Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESPAÑA

El cretinismo de los políticos

Por José María Otero (*)

Rebanadas de Realidad - Madrid, 06/03/07.- El caso del etarra asesino Ignacio de Juana Chaos le viene de perillas al Partido Popular y la extrema derecha de España para cargar en bloque contra el gobierno y especialmente contra el Presidente Rodríguez Zapatero. Como no terminan de digerir sus errores en meter a España en la cruenta guerra de Irak y el terrible atentado del 11M a causa de aquella intervención a espaldas del pueblo, ellos consideran que aquel hecho distorsionó los resultados electorales y los socialistas les "robaron" el poder. Pero no fue solo ello lo que provocó su derrota, sin las falaces acusaciones de Aznar y el ministro del Interior Acebes, trasmitidas a los directores de medios, a los embajadores españoles de los distintos países y a Naciones Unidas, en cuanto a que había sido ETA la autora de la masacre más grande registrada en España mediante un atentado. Ahora, sumergidos en su miseria moral, los actuales políticos que encabezan el Partido Popular, viendo que no suben en las encuestas y que el juicio del 11 M está demostrando lo que todos sabíamos, que había sido un atentado islamista, se han lanzado a tumba abierta utilizando el terrorismo sin ningún pudor como arma electoral, algo a lo que ningún partido se había atrevido hasta el momento.

El peligro de esta deriva es que nadie se atreve a levantar la voz en el partido y obedecen a manu militari las consignas que vomita Aznar y que el vociferante Jiménez Losantos lleva a la trinchera radial cada mañana. Por eso en las concentraciones que organiza casi a diario el PP, se ve el enfrentamiento reflejado en los cánticos, las banderas pre-constitucionales y el fantasma franquista vuelve a aparecerse en las calles españolas. Los falangistas están en primera fila retrotrayendo los principios fundamentales de su fundador, José Antonio Primo de Rivera: Concepto de España como unidad de destino, desaparición de los partidos políticos y protección oficial de la tradición religiosa española. Y el hombre señalado para portar esa bandera sería justamente: José María Aznar.

La gente ha perdido la fe en las ideologías. Desaparecido el comunismo, herido de muerte el capitalismo puro y duro, la política económica une a derechas e izquierdas y los ciudadanos solo ven a sus dirigentes como meros administradores. Los neoconservadores americanos descubrieron hace muchos años que metiéndole el miedo en el cuerpo a sus ciudadanos lograrían reconquistar el poder y prestigio perdidos y serían considerados como los guardianes de sus vidas y bienes. Y así como antes se consideraba al comunismo como la encarnación del mal y ellos eran los encargados de velar para no ser dominados por ese sistema "diabólico", ahora tienen al terrorismo como terrible enemigo que puede destruir los cimientos de los Estados Unidos en cualquier momento. Y no tienen empacho alguno en señalar a antiguos aliados o socios comerciales como Sadam Hussein, Bin Laden y su familia o los iraníes para asustar a sus votantes y presentarse como los Supermanes que habrán de protegerlos.

Aznar conoce el truco de primera mano y lo ha trasladado a sus dirigidos. "España se rompe", "Zapatero se rinde al chantaje de ETA". "El gobierno lidera a los asesinos etarras". "Cada día llegan más pateras de inmigrantes subsaharianos debido al efecto llamada de Zapatero". "El PP está solo en la lucha por la unión de España". "Zapatero se entrega a ETA y desprecia a sus víctimas". Y así un día y otro. De este modo no sólo consiguen asustar, y mucho, sino que pasan a segundo y tercer plano las denuncias diarias que involucran a cargos del partido de la derecha en todo tipo de corruptelas. La mentira repetida muchas veces rinde buenos dividendos, aunque no logren deshacer la grosura de las evidencias. Si Zapatero estaba entregado al chantaje de los etarras, ¿Por qué estos realizaron el atentado en la T 4 del aeropuerto de Barajas?

La verdad del caso De Juana. Este asesino sanguinario cumplió su condena de 3000 años que le impuso la Justicia, redimiéndola con su conducta y por escribir una especie de libro en prisión durante el gobierno de Aznar, quedando entonces reducida a 18 años, que cumplió hace ya dos. Para evitar que saliera a la calle se le acusó de amenazas veladas por publicar dos artículos en el diario vasco "Gara". Los tres magistrados encargados del caso habían comenzado las deliberaciones y no veían delito alguno en dichos artículos cuando se puso en marcha el proceso de avocación a pleno del asunto, en el que intervinieron 16 magistrados, en contra del criterio del fiscal y promovido por un juez conservador y sin notificación al Ministerio Fiscal como es preceptivo. Con la mayoría conservadora en la Audiencia Nacional, pidieron una sentencia de ¡96 años por esos dos escritos..! Cabe consignar que la condena en su día de los 25 asesinatos de este etarra se basó en el Código Penal tardo-franquista y han tenido tiempo los jueces para modificar dicho Código y corregir la chapuza. La misma Audiencia le negó la prisión atenuada a De Juana el 25 de enero, pese a su precario estado de salud, por la huelga de hambre que llevó a cabo. Cabe consignar que a otros etarras que amenazaron de muerte a los jueces que los juzgaban no les dieron más de dos años. Finalmente el Supremo corrigió el desaguisado porque el Estado de Derecho se basa en el cumplimento de la Ley y no en las conveniencias de la política. Y ha sido con el visto bueno de la Justicia, que el Gobierno ha decidido aplicarle la prisión atenuada y vigilada al etarra, al que le falta un año para cumplir esta segunda condena, para evitar que muriera en prisión, aplicando la Ley en toda su extensión.

Y acá entra a jugar ese cretinismo de la oposición que representa el PP. Cuando Mariano Rajoy o Angel Acebes fueron Ministros del Interior firmaron más de cien casos similares, de presos etarras a los cuales liberaron de la prisión, con la aquiescencia de todo el arco opositor parlamentario, que siempre respetó a los gobernantes de turno como encargados de enfrentar al terrorismo. Aznar, cuando negoció con ETA les llamó: "Movimiento vasco de liberación nacional". La miseria moral de los actuales dirigentes del PP los lleva a representar esta mise en escène para debilitar al gobierno, crecer en expectativas de votos y buscar un adelanto de las elecciones. Sabían que si Iñaqui De Juana moría en prisión las consecuencias hubieran sido muy graves en el País Vasco. Y eso les beneficiaría de cara a sus argumentos: "Gobierno débil, mentecato", "Nosotros vamos a meter en la cárcel a todos los terroristas", frases, frases…. Uno de los artículos de Gara se llamaba Gallizo e iba destinado a la Directora General de Prisiones, apuntándola. Mercedes Gallizo con su conducta y estatura moral justificó la prisión atenuada de De Juana como un acto de sentido común y humanismo. Lo que le falta precisamente al PP de José María Aznar, cada días más alejado del centro-derecha y escorado hacia la ultra derecha. Si pierde las próximas elecciones posiblemente desaparezcan del partido quienes han decidido este vuelco que está generando mucho odio entre los españoles. Cabría recordarles la frase de Martin Luther King: "El brazo del universo moral es largo, pero se dobla hacia la justicia".

(*) Periodista español.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones