Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO (MSICG) / Web

El MSICG condena las amenazas contra la directiva sindical de Zona Libre de Industria y Comercio

Por el Consejo Político

Informaciones del MSICG editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - MSICG, Ciudad de Guatemala, 31/07/14.- El Movimiento sindical, indígena y campesino guatemalteco -MSICG- condena enérgicamente las amenazas, coacción y violencia ejercidas en contra de la compañera IRIS DEL ROSARIO GARCIA CANELO Secretaria General del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Empresa Zona Libre de Industria y Comercio Santo Tomás de Castilla -SITRARENAC-, sindicato afiliado al MSICG.

Con fecha 3 de noviembre del año 2013 los y las trabajadoras de la Zona Libre de Industria y Comercio de Santo Tomás de Castilla decidieron organizarse sindicalmente elaborando el acta constitutiva y demás papelería correspondiente no obstante han transcurrido más de ocho meses sin que el Director General de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social proceda a hacer efectiva la inscripción correspondiente a pesar que se han cumplido todos los requisitos establecidos en la ley.

Esta práctica de no inscripción de organizaciones sindicales es muy recurrente en el Estado de Guatemala y se ha recrudecido durante el actual gobierno al punto que puede afirmarse que la sindicalización está proscrita en la práctica para los trabajadores que se organizan para defender sus intereses de clase.

Con fecha 28 de julio del año 2014 y después de haber sido enterada la entidad patronal al margen de la ley por parte de la Dirección General de Trabajo de la identidad de los trabajadores y trabajadoras que participan de la formación del sindicato por parte de la Dirección General de Trabajo procedió a negar el acceso a su centro de trabajo de uno de los miembros fundadores del sindicato, motivo por el cual la Secretaria General del Sindicato procedió a dar la asesoría del caso al afiliado para el inicio de las denuncias correspondientes.

Con fecha 29 de julio del año 2014 a eso de las 13:06 horas la compañera IRIS DEL ROSARIO GARCIA CANELO Secretaria General del Sindicato recibió en su número de teléfono 59465661 una llamada del Presidente de la Junta Directiva y Representante de la Presidencia de la República ante la Zona Libre de Industria y Comercio de Santo Tomás de Castilla (entidad patronal del Sindicato) la cual se efectúo del número de teléfono 23672022.

En su llamada el Presidente de la Junta Directiva se identificó indicando su nombre y cargo dentro de la entidad patronal y procedió a indicarle a la Secretaria General que dejará de estarse metiendo en las decisiones que él tomaba porque ella no lo conocía y que él había procedido a despedir al miembro fundador del sindicato y que podía despedirla cuando él quisiera por estarse metiendo a defender a otros trabajadores repitiéndole que no se metiera en nada.

El día 30 de julio del año 2014 la Fiscalía Distrital del Ministerio Público de Izabal se negó a recibir la denuncia de la compañera aduciendo que no había quien la atendiera y el día de hoy 31 de julio de 2014 la Secretaria General se presentó entregando por escrito su denuncia al Ministerio Público, quiénes se negaban a recibirla sin indicarle ningún motivo. Ante esto la compañera se comunicó con el MSICG en donde se le solicitó el nombre del funcionario para proceder en su contra al preguntarle su nombre se negó a identificarse y procedió a recibir la denuncia.

El MSICG condena las amenazas, coacción y violencia contra la mujer ejercida sobre su directiva sindical con el ánimo de intimidarla para que desista de su participación en el Sindicato y de la defensa de los derechos de los y las trabajadoras así como los obstáculos fácticos que impone el Ministerio Público para negarse a recibir las denuncias cuando se trata de casos relacionados con hechos de violencia antisindical.

El MSICG exige al Ministerio Público una investigación inmediata de los hechos, el encarcelamiento de los responsables del mismo y que se garantice la vida e integridad física de su directiva sindical y la de su familia.

Nuestra América, 31 de julio de 2014.