Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO (MSICG) / Web

El MSICG denuncia nuevo ataque contra SITRADICMP

Por el Consejo Político

Informaciones del MSICG editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - MSICG, Ciudad de Guatemala, 16/04/13.- El Movimiento sindical, indígena y campesino guatemalteco –MSICG- ha mantenido una denuncia constante sobre el clima antisindical que impera a lo interno del Ministerio Público y particularmente en la Dirección de Investigaciones Criminalísticas en donde a partir de la fundación del SITRADICMP el sindicato y sus directivos han sido víctimas de un constante ataque antisindical que ha pasado por el traslado de sus directivos fundadores de su centro de trabajo a zonas remotas del país, procedimientos disciplinarios, procesos de destitución y despidos aún estando vigentes amparos provisionales e incluso un atentado contra la vivienda de su Secretario General JAVIER ADOLFO DE LEÓN SALAZAR.

Estas acciones antisindicales se han recrudecido al punto que comenzaron a circular rumores de que un grupo de trabajadores aducían contar con el apoyo patronal para constituir un sindicato alterno al SITRADICMP con la finalidad de anularlo. Ante esto, directivos del sindicato acudieron a la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social encontrándose con que no se trataba de un proceso de constitución de un nuevo sindicato sino de uno en el cual, estos trabajadores trataban ilegalmente de asumir el control del SITRADICMP.

De la revisión del expediente, pudo establecerse que se había presentado una solicitud para la inscripción de un nuevo comité ejecutivo, aduciendo que el período de los actuales directivos sindicales estaba próximo a vencer, aún y cuando los períodos de los actuales dirigentes sindicales vencen hasta el 9 de octubre de 2013. En dicha solicitud se señala como dirección para recibir notificaciones la 9ª Avenida 1-36 de la zona 1 de la Ciudad capital, sede de la denominada “Unsitragua histórica”.

Obra también en dicha papelería una supuesta Convocatoria firmada por el Secretario de Organización y Propaganda del SITRADICMP, la cual nunca fue firmada por el compañero JOSÉ ALEJANDRO REYES CANALES, lo que hace asumir que su firma ha sido un montaje. De la misma manera se presentó un padrón del cual se elimina la afiliación del Secretario General del Sindicato y otros miembros del Comité Ejecutivo y Consejo Consultivo así como un significativo número de afiliados y afiliadas y se incluye a trabajadores que no habrían presentado su solicitud de afiliación al sindicato, los cuales además fueron supuestamente electos para sustituir al Comité Ejecutivo Legítimo.

Irónicamente dentro de la papelería presentada por este grupo ilegítimo se acompañan copias de resoluciones que solamente pudieron haberles sido proporcionadas a dichas personas por el propio Ministerio Público al tratarse de procesos que aún se encuentran en trámite y, en consecuencia, su publicidad está limitada a las partes que han sido notificadas y de las cuales, el sindicato nunca proporcionó copias, esto para justificar la argumentación utilizada por el propio Ministerio Público en diversos procesos judiciales para deslegitimar a los directivos sindicales legalmente inscritos.

Por último se acompaña una supuesta certificación del acta de una asamblea general extraordinaria que aduce haber sido realizada el 28 de febrero de 2013, en el centro de trabajo y en plena jornada laboral de la institución y en la cual supuestamente estuvieron presentes 80 trabajadores, esto aún y cuando el Ministerio Público nunca ha otorgado permisos laborales al sindicato para la realización de sus asambleas generales durante la jornada de trabajo y dentro del centro de trabajo.

Esta certificación se hace teniendo a la vista un libro de actas y acuerdos inexistente y documenta un acto en el cual se indica fueron electas 9 personas para ocupar los cargos en el Comité Ejecutivo y 3 personas para ocupar los cargos en el Consejo Consultivo del SITRADICMP, debiendo indicarse que ya los tres miembros supuestamente electos para formar parte del Consejo consultivo de la organización han denunciado que sus nombres han sido utilizados sin su conocimiento ni autorización, que nunca participaron en una asamblea, que nunca fueron convocados a la misma y que nunca resultaron electos y en dos casos incluso que no son afiliados al Sindicato.

De conformidad con lo que denuncian los trabajadores de la Dirección de Investigaciones Criminalísticas del Ministerio Público, estas personas aducen tener reuniones permanentes con las altas autoridades del Ministerio Público y que estas les han asegurado su total apoyo.

El MSICG lamenta, de confirmarse la participación de las altas autoridades del Ministerio Público, este nuevo ataque contra el SITRADICMP; así como la participación que en la serie de ilícitos incurridos con la finalidad de defenestrar ilegalmente a los miembros legítimos del Comité Ejecutivo del SITRADICMP ha tenido la denominada UNSITRAGUA HISTÓRICA y anuncia que desde el conocimiento de tales circunstancias se han puesto en marcha las medidas que nuestro Estado de derecho impone, así como deducir todas las responsabilidades, de cualquier índole, que estos actos acarreen al tenor de nuestro ordenamiento jurídico.

El MSICG denuncia que los directivos legítimos del SITRADICMP han estado siendo objeto de seguimiento por parte de personas desconocidas y que la sede del MSICG ha sido merodeada por personas a las cuales los trabajadores han identificado como personal del Ministerio Público. En este marco y como oportunamente se hizo ante el Ministerio de trabajo y previsión social insta al Estado de Guatemala a garantizar la seguridad personal de los directivos del SITRADICMP.

El MSICG, reitera su apoyo irrestricto a su afiliado SITRADICMP y a sus directivos sindicales democrática y legalmente electos y exige del Ministerio Público y del Ministerio de Trabajo y Previsión Social un objetivo cumplimiento de los deberes que les impone nuestra legislación en el marco del pleno respeto a la libertad sindical.