Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESPAÑA

El PP divide a España

Por José María Otero (*)

Rebanadas de Realidad - Madrid, 15/01/07.- La gran manifestación popular que se reunió en Madrid con el lema: "Por la paz, no al terrorismo", sumadas a las de otros puntos de España como Bilbao, El Ferrol, Navarra, Zaragoza o Barcelona, dejó a la derecha española totalmente fuera de foco. Cuando se repite hasta el cansancio que: "los partidos políticos no se ponen de acuerdo en el tema del terrorismo", en realidad se está obviando que todos los partidos políticos, salvo el PP, están unidos contra la lacra de ETA y éstos son los únicos que rompen la unidad. ¿Por qué el primer partido de la oposición da la espalda a la amplísima solidaridad con los dos muchachos ecuatorianos muertos en el terrible atentado del aeropuerto de Barajas? Simplemente por oportunismo electoral.

El Partido Popular, dominado por el ala ultraderechista del mismo (Aznar, Esperanza Aguirre, Angel Acebes, Eduardo Zaplana) utiliza el terrorismo, a las víctimas y a todo lo que esté a su alcance con el fin de deteriorar la imagen del presidente Zapatero y en las próximas elecciones reconquistar el poder. Sin el poder se sienten huérfanos políticamente y no consiguen desarrollar ningún otro mensaje que no sea trasmitir consignas apocalípticas, el desmembramiento de España, la entrega a los terroristas de todo lo que ellos pidan y un sinfín de desinformaciones que asusten y confundan a la ciudadanía.

Según ellos, Zapatero les estaba dando a los etarras la Independencia de Euskadi, la anexión de Navarra, la amnistía para los presos. Y lo hacía a espaldas de los españoles y a mansalva.

El terrible atentado del 30 de diciembre demostró que todos esos argumentos eran falaces, pese a lo cual no acudieron a las manifestaciones y es la primera vez en 40 años que un partido político democrático no acude a manifestaciones contra el terrorismo. Tampoco pidieron disculpas a los ciudadanos y al gobierno por todos esos infundios descarnados y llenos de maledicencia.

Además hasta un niño de Primaria sabe que ni Zapatero ni ningún otro Presidente puede entregar ni negociar nada que no esté en la Constitución y sea aprobada por el Parlamento español.

Según la cúpula del PP, ETA estaba acorralada y prácticamente a punto de desaparecer, gracias al trabajo de ellos cuando fueron gobierno. Pero, curiosa e inexplicablemente quisieron hacerle creer a todo el mundo, -y siguen erre que erre con el mismo libreto-, que el atentado del 11 de Marzo en Atocha no fue obra de "terroristas venidos de montañas y países muy lejanos" -Aznar dixit-, sino de la ETA. Para ello el presidente en ejercicio entonces, Aznar, comisionó a la Ministra de Exteriores, Ana Palacvio, a la ONU, para que este organismo emitiera una condena a ETA por dicho atentado criminal. Y convocó a todos los directores de medios para informarles de lo mismo. El peor Ministro del Interior que ha tenido España en democracia, Angel Acebes, llamó "miserables" a los que no querían creer que había sido ETA la autora de la masacre.

Tres días más tarde, perdieron las elecciones porque los ciudadanos se cansaron de sus mentiras y de habernos metido en la cruel guerra de Irak, por el capricho de Aznar y desoyendo a la multitudinaria manifestación contra esa guerra que protagonizó el pueblo español.

Lo tragicómico es que los argumentos se dan de patadas. "ETA estaba totalmente derrotada por la acción del Estado", dicen hoy. ""ETA fue la autora del atentado del 11M", siguen sosteniendo". Cómo se come eso: ¿Estaba derrotada y produjo el mayor desastre que ha vivido España en su historia?

Han aprendido aquello de que se puede mentir hasta el infinito con tal de lograr su propósito. Ahora apelan a que el PSOE debe volver al Pacto antiterrorista que firmaron los dos principales partidos de España.

Resulta que cuando Zapatero, líder de la oposición, propuso dicho pacto al gobierno Aznar, los populares se troncharon de la risa, le tomaron el pelo públicamente. Rajoy, Ministro entonces dijo: "Se ha sacado un conejo de la chistera". Al final vieron que les salía gratis y lo firmaron a regañadientes. Y ahora se aferran a dicho pacto…

Las circunstancias no son las mismas, claro, el Partido Nacionalista Vasco no hace la guerra a los partidos nacionales y ha optado por el diálogo y la condena sin paliativos a la violencia etarra y a su brazo político si no se suma a dicha condena. Todos los partidos apoyan la política antiterrorista del gobierno y facultaron al presidente para que intente un diálogo con los terroristas para provocar el fin de la violencia. El Parlamento entero apoyó la iniciativa…., menos el PP que está solo en su acoso a Zapatero. Las razones de Estado les hacen cosquillas a los dirigidos por Aznar, y Rajoy, que era un político moderado, buen parlamentario, está en manos del ala más derechista del PP.

El terrible atentado de Barajas le vino como anillo al dedo al partido conservador para lanzar sus feroces dentelladas a Zapatero. Las encuestas dijeron que había casi igualado en intención de voto al PSOE y se tiraron a degüello sobre el Presidente de Gobierno, fustigados sin tregua por los medios que apoyan al ala dura del Partido Popular. El Mundo a la cabeza, seguidos por La Razón y ABC y el agorero pronosticador de desastres infinitos de la Radio de los obispos, Federico Jiménez Losantos, que logra que cada mañana que sus oyentes salgan a la calle cabreadísimos y con ganas de hacer caer al gobierno por las buenas o las malas.

Por cierto, también el Obispado de Madrid a través del rancio obispo conservador Antonio Rouco Varela, entra permanentemente en política criticando al gobierno y apoyando todas las iniciativas del PP. Y lo más grave, la Iglesia, que se apunta a todas las manifestaciones del PP, no se sumó a la que se hizo por las dos víctimas mortales del 30D.

Igual que un tal Alcaraz, que preside la Asociación Víctimas del Terrorismo, que es un ariete y altavoz de las ideas del PP y ha realizado en conjunción con estos, 5 manifestaciones contra un posible diálogo del Gobierno con los etarras, que consensuó el Parlamento.

Pero cuando el Gobierno Aznar se reunió con Batasuna en Burgos y con ETA en Zurich, se mantuvo muy tranquilo y sin abrir la boca. Y ahora no quería ningún diálogo simplemente por que el PP le dio esa orden.

¿Por qué el PP se opone al diálogo de Zapatero con ETA?

Ya está bien de declaraciones hipócritas. La única verdad es la realidad decía Platón, y los dirigentes del PP, que se pasan el Estado por donde les importa, saben que si Zapatero logra el fin definitivo de la violencia, estarán en la oposición muchos años más. Esto es lo único que les preocupa. Lo otro es palabrerío.

Cuando ellos lo intentaron, ningún partido político se opuso. Los apoyaron sin reservas, Zapatero el primero. Y ante el fracaso, nadie les pidió cuentas, ni los criticaron.

La ultraderecha española es troglodita, como dijo Federico Luppi, y hasta amenazaron a los ecuatorianos que asistieran a la manifestación. Y la Comunidad de Madrid, gobernada por Esperanza Aguirre creó una Asociación de Ecuatorianos, sin Registro en ninguna parte, ni domicilio, ni teléfono, tres días antes de la Manifestación para oponerse a los ecuatorianos de toda España e intentar dividirlos y confundir a la opinión pública.

Indignante: Ni el Alcalde de Madrid, ni la Presidenta de la Comunidad de Madrid (todos sabemos cómo lo logró), estuvieron en la Manifestación que repudiaba un atentado ocurrido en su ciudad y apoyando la paz y el fin del terrorismo.

La derechona española tiene todavía hábitos que costará desterrarlos en democracia.

(*) Periodista español.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones