Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO (PDA) - COLOMBIA

El POLO seguirá fijando autónomamente sus propuestas

Por Carlos Gaviria Díaz y Daniel García-Peña (*)

Artículos del Polo Democrático Alternativo (POLO) editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - PDA, Bogotá, 06/02/08.- Ante los nuevos acontecimientos políticos a raíz de las masivas movilizaciones del pasado 4 de febrero, el Polo Democrático Alternativo considera necesario formular el siguiente pronunciamiento

1. La marcha del 4 de febrero evidenció que en el país existe un sentimiento masivo de repudio al secuestro y a quienes lo practican, en particular a las FARC, tal como el Polo lo había manifestado a la opinión pública en su declaración POR EL ACUERDO HUMANITARIO: NO A LA GUERRA NO AL SECUESTRO, divulgada en la víspera dicha jornada.

2. La concentración convocada por el Polo y diferentes organizaciones sociales y sindicales superó las expectativas, con una asistencia masiva a la Plaza de Bolívar a la hora fijada. La concentración contribuyó a romper el unanimismo que quería imponerse y divulgar ampliamente las consignas acordadas por consenso en la Dirección del Partido de rechazo al secuestro y a la guerra, de respaldo al acuerdo humanitario como paso en un proceso de negociación política y como alternativa al guerrerismo tanto del gobierno como de las FARC, del paramilitarismo y de los demás actores del conflicto.

3. Esta posición del POLO acompañó la decisión de las víctimas y de los familiares de los secuestrados, quienes a lo largo del país realizaron convocatorias y actos diferenciados tratando de llamar la atención sobre la posible utilización mediática de la marcha al servicio del respaldo a un eventual rescate militar que, sin duda alguna, conlleva un altísimo riesgo para todos los secuestrados.

4. Como partido político de izquierda democrática el POLO reivindica no sólo su derecho sino también su responsabilidad política de fijar autónomamente sus propias posiciones y formular propuestas alternativas a las del establecimiento o de otros actores. Para el caso, el POLO hizo bien en deslindar campos tanto con los actores armados como con la política de seguridad democrática y su posible implementación a mayor escala.

5. Es contrario a la democracia que tanto los medios de comunicación como otros intereses políticos y económicos pretendan imponer la agenda, el pensamiento y los mecanismos de acción a nuestro Partido, máxime cuando el unanimismo oficial ha copado el accionar político y los partidos tradicionales se encuentran plegados y sin capacidad de reacción e iniciativa propias. 6. En las actuales circunstancias, el POLO reafirma su compromiso con el país de seguir construyendo y proponiendo soluciones viables y de fondo a los graves problemas políticos, económicos y sociales que enfrentamos. Para el cumplimiento de esta tarea, el Partido requiere del compromiso y la participación de toda su dirigencia y de sus militantes y simpatizantes, evitando caer en las provocaciones que, en nombre del establecimiento, vienen haciendo diferentes sectores de opinión.

(*) Presidente y Secretario General del PDA.

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza del PDA-MOIR