Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO (MSICG) / Web

Dirigentes del MSICG y SINTETDMGAS son intimidados y acosados en asamblea sindical

Por el Consejo Político

Informaciones del MSICG editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - MSICG, Ciudad de Guatemala, 19/05/14.- El SINDICATO DE TRABAJADORES DE ENVASADO, TRANSPORTE, DISTRIBUCIÓN Y MANTENIMIENTO DEL GAS, afiliado al MSICG, había programado su asamblea general para el día domingo 19 de mayo de 2014, en horas de la mañana, a realizarse en la sede del Movimiento sindical, indígena y campesino guatemalteco –MSICG- de la ciudad capital, ubicada en el Edificio Helvetia entre 5 avenida y 11 calle de la Zona 1.

En horas de la mañana y previo a ingresar a la sede del MSICG los trabajadores notaron que un vehículo marca Toyota color gris, identificado con las placas de circulación P231CJJ daba vueltas repetidamente por el lugar en el que ellos se encontraban y que desde del mismo se les tomaban fotografías o video desde un teléfono móvil.

Al encontrarse reunidos para la realización de la asamblea que tenían programada, los compañeros abrieron las ventanas del salón y al hacerlo notaron que el individuo que les había tomado fotografías o video, se encontraba apostado en el segundo nivel del Edificio conocido como la Torre de Estacionamiento, edificio que se ubica en la esquina de la 5ª Avenida y 11 Calle de la Zona 1 de la Ciudad Capital de Guatemala, esquina contraria en diagonal a la que ocupa la sede del MSICG dándose a la tarea de tomar fotografías o video de la sede del MSICG.

Mientras esto pasaba, varios de los compañeros presentes en la Asamblea indicaron que comenzaron a recibir llamadas del Gerente General del Grupo Tomza, al cual pertenecen las empresas conocidas como GAS METROPOLITANO, SOCIEDAD ANÓNIMA; GAS DEL PACÍFICO, SOCIEDAD ANÓNIMA; TRANSGAS, SOCIEDAD ANÓNIMA; MAYAGAS, SOCIEDAD ANÓNIMA; INTERDEPARTAMENTAL DE GAS, SOCIEDAD ANÓNIMA y SERVICIOS INTEGRALES TOMZA, SOCIEDAD ANÓNIMA para las cuales laboran los compañeros así como de sus Jefes inmediatos superiores, llamadas a las que no respondieron.

Ante la intimidación y acoso de que estaban siendo objeto, el MSICG solicitó a la Policía Nacional Civil por la vía telefónica que se apersonará al lugar, quienes indicaron que enviarían una patrulla; la cual, luego de más de media hora no llegaba, razón por la cual decidieron salir a la calle y pedir auxilio a cualquier unidad de la Policía Nacional Civil que pasara por el lugar, encontrándose con una patrulla de la SAAS, quien llamó a las patrullas que les correspondía atender esa zona.

Al arribar los agentes de la Policía Nacional Civil, subieron hasta el lugar del parqueo en el cual se encontraba el individuo que se estaba ejecutando la intimidación siendo el mismos reconocidos por los compañeros como personal del Grupo Tomza. Mientras el sujeto era identificado por la Policía Nacional Civil, miembros del Sindicato notaron que por los alrededores circulaba el Gerente General del Grupo Tomza, cuyos negocios principales son el almacenamiento, transporte, envasado y comercialización de gas, quien dio varias vueltas por el lugar.

La Policía Nacional Civil, luego de tomar la denuncia de los miembros del sindicato y miembros del Consejo Político del MSICG, dejó al individuo retirarse del lugar.

El Movimiento sindical, indígena y campesino guatemalteco –MSICG- lamenta que en Guatemala, el ejercicio de la libertad sindical continúe siendo motivo de represión, acoso, intimidación y riesgo para la vida, la integridad física y la estabilidad en el trabajo de las trabajadoras y trabajadores y condena la actitud antisindical del denominado Grupo Tomza y exige al Ministerio Público una pronta y efectiva investigación que permita determinar las responsabilidades penales que correspondan en contra de los autores materiales e instigadores de estos hechos.

El MSICG hace un llamado al Congreso de la República de Guatemala a efecto de que legisle en el sentido establecer tipos penales más drásticos a través de los cuales se puedan reprimir de manera pronta y efectiva los actos de seguimiento, intimidación, acoso y amenazas contra sindicalistas y demás dirigentes sociales.