Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

El gobierno confirma que podrá haber importación de residuos peligrosos a Colombia

Declaración del Senador Jorge Enrique Robledo

Rebanadas de Realidad - MOIR-Colombia, Bogotá, 18/07/06.- Mediante la Resolución 1402 del 17 de julio de 2006, el ministro de Ambiente, Juan Lozano, confirmó la decisión de su antecesora, Sandra Suárez, de permitir la importación de "residuos o desechos peligrosos" a Colombia, importación que estaba perentoriamente prohibida por la Resolución 189 de 1994. Esta última dice en su artículo 2º: "Ninguna persona podrá introducir al territorio nacional residuos peligrosos", entre los que estaban los siguientes que a partir de ahora, según lo decidido por los dos ministros del uribismo, sí podrán traerse a Colombia: infecciosos, combustibles, inflamables, explosivos, volátiles y corrosivos.

Que la resolución de Lozano prohíba la importación de residuos radioactivos y tóxicos (que son parte de los peligrosos y que también estaban prohibidos por la Resolución 189) y que para los peligrosos que ahora sí podrán entrar a Colombia se exija licencia previa, no cambia que el gobierno relajó la protección ambiental y que se prepara la importación de desechos peligrosos. ¿O para qué derogaron la 189? ¿Quién se lucrará con estos cambios?

Es evidente, de otra parte, que la ex ministra Sandra Suárez hace una presentación amañada y dolosa de este caso en la carta que hoy le publica El Tiempo, carta que, con cinismo, titula "Tormenta en vaso de agua". Porque ella sabe que pretende engañar al lector común cuando solo se refiere a los residuos tóxicos (callando sobre los peligrosos) y sabe también que las leyes que cita autorizan la importación de muchos residuos peligrosos a Colombia, posibilidad que expresamente prohibía, en todos los casos, la Resolución 189 que ella derogó.

Y sigue en duda si incluso lo aprobado ayer por el ministro Lozano es compatible con lo acordado en el TLC, texto según el cual -salvo demostración en contrario que el gobierno debería hacer, si puede- no podrá prohibirse la importación a Colombia de ningún tipo de residuo peligroso, incluidos los tóxicos y nucleares (ver carta a El Tiempo de Jorge Enrique Robledo de ayer). Es un deber del ministro de Ambiente aclarar este punto y explicar también si los cambios que nos ocupan tienen que ver con los artículos 18.1 y 18.2 del Tratado, que establecen como "inapropiado" que, después de entrar este en vigencia, se modifiquen las normas ambientales para promover los negocios.

Gentileza de MOIR.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones