Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - ARGENTINA

La Ley de Radiodifusión del Ejecutivo es tan buena que la AIR nos vuelve a atacar igual que lo hacia con Perón

Por Martín García, Director de la NAC&P0P / Web

Información relacionada:

Bruselas: La Federación Internacional de Periodistas respalda proyecto de Ley de Radiodifusión en Argentina

Rebanadas de Realidad - N&P;, Buenos Aires, 06/05/09.- Cuando el coronel del pueblo, Juan Domingo Perón, llega al gobierno (1946), se encuentra con una fuerte presencia de los sectores de la oligarquía en el periodismo gráfico: Los Mitre en La Nación, Los Gainza Paz en La Prensa, y aun Botana en Critica.

Noble, un conservador que funda el diario Clarín, fue adverso al peronismo hasta el 51 en que, se vio beneficiado, por la expropiación del diario La Prensa, que, al ser manejado por la CGT, le dejo el campo libre de los clasificados, es decir que, el diario La Época, que apoyaba a Perón, existe en el naciente rubro radiofónico una exitosa presencia empresaria PYME que puede volcarse a favor de los nuevos tiempos.

Los medios gráficos -amigos de la oligarquía- defendían intereses contrarios a la política que iba a desempeñar el gobierno revolucionario del general Juan Domingo Perón. Es decir, los intereses del Imperio británico, por entonces, y su aliado Norteamérica, que luego, después de la guerra, lo suplantaría en Occidente.

El diputado justicialista John William Cooke califica al diario La Prensa, como -enemigo de la nación y de la clase trabajadora, complotado con los intereses capitalistas. Lo hace en oportunidad de reunirse la Comisión Bicameral del Congreso Nacional que determino la expropiación de La Prensa, a raíz de los negociados realizados por la empresa en la importación de papel de diario.

En agosto de 1947 Jaime Yankelevich, un exitoso empresario radial le ofrece al Estado la venta de su red de emisoras en seis millones de pesos.

Perón dispone que el Estado argentino compre esa y las demás radios, y le encomienda a Yanquelevich que hable a los otros empresarios radiofónicos para decirles que le pongan un precio a sus radios que el gobierno nacional tiene interés en comprárselas y se las compra.

Quien no quería venderla, no lo hacia, como sucedió con los dueños de LV1 Radio Graffigna que no acuerdan con el gobierno.Es decir que las demás radios pasan a ser del Estado nacional.

El Consejo Económico Nacional, presidido por el empresario Miguel Miranda, el Instituto Argentino de Promoción Industrial (IAPI), Correos y Telégrafos, dirigido por Oscar Nicolini y el Banco Industrial de la Republica Argentina, con Oscar Maroglio a la cabeza, se lanzan a comprar todas las radios privadas del país.

Con el mismo mecanismo y filosofía que lo hicieron Cablevisión y Multicanal en los años ´90 cuando el Grupo Clarin y TCI compraron los canales de cable a sus dueños, poniéndo al frente a sus ex propietarios, como sus nuevos gerentes.

De esa misma manera, Perón les dice a los ex dueños de las radios adquiridas por el estado nacional que se queden al frente de las radios a gerenciar sus ex empresas. Los convierte en una suerte de empresarios privados y funcionarios a la vez, y les abre la posibilidad de hacer buenos negocios con reglas de juego claras y total transparencia explotando y acrecentando el éxito de sus medios y el éxito del Estado en ese emprendimiento.

Perón no le teme a la actividad privada, los empresarios argentinos de la radiofonía no eran enemigos de la revolución lo que no quería Perón era cederle el poder de las radios y el manejo de la información al enemigo estratégico que era Gran Bretaña ni a su socio, los EEUU. de Norteamerica. Tampoco a sus aliados internos, la oligarquia nativa, asociada a ambos, lectora y auspiciante de La Prensa y La Nacion.

Las radios pasan entonces a formar cadenas informativas, cubriendo el territorio nacional dependiendo informativa y administrativamente de la Subsecretaria de Prensa y Difusión del Estado administrado por el gobierno de la Revolución que lideran Perón y Evita.

De allí en mas Yanquelevich es un protagonista exitoso del peronismo en el gobierno, y culminara su participación estelar en esta etapa revolucionaria del país con la puesta al aire del primer canal de televisión argentino y el primero de habla hispana en el mundo, el canal 7 de Argentina, a instancias del General Perón y de la misma Evita en persona.

Naturalmente los sectores internacionales que operaban sobre Argentina, ponen el grito en el cielo por toda esta política comunicacional activa y soberana de Perón.

En la conferencia que los Tres grandes celebraron en Yalta, Ucrania, del 4 al 11 de febrero de 1945 (el presidente de Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt, el primer ministro británico Winston Churchill, y el máximo dirigente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas Iósiv Stalin) se había repartido el mundo.

Habían acordado un compromiso sobre la fórmula de voto en el futuro Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con un papel clave, privilegiado, monopólico y decisivo para las grandes potencias vencedoras de la segunda guerra, en la futura organización de la paz, es decir en el nuevo orden mundial que se establecía desde ese momento, con el reparto espurio de las zonas de influencia y de explotación imperial.

Esto fue denunciado con vehemencia e insistencia por el general Juan Domingo Perón, levantando las banderas fundacionales de la Tercera Posición (tan alejada de uno como de otro sector de los protagonistas de Yalta), y definiendo que la contradicción principal no era capitalismo o comunismo, sino liberación o dependencia.

Goar Mestre, el empresario radiofónico cubano de la Cuba pre castrista, era amigo de Spruille Braden, (que antes de ser embajador norteamericano ante la Argentina, había sido embajador de los EEUU en Cuba).

En total consonancia con la política exterior dominante del Norte, Mestre acuerda con 14 empresarios de otros tantos países (ligados a la misma influencia política de los EEUU, es decir Brasil, Canadá, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, México, Panamá, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, la realización del siguiente Congreso Internacional de la AIR (Asociación Internacional de Radiodifusores) en la Argentina para presionar a Perón, intentando que abandone su política de explotación mixta de las radios y empujar a que abra la tenencia de importantes medios de Argentina a radiodifusores privados libres con apoyo del exterior o que puedan recibir apoyo de capital extranjero.

Evidentemente, Goar Mestre no conocía lo suficiente a Perón.

Cuando Mestre presenta el documento de los países que habían concurrido al Congreso de la AIR en la Argentina, y que condenaba las política de medios del Estado nacional, firmado por sus socios políticos, Bramuglia, el canciller argentino cita a Mestre y le dice que ha cometido un acto incalificable que el gobierno de la Nación Argentina no puede permitir: -El general Perón pide que le devuelva el documento firmado por Uds. que el no puede recibir porque representa a un grupo de ciudadanos extranjeros que se han entrometido en los asuntos internos de un país soberano, en abierta violación de la Carta de San Francisco ( y los saca carpiendo de Argentina acusándolo públicamente de complotar contra el país).

Pero no solo eso, Perón da la orden de apoyar, con recursos económicos, a Amado Trinidad, el mas feroz competidor empresario de Goar Mestre en Cuba, a quien le encomienda, a cambio, la imagen del gobierno argentino en su país, fortaleciéndo a este grupo cubano en su disputa comercial contra Mestre.

Es decir que se la sigue a Goar Mestre en su propio territorio.

Por eso, cuando Perón vuelve, después de 18 años de exilio al pais y se convierte, por tercera vez, en presidente de los argentinos, decide no renovarle la licencia de canal 13 a Goar Mestre, el empresario cubano y a su grupo, porque lo tiene caracterizado claramente como agente enemigo del país.

Ahora ¿Cómo y cuando apareció Goar Mestre al frente de un canal de la televisión abierta en el distrito central de Argentina?

Cuando es derribado Perón, por el gobierno golpista de Lonardi-Rojas y Aramburu del 55, la contrarrevolución le abre las puertas del mercado argentino a las tres cadenas norteamericanas de producción de contenidos: La ABC, que respaldara al Canal 9, la NBC que llevara su programación al Canal 11 de Buenos Aires y la CBS que aparecerá asociada a Goar Mestre en el Canal 13, canal que ahora esta en manos del Grupo Clarín y que ha sido diseñado desde su inicio para captar a las clases medias de Argentina.

Los sectores de la radiodifusión ligados a la política norteamericana para la America del Sur habían tenido que esperar que Perón se fuera -como lo hizo el FMI- para irrumpir en la Argentina.

Este es el histórico enfrentamiento entre el gobierno peronista y la AIR que ahora vuelve a su rol de policía del imperio denunciando una nueva política activa del peronismo desde el Estado democrático, con el Proyecto de Ley de Radiodifusión presentado por la presidenta Cristina Fernández bajo el titulo de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales.

Veamos que dice ahora la AIR desde los medios de comunicación que siguen asociados a su tutela, como es el caso del diario del Grupo Clarín de Buenos Aires.

De Clarin.

La Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) dijo que el proyecto alienta -medios más vulnerables y dependientes. Fue durante una reunión en Washington, que contó con la presencia del titular de la OEA.

La Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) cuestionó con dureza el proyecto de Ley de Radiodifusión que impulsa el Gobierno, al afirmar que pone en riesgo la libertad de prensa en la Argentina.

La entidad, que agrupa a asociaciones de radio y televisión privadas de América, Europa y Asia, se pronunció de esta manera durante un encuentro en Washington, que contó con la presencia del secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

El organismo cuestionó –La amplia discrecionalidad que se pretende otorgar a la Autoridad de Aplicación, controlada por el gobierno de turno, así como la falta de parámetros objetivos para el otorgamiento y renovación de las licencias, que -constituyen amenazas permanentes para la estabilidad de las mismas y, en consecuencia, una potencial presión económica y editorial sobre los radiodifusores.

-No hay ningún país del mundo en que las licencias a los medios privados se puedan revisar cada dos años, bajo criterios que no están objetivados en la misma ley. Hay un riesgo enorme de comprometer y afectar la independencia editorial de los medios de radio difusión. Se presta a que haya presión por parte del Gobierno, amplió el titular de AIR, Luis Pardo.

La entidad también criticó la retroactividad que plantea la ley. -Afecta los derechos constitucionales adquiridos en el marco de la ley y a partir de inversiones genuinas. Y cuestiona el hecho de que los medios ya existentes se verán debilitados, -en lugar de incrementar la diversidad generará actores más vulnerables y dependientes de intereses extra periodísticos, dice textualmente.

En el encuentro también se describió la situación que enfrentan los medios de comunicación en la Argentina, -a partir de una escalada de confrontación planteada desde el poder político, en la que se inscriben agresiones a medios y periodistas, amenazas fiscales y regulatorias, abusos en la distribución de la publicidad oficial o cooptación de medios privados.

Asimismo, se criticó el hecho de que el Gobierno haya presentado el proyecto en este clima enrarecido y en plena campaña electoral y -que lejos de abordar problemáticas endémicas de la industria audiovisual argentina, genera un marco de incertidumbre tanto para el desarrollo del sector como para la libertad de contenidos.

Fin del articulo de Clarin

Ahora volvemos nosotros a analizar esta posición nada nueva, de la AIR.

Cuando la AIR dice que pone en riesgo la libertad de prensa a lo que se refiere es a la libertad de que gozan ahora las empresas del grupo oligopolico que incluye la exclusividad es decir la ausencia de otros actores sociales que tengan medios de comunicación similares a los del oligopolio.

Es verdad, la nueva ley le abre el juego a otros actores sociales, las universidades, los sindicatos, las cooperativas y otros empresarios privados, incluyendo a las PyMes mediáticas que no pueden competir con los medios del oligopolio en inversion o potencia pero que si pueden disputarle el espacio de la audiencia en sus respectivas localidades.

Como dice el cuento que -las hormigas no pueden vencer a los elefantes, pero se lo pueden comer.

El hecho que el Estado democrático termine con la exclusividad que ha guardado para si el oligopolio con la ayuda del Estado privatizador neoliberal de Menem y De la Rua de los ´90, para ellos es lo que pone en riesgo la libertad de prensa tal como ellos la armaron con la fuerte presión de la Embajada norteamericana sobre los gobiernos argentinos.

Cuando ellos dicen se verán debilitados y dependientes de intereses extra periodísticos, lo que estan diciendo es que tambien pierden la exclusividad en este rubro, porque -hasta ahora- son los medios del Oligopolio los que debilitan a los gobiernos democráticos con su presión manipuladora sobre la opinión pública para obtener negocios extra periodisticos.

Obviamente su enorme presion extraperiodistica sobre los gobiernos democráticamente elegidos por el pueblo se vera debilitada por esta Ley. Sin lugar a dudas. Y así debe ser.

Es decir que el Estado nacional vuelve a conducirse con soberanía política desarticulando el aparato controlador y dictatorial organizado por la Secretaria de Estado del gobierno norteamericano sobre los débiles gobiernos latinoamericanos a través de las familias elegidas por ellos como sus testaferros (elegidas y financiadas por ellos) como los Azcárraga en México, los Cisneros en Venezuela, los Marinho en Brasil, los Romay Salvo en Uruguay, los Gonzalez Gonzalez en El Salvador y Chile, los Noble, como antes los Goar Mestre en Argentina, etc.

Los gobiernos solos no pueden oponerse a todos los instrumentos del Imperio como lo son sus instituciones coloniales tales como la OEA, la OMC, el FMI, la OIT, la FAO, e inclusive la AIR.

No pueden hacerlo sin el concurso del pueblo y de otros pueblos que estén en su misma situación.

Por eso es tan importante la unión de los países de Suramérica y el caribe, en el Mercosur, en el UNASUR, en el ALBA.

Y por eso es tan importante incorporar al pueblo a las organizaciones sociales y a los empresarios PYMES y de mayor magnitud de la burguesía nacional para disputarle el espacio a estos oligopolios comandados por el enemigo estratégico de los pueblos del Sur.

Dice Perón: -Las causas nobles no valen tanto por su contenido cuanto por las manos que las utilizan Las causas nobles al servicio del mal son las peores causas. Conocemos los principios que practican, los escrúpulos que gastan y los métodos que emplean muchos campeones de la libertad de informacion y de la libertad de prensa que hoy se rasgan las vestiduras en su defensa. Las libertades de prensa e información, realizadas de buena fe, son unas de las mas grandes conquistas de la humanidad civilizada, pero, practicadas de mala fe, son uno de sus peores azotes. Hoy se ataca indecorosamente a los paises o a sus gobernantes, pero desde el exterior, coordinando embajadas y servicios de espionaje en una campana generalizada de propaganda, provocación y agresión Las agencias informativas manejadas por los servicios de inteligencia participan también en esos planes y los diarios venales de los diversos países son asimismo instrumentos a su servicio Aparecen de pronto numerosas revistas con diversos nombres mal disimulados, que bajo inocente pretexto se suman a la campana publicitaria dentro y fuera de los países. Noticiarios cinematográficos y transmisiones radiales, como servicios gratuitos de películas cinematográficas de propaganda, completan el cuadro de penetración mal disimulada. Si desde un diario se puede hacer un chantaje a una persona, desde esta organización se lo puede hacer a toda una nación. Por este medio se puede llevar allí descrédito a un Gobierno y a un pueblo entero, a la guerra.

Y culmina: -Si algún mandatario, en uso de su derecho que no se le niega a estos empresarios de la falsedad, se decide a tener sus propios órganos de opinión o toma medidas en defensa de los intereses nacionales limitando la licencia y la procacidad de los órganos encadenados mediante una censura apropiada, entonces todas las agencias de noticias también encadenadas, comienzan a cursar despachos con noticias en los que se tendrá buen cuidado de decir que se trata de un dictador y que el régimen es totalitario o antidemocrático.

La Ley presentada por Cristina Fernández y Gabriel Mariotto, es tan buena que la AIR nos vuelve a atacar, al igual que lo hacia con Perón en 1946.

El Proyecto del ejecutivo todavía necesita algunos retoques y se los están haciendo, después de consultar con el pueblo y las organizaciones de la comunidad a lo largo y a lo ancho del país, pero lo que le falta es un poco mas de control sobre el poder de las corporaciones que dependen de los grandes centros de poder –como las telefónicas- aumentar aun mas el federalismo con la implementación del derecho a una audiencia nacional para todos, no importa donde vivan y desde donde emitan, para ser vistos y oidos por las grandes audiencias urbanas en la ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense, Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Bahia Blanca, Mendoza, San Rafael, Rio IV, etc consolidando la presencia del Estado en la decisión estratégica de indicarle a los distribuidores de señales -en su carácter de servicio publico, dentro del cual estaremos todos, en poco tiempo mas- cuales señales incorporar, de los Estados Unidos de Suramérica, Latinoamérica, y el resto del mundo, equiparando las señales de los cuatro continentes restantes, (porque no vaya ser que las corporaciones crean que estar conectados al mundo sea solamente para justificar el recibir señales anglosajonas, siendo que, en este mundo multipolar, no recibimos – por los canales de cable, ni el Direct TV, o os demás satelitales y ahora por los celulares nada de las miles películas y series que se producen en Africa, en Asia, en Oceanía, tan poco de Europa y de Europa del este y tan poco de los países hermanos de habla hispana y del Brasil).

Es decir que las reformas que se pudiera sugerir a los miembros del ejecutivo que están a cargo de esta tarea no están direccionadas a mantener los privilegios y la exclusividad, por la cual clama el imperio, a través de la AIR, una de sus viejas y útiles instituciones coloniales.

La CIA vuelve a moverse utilizando el mismo software de siempre sin ninguna creación nueva.

Ya esta todo escrito.

Son de Manual.