Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO (MSICG)

Carta del MSICG al Presidente Alvaro Colom

El Presidente guatemalteco deberá atender la fijación del salario mínimo para el año 2010 en los días que restan para la finalización del 2009.
Por el Consejo Político del MSICG

Informaciones del MSICG editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - MSICG, Ciudad de Guatemala, 25/12/09.-

Guatemala, 16 de diciembre de 2009.
Ingeniero
Álvaro Colom Caballeros
Presidente de la República de Guatemala, C.A.
Presente

Reciba el respetuoso saludo del Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco -MSICG-, integrado por:

  • a) Comité Campesino del Altiplano (CCDA);
  • b) La Confederación central general de trabajadores de Guatemala; (CGTG)
  • c) El Consejo Nacional indígena, campesino y popular (CNAICP);
  • d) Confederación de unidad sindical de Guatemala (CUSG);
  • e) Frente nacional de lucha en defensa de los servicios públicos y recursos naturales (FNL) a cuya organización está adscrito el Sindicato Nacional de de trabajadores de salud de Guatemala;
  • f) Unión sindical de trabajadores de Guatemala (UNSITRAGUA).

Señalamos como lugar para recibir notificaciones la sede de nuestra conducción política pro témpore ubicada en la 3 avenida 12-22 de la Zona 1 de la ciudad de Guatemala, sede de CGTG. En esta oportunidad, nos dirigimos a Usted con el objeto siguiente:

Exponemos:

  • 1. Que con fecha 11 de agosto de 2009, el MSICG le presentó a Usted una propuesta a efecto de enfrentar la crisis estructural del país con trabajo decente la que Usted calificó en esa oportunidad como "Viable, madura, posible y seria" comprometiéndose a establecer los mecanismos para discusión y seguimiento de la misma.
  • 2. Al no concretarse dicho compromiso, presentamos a Usted una carta recibida con fecha 4 de septiembre de 2009, en la cual nuevamente le insistíamos en la necesidad de discutir la propuesta que se le había presentado en el mes de agosto.
  • 3. Ante la falta de respuesta a esta nueva comunicación, en el marco de la Campaña Mundial por el Trabajo Decente, el 7 de octubre de 2009 realizamos una concentración frente a la Casa Presidencial solicitándole nos atendiera para abordar el seguimiento de la citada propuesta; no obstante, en esa ocasión tampoco fuimos atendidos por su gobierno.
  • 4. En el contenido de dicha propuesta, se planteaba, entre otras cosas, la fijación del salario mínimo para el año 2010, deber constitucional que deberá cumplir el Señor Presidente en los días que restan para la finalización del año 2009.
  • 5. Al respecto, el MSICG se encuentra sumamente preocupado y ello deriva de la fijación de salarios mínimos que se hiciera para el año 2009 y de las declaraciones que en repetidas ocasiones han vertido a los medios de comunicación social tanto el Señor Presidente como su Ministro de Trabajo y mediante la cuales se pretende tergiversar la función de las Comisiones Paritarias y la Comisión del Salario al aducir que el sistema de fijación de salarios mínimos carece de eficacia debido a la falta de acuerdos entre el sector empleador y los trabajadores.
  • 6. En este aspecto, resulta imperativo que tanto las Comisiones Paritarias como la Comisión Nacional del Salario, son órganos de carácter consultivo cuya opinión no solo no es vinculante sino que tampoco libera al Señor Presidente de su deber legal de fijar los salarios mínimos. La labor de estos órganos, que se enmarca dentro de las diferentes expresiones institucionales del diálogo social, depende, para su eficacia, como todo diálogo social, de la propia eficacia del Estado de Derecho y, naturalmente, la falta de resultados concreto depende también de la falta de cumplimiento de la ley por parte de quien, de conformidad con el propio Estado de Derecho, es quien debe satisfacer la garantía constitucional de la fijación periódica del salario mínimo "de conformidad con la ley".
  • 7. El artículo 102 de la Constitución Política de la República de Guatemala establece que: "Son derechos sociales mínimos que fundamentan la legislación del trabajo y la actividad de los tribunales y autoridades: …f) Fijación periódica del salario mínimo de conformidad con la ley…". En se sentido, esta garantía, no se limita a los trabajadores y trabajadoras del sector privado sino que es una garantía de toda persona que trabaje en Guatemala, con independencia de la naturaleza pública o privada de su patrono. En tanto que el artículo 113 del Código de Trabajo estipula que: "El Organismo Ejecutivo, con vista de los mencionados informes y dictámenes debe fijar anualmente mediante acuerdos emanados por conducto del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, los salarios mínimos que han de regir en cada actividad, empresa o circunscripción económica…"
  • 8. El Convenio 131 de la Organización Internacional del Trabajo -OIT- Sobre fijación de salarios Mínimos ratificado por Guatemala con fecha catorce de junio de mil novecientos ochenta y ocho, publicado en el Diario Oficial el 11 de agosto de mil novecientos ochenta y ocho, refiere lo siguiente: Artículo 1 "Todo miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique este Convenio se obliga a establecer un sistema de salarios mínimos que se aplique a todos los grupos de asalariados a cuyas condiciones de empleo hagan apropiada la aplicación del sistema. Articulo 2º. La autoridad competente de cada país determinará los grupos de asalariados a los que se deba aplicar el sistema, de acuerdo con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores interesados o después de haberlas consultado exhaustivamente, siempre que dichas organizaciones existan. El Artículo 3º. También señala que "entre los elementos que deben tenerse en cuenta para determinar el nivel de los salarios mínimos deberán de incluirse, en la medida que sea posible y apropiado, de acuerdo con la práctica y las condiciones nacionales, lo siguientes: a) Las necesidades de los trabajadores y de sus familias habida cuenta el nivel general de salarios en el país, el costo de vida, de las prestaciones de seguridad social y del nivel de vida relativo de otros grupos sociales…". Respecto a este Convenio, la Comisión de Expertos en la Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo, en la observación individual realizada al Gobierno de Guatemala y publicada en el año 2006, señala lo siguiente: "…La Comisión recuerda que uno de los objetivos fundamentales del salario mínimo es garantizar que los trabajadores dispongan de un ingreso que les permita mantener un nivel de vida satisfactorio para ellos y sus familias y, en consecuencia, los salarios mínimos deberían mantener su poder adquisitivo en relación con las necesidades esenciales, tales como alimentación, vestido, vivienda, salud, educación, seguridad social, higiene, transporte o esparcimiento. La Comisión desea subrayar que un sistema de salarios mínimos pierde mucho de su pertinencia si no guarda relación alguna con las realidades económicas y sociales del país…" "…La Comisión observa, en este sentido, que el artículo 103 del Código del Trabajo dispone que la fijación de los salarios debe hacerse adoptando las medidas necesarias para que no resulten perjudicados los trabajadores remunerados por pieza o a destajo o los contratados para desempeñar una tarea específica…" y "…La Comisión recuerda a este respecto que, debido a la naturaleza obligatoria del salario mínimo, no debe estar sujeto a reducciones cualesquiera sean los motivos invocados, tales como, por ejemplo, el incumplimiento de las cuotas de producción o la inobservancia de las normas relativas al control de calidad. La Comisión ha señalado de manera constante que factores como la cantidad y calidad del trabajo desempeñado no deberían afectar el derecho al pago de un salario mínimo, que debería ser la garantía de una remuneración justa en contrapartida de una tarea debidamente realizada durante un período determinado. Además, por esos motivos, cuando un régimen de salarios mínimos se base esencialmente en tasas de remuneración por pieza, es necesario prestar suma atención para garantizar que, en condiciones normales, los trabajadores puedan percibir ingresos suficientes que les permitan mantener un nivel de vida adecuado, y que su producción, y consecuentemente sus remuneraciones, no se limiten indebidamente por condiciones ajenas a sus propios esfuerzos. La Comisión solicita al Gobierno tenga a bien comunicar sus observaciones por las cuestiones planteadas en los comentarios anteriormente expuestos."
  • 9. El artículo 103 del Código de Trabajo establece en el primer párrafo que "Todo trabajador tiene el derecho a devengar un salario mínimo que cubra sus necesidades normales de orden material, moral y cultural y que le permita satisfacer sus deberes como jefe de familia". Que se explica que es el ingreso individual del jefe o cabeza de familia para mantener a su núcleo familiar, el cual debe ser suficiente para atender las necesidades que un ser humano tiene. Adquiriendo entonces el salario mínimo el carácter de prestación alimentaria. Convirtiéndose la fijación del salario Mínimo en el mecanismo por medio del cual el Estado garantiza a la persona del trabajador o trabajadora y su familia el acceso a los satisfactores necesarios para una vida digna y decorosa. Por lo que su fijación más que ser una atribución del Organismo Ejecutivo es una obligación del Estado de Guatemala a cuyo cumplimiento está vinculada la satisfacción de sus deberes fundamentales hacia la mayoría de la población
  • 10. Es el caso que actualmente, los salarios mínimos establecidos presentan un déficit promedio del 133.78% respecto al costo de la Canasta Básica Vital, que es el indicador estadístico que más se acerca a una tasación de los satisfactores que debe cubrir el salario mínimo.
  • 11. La existencia de un déficit tan marcado, no solo conlleva que la mayoría de trabajadoras y trabajadores se encuentren actualmente condenados a sobrevivir por debajo de la línea de pobreza y que en consecuencia la inexistencia de capacidad de consumo en la población nos coloque ante un mercado interno sumamente débil e incapaz de generar nuevas fuentes de trabajo sino que hace elocuente tanto la falta de responsabilidad social por parte del sector empresarial y la falta de solidaridad e incumplimiento del Estado de Derecho por parte del propio Gobierno.
  • 12. En ese orden de ideas, el MSICG reitera al Señor Presidente la necesidad de discutir los mecanismos de implementación de la propuesta que le fuere presentada el 11 de agosto de 2009 por el MSICG, ello en el marco de un diálogo social eficaz, productivo, de buena fe y esencialmente con respeto a la autonomía de los interlocutores al mismo tiempo que le exige, en su calidad de funcionario público a quien la Constitución, los convenios internacionales incorporados al derecho interno y el Código de Trabajo le establecen un deber legal y un compromiso social, que proceda al pleno cumplimiento de lo establecido en los artículos 102 literal f) de la Constitución Política de la República de Guatemala y 103 del Código de Trabajo, fijando un salario mínimo equivalente al Costo de la Canasta Básica Vital para todas las trabajadoras y trabajadores de Guatemala, sin ninguna discriminación; es decir, un salario mínimo de por lo menos Q. 3,562.51 mensual de conformidad con los datos del INE para el costo de la canasta básica vital para el mes de septiembre

A la espera de su respuesta y sobre todo de su actuar apegado al derecho al fijar un salario mínimo conforme al Costo de la Canasta Básica Vital.

Atentamente

El Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco (MSICG), integrado por: CCDA, CGTG, CNAIC-P, CNSP, CUSG, FNL y UNSITRAGUA

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Efrén Emigdio Sandoval Sanabria, Coordinación Pro tempore del MSICG.