Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO (MSICG) / Web

El MSICG defiende derecho a un salario digno en vista pública ante la Corte de Constitucionalidad

Informaciones del MSICG editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - MSICG, Ciudad de Guatemala, 12/03/15.- El día de hoy, arropado por la presencia de un número significativo de sus dirigentes de base, el Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco -MSICG- evacuó la vista pública señalada por la Corte de Constitucionalidad para conocer la acción de inconstitucionalidad presentada por el MSICG el 1 de enero de 2015 en contra del sistema discriminativo e indignante de salarios mínimos diferenciados implementado en el año 2008 y que ha sido recrudecido con la creación de un nuevo nivel de diferenciación mediante el establecimiento de circunscripciones económicas y la imposición de un salario de Q. 1,233.00 mensuales.

La acción del MSICG aborda e impugna de manera integral las disposiciones gubernativas dictadas por el Presidente de la República a través de las cuales se ha desarrollado la política de dumping social del Gobierno y el sector empresarial mediante la cual se pretende favorecer al sector exportador adicionando condiciones de mayor precariedad económica y social del trabajo a los beneficios fiscales de que ya gozan y que además se pretenden incrementar a través de la iniciativa de Ley de inversión y empleo.

La vista pública revistió un grado significativo de complejidad toda vez que la inconstitucionalidad planteada ataca los 4 acuerdos gubernativos a través de los cuales se crean las circunscripciones económicas, los 4 acuerdos gubernativos mediante los cuales se fijan los salarios mínimos diferenciados en los cuatro municipios y el artículo 3 del Acuerdo que fija los salarios mínimos a nivel general en el país y que aplica una diferenciación al salario de las actividades denominadas de exportación y de maquila.

La exposición se dividió en cuatro bloques, el primero, en el cual se desarrolló lo relativo a la violación por parte de los 9 acuerdos gubernativos impugnados de las disposiciones del bloque de constitucionalidad, integrado por los distintos instrumentos en los sistemas universal y regional de protección de los derechos humanos; es decir, instrumentos internacionales de Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización de Estados Americanos.

El segundo bloque de la exposición se refirió de manera concreta a los vicios de inconstitucionalidad existentes en los Acuerdos a través de los cuales se crearon las cuatro circunscripciones económicas; el tercer bloque trató los vicios de inconstitucionalidad de los acuerdos que fijan los salarios mínimos diferenciados en cuatro municipios del país y como parte de mismo se explicaron los 7 vicios de inconstitucionalidad denunciados en dichos Acuerdos y, el cuarto bloque, se refirió a la inconstitucionalidad de la diferenciación impuesta a nivel nacional desde el año 2008 a las actividades denominadas de exportación y de maquila exponiendo los 6 vicios de inconstitucionalidad cuestionados en el artículo 3 del Acuerdo Gubernativo 470-2014.

Tanto en la exposición como en el alegato escrito presentado, se desvirtuaron los argumentos presentados por el Presidente de la República, el Ministro de Trabajo y Previsión Social, los alcaldes de los cuatro municipios, el CACIF, el Ministro de Economía y el Ministerio Público según los cuales, una familia de cinco miembros puede sobrevivir con un ingreso de Q. 1,233.00 mensuales, que la creación de tres puestos informales por cada puesto formal de trabajo contribuye a la disminución de la informalidad en el trabajo, que es legal que un trabajador o trabajadora, dependiendo del número de trabajadores de la empresa pueda no estar cubierto por el IGSS, entre otros argumentos no menos desacertados e indignantes.

Llama la atención que en los alegatos presentados al evacuar la primera audiencia que les fuera conferida, los cuatro alcaldes coincidan en agradecer la pasividad de las Comisiones paritarias y la Comisión del Nacional del Salario ante la implementación de este salario mínimo diferenciado, Comisiones en las cuales participan delegados de varias organizaciones sindicales ajenas al MSICG.

En la exposición también se hizo referencia a la preocupación manifestada por la precariedad de los salarios mínimos en el país por parte de diversos organismos internacionales; entre ellos, el Comité de derechos económicos y sociales de la ONU, la Comisión de Expertos en la Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT, así como los Relatores Especiales de la ONU en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y Seguridad alimentaria.

El MSICG enfrentó esta vista en condiciones de desigualdad procesal derivado de que el Reglamento específico le otorgó solamente 15 minutos para realizar la defensa de la inconstitucionalidad de 9 normas y referirse a 15 vicios de inconstitucionalidad existente en las mismas, en tanto que otorgó 15 minutos a cada una de las 9 partes procesales del sector empresarial y del gobierno que se oponen a que se declare la inconstitucionalidad de dichas normas. Esta situación fue favorecida por la omisión de comparecer en proceso de CTC, CGTG y CUSG a quienes a pesar de que les fue conferida audiencia por quince días dentro del expediente no la evacuaron y a pesar de ser citadas para la vista pública tampoco asistieron.

Para el MSICG resulta lamentable que esta omisión, sumada al agradecimiento manifestado expresamente por los alcaldes de los cuatro municipios a la pasividad de los delegados sindicales de esas organizaciones sindicales (CGTG, CUSG, CTC), se sume la supuesta presentación de una nueva acción, presentada más de tres meses después de la entrada en vigencia de los acuerdos gubernativos, con el ánimo de poner en riesgo la pronta resolución del expediente iniciado por el MSICG desde el 1 de enero de 2015 y que se constituye en una medida para demorar un pronunciamiento definitivo de la Corte de Constitucionalidad y provocar con ello que transcurrido más de un año dichas inconstitucionalidades pudieran quedar sin materia por la pérdida de vigencia de las normas impugnadas antes de que exista sentencia.

Durante la vista, algunos de los miembros de las delegaciones que acompañaban a los alcaldes intentaron provocar a las y los dirigentes del MSICG, que dada la insistencia de la misma y la superioridad numérica de las compañeras y compañeros miembros del MSICG, muchos de los cuales debieron permanecer fuera de la Corte debido a la insuficiencia del aforo de la Sala de Vistas, optaron por abandonar el edificio de la Corte inmediatamente finalizada la audiencia a efecto de evitar nuevas provocaciones.

El MSICG espera que la Corte de Constitucionalidad cumpla su deber de garantizar el orden constitucional, la positividad de las disposiciones del bloque de constitucionalidad y atienda las voces de alarma despertadas de manera generalizada en los diferentes organismos de control y defensa de los derechos humanos económicos y sociales por la grave crisis alimentaria y de precarización social que vive el país y que se han recrudecido a través de un sistema de salarios mínimos insuficientes y diferenciados implementado en el incumplimiento sistemático de las disposiciones de la Constitución, los Convenios Internacionales y el propio Código de Trabajo.