Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO (MSICG) / Web

El MSICG reitera petición de Comisión de Encuesta para Guatemala

Por el Consejo Político

Informaciones del MSICG editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - MSICG, Ciudad de Guatemala, 04/06/13.- Desde hace varios años el MSICG ha venido denunciando ante los órganos de control de la Organización internacional del trabajo –OIT- la grave situación que enfrentan los trabajadores que pretender hacer valer sus derechos sindicales y laborales en Guatemala, las cuales van desde el despido de trabajadores que intentan organizarse sindicalmente o reclaman el cumplimiento de algún derecho establecido en la ley, la elaboración de listas antisindicales, hasta las amenazas, agresiones físicas y el asesinato de los sindicalistas y defensores de derechos sindicales.

Así mismo el MSICG ha sometido a los órganos de control de la OIT pruebas contundentes que evidencian que persiste desde el año 1954 un sistema judicial y administrativo laboral fallido y una ausencia generalizada de la presencia del Estado para hacer cumplir y respetar los derechos laborales y sindicales, especialmente los contenidos en los Convenios 87 y 98 de la Organización internacional del trabajo después de más de 60 años de ratificación.

Producto de las quejas y observaciones presentadas por el MSICG ante OIT en el año 2010 y 2011 la Comisión de Expertos en aplicación de Convenios y recomendaciones –CEACR- señaló por primera vez en la historia del país el caso contra el Estado de Guatemala con un DOBLE PIE DE PÁGINA CON LLAMAMIENTO ESPECIAL y en el año 2011 con la presencia de delegados del MSICG en la Conferencia de la OIT celebrada en Ginebra, Suiza, la Comisión de aplicación de normas de la Conferencia Internacional del trabajo -CAN- le señaló CON UN PÁRRAFO ESPECIAL. Ambos señalamientos son los más graves que pueden provenir de dichos órganos de control y sirvieron de base para que en el año 2012 un grupo de trabajadores de diversos países representados en la Conferencia Internacional del Trabajo presentaran ante el Consejo Administración la petición para que una COMISIÓN DE ENCUESTA se instalara para revisar la situación sindical en Guatemala.

La Comisión de Encuesta es el mecanismo de apoyo más decidido que la comunidad internacional proporciona a un Estado consistente en la designación en tres personalidades internacionales del más alto nivel que verificarán si efectivamente el Estado cumple con respetar y hacer respetar la libertad sindical. Al finalizar su trabajo la Comisión emite recomendaciones que, de no ser aceptadas o cumplidas por el Estado, se conocen por la Corte Internacional de Justicia cuya resolución es vinculante e inapelable.

La decisión sobre la Procedencia de la Comisión de Encuesta para el Estado de Guatemala debía tomarse por parte del Consejo de Administración de la OIT en el mes de noviembre del año 2012; no obstante, en dicha oportunidad, el Gobierno de Guatemala solicitó que la misma se desechara y/o aplazará en virtud de que había suscrito un Memorándum de entendimiento con las siguientes organizaciones: CACIF, CGTG, CUSG, FENASSEP, FENASEP, FENASTEG, FESTRAS, FETRACUR, SNTSG, STEG, y UNSITRAGUA para la puesta en marcha del Marco de Cooperación Técnica de la OIT: Programa de Trabajo Decente para la República de Guatemala 2012-2015. Se adjunta al presente comunicado el Memorándum aludido.

Producto de este debate el Consejo de Administración aplazó la toma de su decisión respecto a la instalación de la Comisión de Encuesta para su reunión en el mes de marzo del año 2013 y consultó al MSICG sobre su postura respecto al Memorándum y la situación de la aplicación del Convenio 87 en Guatemala.

Mediante comunicación de fecha 14 de febrero de 2013 el MSICG ratificó al Consejo de administración la gravedad de la situación sindical en el país ejemplificándola con casos concretos y con investigaciones serias; por otro lado le recordó que en su carácter de principal y casi exclusivo querellante del Estado de Guatemala no reconocía ni validaba el Memorándum suscrito entre el Gobierno, el CACIF y las expresiones sindicales aludidas y que sobre la base del mismo no podía suspenderse la instalación de una Comisión de Encuesta para la revisión del caso Guatemala.

Por otro lado, el MSICG ratificó que en su mayoría estas organizaciones no ejercen la libertad sindical ni han hecho o sometido comentarios, observaciones o denuncias ante la CEACR, y otros órganos de control de la OIT sobre violaciones al Convenio 87 tal es el caso de FENASEP, FENASSEP, FESTRAS, FETRACUR, SNTSG, STEG; y en otros casos estas han sido aisladas sobre casos concretos como la observación presentada ante la CEACR por CUSG en el año 1996, 2011 y 2012, las últimas dos de manera conjunta con CGTG, y las escasas 2 observaciones presentadas por FENASTEG en 2002 y 2005 según consta en la misma página web de la OIT.

El MSICG ilustró al Consejo de administración como incluso algunas organizaciones que suscribieron el Memorándum son financiadas directa o indirectamente por el Estado de Guatemala para promover las iniciativas impulsadas por el actual Gobierno y el sector empresarial. Tal es el caso del Convenio de cooperación para el estudio, análisis y formación en materia de actualización normativa sobre reforma laboral, suscrito entre el Ministerio de trabajo y previsión social y la Fundación Centro de Capacitación Sindical de Guatemala Mario López Larrave; mediante el cual la citada entidad se compromete a elaborar y presentar en un foro nacional la propuesta para establecer el trabajo a tiempo parcial en el país. Se adjunta copia del citado Acuerdo a este comunicado. Según información de la página web de la citada Fundación forman parte de ella CTC, FESEBS, FESTRAS, SNTSG, UGT, USTAC, FNL, CODECA, STEG.

Ante la comunicación del MSICG, y descartada la validez del citado Memorándum como mecanismo para denegar la instalación de la Comisión de Encuesta aduciendo que por ello se respeta la libertad sindical, el Consejo de administración se disponía a conocer la Queja contra el Estado de Guatemala en su reunión del mes de marzo del año 2013; no obstante, y en detrimento nuevamente del derecho a la libertad sindical de la clase trabajadora guatemalteca, la Confederación Sindical Internacional –CSI-, a la cual están afiliadas CUSG, CGTG y UNSITRAGUA, negocia un Memorándum de entendimiento con el Gobierno de Guatemala incluso antes de la reunión del Consejo de administración mediante el cual acuerdan suspender la decisión de la implementación de la Comisión de Encuesta para que sea conocida en el mes de noviembre del año 2013 por el Consejo de Administración.

Sobre la base de este Memorándum una vez más el Consejo de administración se ve forzado a aplazar su decisión para su reunión del mes de noviembre del año 2013 y le solicita al MSICG pronunciarse al respecto.

El MSICG en su comunicación dirigida con fecha 9 de abril de 2013 al Consejo de Administración, lamenta el acuerdo suscrito entre CSI y el gobierno de Guatemala con la misma finalidad con la que sus afiliadas en Guatemala suscribieron el memorando de entendimiento en octubre pasado y resalta la posible existencia de violaciones al procedimiento relacionado a la Queja contra el Estado de Guatemala sobre la base del artículo 26 de la Constitución de OIT toda vez que se le otorgaron al Estado de Guatemala condiciones distintas y más favorables que las otorgadas a otros Estados sometidos al procedimiento de una Comisión de Encuesta y por ende se presume que el Gobierno se ha procurado también con éxito impunidad internacional en esta cuestión tan importante con la complicidad de los distintos actores mencionados.

El MSICG resaltó que el estatus consultivo general de CSI en la OIT no le faculta bajo ninguna circunstancia para asumir calidades de mandante de ninguno de los Estados miembros de OIT y menos aún la imposición de sus afiliadas como interlocutoras de casos que no han planteado, ni fundamentado, ni defendido ante los órganos de control de OIT.

El MSICG manifestó al Consejo de Administración de OIT que CSI ha actuado en exceso de las atribuciones que le otorga la normativa vigente así como su propio estatus de ONG consultiva general y reiteró que la representación del grupo de los trabajadores corresponde a los mandantes en tal calidad y no en razón de la afiliación o no a determinada organización internacional y que en consecuencia, las libertades asumidas por Luc Cortebeeck en su calidad de Presidente del Grupo de los Trabajadores en el Consejo de Administración al suscribir un acuerdo con el gobierno de Guatemala para impedir que se tomara la decisión respecto a la instalación de una comisión de encuesta atentó contra las garantías más básicas de la libertad sindical y contra la integridad de los Estados que hacen parte de la OIT y de los demás sectores.

EL MSICG también resaltó que resulta particularmente preocupante que se instrumentalice el derecho a la libertad sindical de la clase trabajadora guatemalteca y que incluso se nos pretende negar con la finalidad de financiar estructuras caducas y de evitar la revitalización del movimiento sindical guatemalteco como lo está haciendo la CSI en este caso y le recuerda tanto a CSI como a la comunidad internacional que ha sido el cambio y no el estatismo el que han buscado los compañeros y compañeras que han ofrendado sus vidas bajo las banderas del sindicalismo guatemalteco.

El MSICG señaló también lo importante que resulta que el Consejo de administración pueda entrar a conocer sin más la Queja presentada sobre la base de las observaciones y denuncias del MSICG ante los órganos de control de la OIT, sobre todo tomando en cuenta que en el caso del Estado de Guatemala se han agotado sin éxito todos los mecanismos de cooperación por parte de la OIT para alcanzar el pleno respeto del Convenio 87.

Es así como una vez más, el MSICG ratifica que continuará implementando todas las acciones nacionales e internacionales necesarias para lograr el pleno respeto de la libertad sindical en Guatemala y que su ejercicio sea efectivamente una herramienta de transformación, construcción de la democracia y de garantía al pleno acceso a la dignidad, el bienestar y el desarrollo de las mayorías.