Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
AGUAFUERTES AMBIENTALES

Gore-Bush Bush-Gore: Diferentes pero no tanto…

Por Ricardo Luis Mascheroni (*)

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 15/05/07.- Si a cualquier persona medianamente informada le preguntáramos: ¿piensa que Al Gore o George Bush son parecidos, tienen similitudes o coincidencias?, seguramente nos responderá que no!!!, y tal vez apunte algunas diferencias como las siguientes:

Gore fue vice presidente, Bush presidente de los EE.UU. por dos períodos.

Gore defiende el ambiente y Bush lo arrasa.

Uno es demócrata y el otro republicano.

No es poco, pero si rasgáramos levemente la cáscara de esta verdad impuesta veríamos que Gore y Bush son lo mismo, aunque no lo parezcan tanto.

No obstante tenemos que aceptar que mientras Bush es la cara odiosa y odiable, Gore es una contracara simpática y aceptable, de un mismo país.

Ambos han sido parte de la conducción y responsables de las políticas insustentables de la nación más poderosa de la tierra, que emite el 25 % de los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático y el calentamiento global, con sus secuelas de destrucción y muerte.

Coinciden además y han hecho causa común en la defensa, promoción e incremento de la producción de biocombustibles. Producción mayoritariamente sustentada con semillas transgénicas, agroquímicos altamente tóxicos, destrucción de selvas, montes y bosques nativos y exclusión de amplios sectores rurales, que terminan como asilados ambientales en la villas miserias de las ciudades de todo el mundo.

Los dos apuestan todas sus fichas a la consolidación del nuevo paradigma productivo, el biocombustible, como sustento de sus políticas hiperconsumistas, de las cuales no reniegan.

Al afirmar que todos somos responsables del cambio climático, nadie es responsable y se pone en un pie de igualdad a las víctimas con los victimarios.

Esta cara y ceca de la misma moneda, se alternan por el mundo para difundir la buena nueva que nos salvará de los desastres ambientales por venir.

Así es que, en aquellos países en que Bush es resistido y genera protestas sociales y políticas y en los que no se quiere exponer, va Gore. En su gira latinoamericana Bush no vino a la Argentina, Gore si, y a un costo de 170.000 dólares por disertación, según algunos medios de comunicación. Tendríamos que saber quien paga esas cifras, seguramente "aquellos a los que le interesa el país".

Entiendo que es una mera casualidad y no otra cosa, la reciente publicidad de biodisel aparecida en todos los medios de comunicación del país, coincidente con la llegada del ambientalista norteamericano.

La militancia de Gore por el ambiente, habría que saber el de quién, lo ha vuelto atractivo y seguramente que muchas organizaciones que reciben suculentos subsidios venidos de los países enriquecidos del norte, estarán presentes y muchos funcionarios, empresarios y demás, cantarán loas al nuevo paladín de la preservación ambiental, ganador del Oscar y candidato al Nobel y al Príncipe de Asturias.

En ese contexto "Una verdad incómoda" puede ser un buen documento, con el que podemos coincidir o no, pero la verdadera "verdad incómoda" es que ambos son igualmente responsables del calentamiento global y la matriz de derroche energético, a la que siguen adscribiendo e impulsando.

Parecería ser que ninguno de los dos se han enterado que su país es el máximo responsable del descalabro ambiental. Es el que consume más energía, combustible y alimentos por habitante y que su gasto militar supera largamente los presupuestos de muchos países del mundo.

Cada niño que nace en EE.UU. provoca un impacto desde el punto de vista energético 135 veces mayor que uno nacido en Ghana o en Haití.

No tiene sentido abundar en más detalles, por lo que, Gore-Bush son diferentes pero similares.

(*) Docente e investigador de la Universidad Nacional del Litoral, Argentina.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones