Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESPAÑA

Las mentiras de "El Mundo" y su uso por la extrema derecha del P.P.

Por José María Otero (*)
Información relacionada:

Rebanadas de Realidad - Madrid, 05/01/07.- Cuesta creer que en una tribuna como "Rebanadas" puedan colarse los argumentos panfletarios que utilizan algunos medios españoles como El Mundo, la Cadena COPE o Telemadrid. A sus muñidores -Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, Federico Jiménez Losantos de la COPE, o Manuel Soriano, director de Telemadrid repudiado por su personal de informativos-, no los impulsa el patriotismo ni el afán de investigación. Las dádivas conseguidas gracias a su airear diario y continuado de fabulaciones exageradas, son más que rentables: cadenas de televisión y radios a su nombre que les conceden graciosamente las comunidades presididas por el PP.

Pedro J. Ramírez logró en su día "graciosamente" que dos policías delincuentes confesaran como en un largo teleteatro, día a día, sus malandanzas policiales dentro del GAL, un organismo que se dedicó a perseguir etarras sin parar en mientes, con el visto bueno de la derecha española. Incluso Ramírez, desde las páginas de Diario 16, donde escribía entonces, aplaudía a rabiar las actuaciones de dicha banda parapolicial y Manuel Fraga Iribarne, líder de la oposición confesaba en el Congreso: "No les vamos a sacar los colores por perseguir a esos terroristas".

Las actuaciones de estos elementos contaron incluso con la "mirada para otro lado" de las autoridades francesas, pues casi todos los hechos acaecieron en territorio galo. Como la jugada le salió bien a Pedro Jota, y Aznar ganó las elecciones por los pelos, al día siguiente se presentó en el balcón de la celebración codo a codo con Aznar, como diciendo: "El ganador soy yo". Y ahora está en el mismo plan. No tiene ningún empacho en atacar a las fuerzas de seguridad del Estado para lograr sus fines, arregla con pistoleros, traficantes de droga, confidentes policiales y todo tipo de delincuentes para sostener teorías inverosímiles que se deshacen como un azucarillo en el agua, apenas se investigan sus "denuncias". Ha conseguido que traficantes que están en prisión testimonien en su periódico intentando hacer ver que los etarras trabajaron junto a los islamistas en el acto terrorista del 14-M. Y como estos son grabados por la policía en prisión, encontramos la confesión de uno de ellos a la familia: "A mi, mientras me traigan los cheques de El Mundo, les cuento hasta la Biblia", hecho que relataron todos los medios y que no le hace cosquillas al amoral de PJ. Incluso ha conseguido que dos policías de segundo grado, quieran relacionar el encuentro de un frasco de ácido bórico en el alojamiento de unos etarras, con la fabricación de bombas para el atentado del 14-M.

El juez Garzón procesó a estos dos policías científicos y dispuso su encarcelación, por falsificar documentos. Luego otra juez conservadora cambió las tornas, exculpó a éstos e inculpó a su jefe. Que entró con la cabeza alta en los Tribunales, mientras los otros dos "manipuladores" se tapaban el rostro y huían a todo trapo del acoso de la prensa. La supuesta "inacción del Gobierno contra ETA", que utiliza el señor Pordomingo, reproduciendo las líneas malintencionadas de El Mundo, es una mentira bochornosa a sabiendas, por cuanto el Gobierno Zapatero lleva encarcelados 185 etarras desde que asumiera el poder, y han sido condenados a largas penas numerosos integrantes de la organización terrorista. ¿Dónde está esa inacción? La realidad indica que la derecha española se fracciona entre ultraderecha y conservadores. Es la gran lucha que hay en el seno de este partido y de momento van ganando los ultraderechistas que maneja Aznar desde las sombras y a Rajoy lo han convertido en un títere de Zaplana, Acebes y Esperanza Aguirre, que es presidenta de la Comunidad gracias a dos concejales del PSOE que "desertaron" para que perdiese la izquierda. ¿Gratis? ¡Jé!

Al alcalde Ruiz Gallardón del PP lo tachan de traidor, y el "retirado de la política", Aznar, insiste día y noche en que España se rompe en mil pedazos. Bien, la realidad es muy tozuda y lo que vemos es que la economía marcha impresionantemente bien, la más sólida de Europa. La bolsa española ha batido todos los récords de su historia en sus subidas constantes. El gobierno Zapatero aprobó numerosos adelantos sociales como la igualdad de derechos con los homosexuales, blanqueó a innumerables inmigrantes que trabajaban en forma ilegal, trajo a los tropas que mandó el gobierno del PP a Irak- contra la opinión de todo el pueblo español, metiéndonos en una guerra injusta y brutal donde han masacrado a 30.000 civiles-, redujo el paro, subió las pensiones, democratizó la desfondada televisión pública convirtiéndola en un órgano imparcial (el PP la usó descaradamente), está haciendo justicia con miles de muertos de la guerra civil que estaban desaparecidos y enterrados en fosas comunes, ante la indignación de los líderes de la derecha, consulta a todos los partidos políticos y trata de despolitizar la justicia, cuyos integrantes son en un 70% conservadores. Ha logrado consensuar los estatutos de Cataluña, Baleares, Valencia y Andalucía, contra los mensajes catastrofistas del PP que anunciaba el desmembramiento del Estado.

El partido de Aznar se ha quedado solo, completamente solo en su guerra a muerte contra Zapatero, a la vez que intenta traer a la palestra un día sí y otro también el atentado del 11-M para fabular que ETA estuvo en la masacre y que por ello perdieron las elecciones. Mentiras que Aznar le quiso colar a los directores de todos los medios, utilizó a su muñegote Urdaci en Televisión Española para decirle a los españoles que los autores de la masacre eran los etarras y hasta mandó a Ana Palacio a la ONU para que ésta emitiera un comunicado contra ETA. Enfangados en mentiras hasta el tuétano, sufrieron el condigno castigo cuando los ciudadanos se lo hicieron pagar en las urnas. Pero ellos siguen en su guerra y fabulaciones.

El cierre extemporáneo de AIR MADRID que tantos problemas trajo a los usuarios, fue impelido por José Luis Rodríguez, ex jefe de Prensa del gobierno PP para crearle dificultades al gobierno. El peor ministro del Interior que ha tenido España en democracia, Angel Acebes, que estaba advertido por los mandos policiales del posible atentado islamista (ocasionado por la participación española en la invasión de Irak) y no tomó ninguna previsión, ahora dice sibilina e irrespetuosamente, que sabe cómo terminar con ETA.

El único partido que se opuso a las negociaciones con los terroristas fue el PP, porque sabe que si Zapatero tenía éxito en la tarea, se iban a quedar largo tiempo marginados del poder. Es que ellos entienden que el poder es suyo por herencia y que los socialistas son unos okupas. Y no pararán en mentiras, manipulaciones y utilización de cualquier medio (como la Asociación Víctimas del Terrorismo que maneja un tal Alcaraz, con libreto del PP), con tal de volver a mandar. Lo triste es que Rebanadas sea usado como parte de esa estrategia de desinformación y mentiras y que se mente a Casimiro García Abadillo, nada menos, veterano manipulador, en el rol de "analista" político. Como diría Groucho Marx: "¿A quien vas a creer, a mí o a tus propios ojos?"

(*) Periodista español.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones