatorio eléctrico de la Provincia obliga a las empleadoras ante cualquier modificación del plantel de trabajadores, acordarlo previamente con la organización sindical; y en segundo lugar: como la planta de personal, entendemos, está cubierta, no se justifican, en principio, dichos traslados. En cuanto al estado actual, el día 12 de mayo el Ministerio de Trabajo de la Provincia decretó la conciliación obligatoria suspendiendo, por un lado, los traslados; y por el otro, ordenando levantar el plan de lucha; conciliación que, como es costumbre, este gremio acató.

  • ¿Pero no hay otro trasfondo político en esos traslados?

J.R.: Bueno, no podemos negar que el personal de Villa Gessel está afiliado a otro sindicato, concretamente al sindicato "paralelo", con inscripción gremial, de General Pueyrredón y ello complica y agrava aún más la situación por cuanto ese sindicato pretende arrogarse en nuestra jurisdicción facultades que la Ley de Asociaciones Sindicales no le concede, y ello produce mayor malestar entre nuestros afiliados.

  • Pero si Centrales de la Costa es una empresa provincial, ¿no está aquí la mano del gobierno?...

J.R.: No creo; más allá de nuestras diferencias con las autoridades del Ministerio de Infraestructura, por cuestiones sectoriales, siempre hemos tenido el ámbito de diálogo necesario y de respeto mutuo. No ha sido política del gobierno provincial, hasta ahora, y de su gobernador, de participar en lo que podemos denominar "internas sindicales". Lo concreto es que en esta empresa se está llevando adelante el proceso de repotenciación, a la cual esta vez esperemos -y así fue dicho en la Casa de Gobierno, donde participé en la recepción de los sobres licitatorios- que la adjudicación de la obra de repotenciar Mar del Plata, a más tardar se haría en el mes de agosto del año en curso. Obra que, como ustedes saben, ha sido un proyecto que comenzó esta organización sindical por los noventa, cuando se supo que el interconectado nacional con la línea de 500 no iba a llegar a esta ciudad; y debemos destacar que ésta es la tercera licitación en los últimos tres años y de las palabras de las Ministra con la presencia del Gobernador Scioli escuchamos la convicción que en agosto, como dije, se estaría adjudicando; lo que sumado a la ampliación de Villa Gessel, adjudicada durante el año pasado, permite pensar que la gestión se realizará, permitiendo que en los próximos diez años tengamos energía suficiente para desarrollar Mar del Plata y su región.

  • ¿Y cómo sigue este conflicto?

J.R.: En el marco de la conciliación obligatoria se abre un camino de diálogo que esperemos llegue a buen fruto, por cuanto la organización que represento no tiene ánimo del conflicto por el conflicto mismo y mucho menos en una empresa del Estado que, como ustedes saben, es uno de los objetivos del gremio, porque siempre nos opusimos a las privatizaciones en el área y es nuestra línea que la generación, el transporte y la distribución de la energía vuelvan a manos del Estado, lo que no podemos decir del sindicato paralelo quien, en los noventa, a través de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza a la cual esta adherida Pueyrredón, no sólo compró el modelo de vender las empresas del Estado, sino también se enroló en el denominado "sindicalismo empresario", por lo que no infunde confianza en los trabajadores de la empresa su pretensión de arrogarse facultades que, además de no tenerlas legalmente, no han demostrado en los hechos actitudes en defensa de los derechos de los trabajadores lucifuercistas.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Guillermo Albanese, Secretario de Prensa.