Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESPAÑA

Las mentiras de Gustavo de Arístegui

Por José María Otero (*)

Rebanadas de Realidad - Madrid, 06/05/07.- Este domingo 6 de mayo el Diario Clarín de Buenos Aires publica un reportaje de Néstor Restivo a Gustavo de Arístegui, diputado del Partido Popular español y vocero del mismo. Ante la sarta de incongruencias, mentiras, inexactitudes y manipulaciones que vierte en el mismo el político de la derecha hispana no puedo quedarme callado y es necesario que alguien le retruque a este señor y exponga a los lectores la otra cara de la moneda. Comienza diciendo de Arístegui: "En España el PSOE es desastroso. Su política económica es de derecha mal gestionada. En el resto es de extrema izquierda". La palabra "desastroso", al observador neutral o casual le pinta un panorama lamentable que solo existe en la imaginación de este y otros señores del PP. Nunca estuvo España como en este momento de la historia. Nunca se batieron tantos récords en la Bolsa. Jamás los Bancos han ganado tanto. Se habilitan líneas de metro, aeropuertos, autopistas, shoppings, cadenas de multicines, tiendas, salas de arte, museos, y no hay más que ver cómo están atiborrados estos negocios, los restaurantes, las discotecas y como viajan los españoles para despintar el paisaje que nos pinta de Arístegui, por otra parte, persona acostumbrada a mentir como medio para conseguir sus fines.

La extrema izquierda que menciona en el artículo, no existe en España. Afortunadamente. No puede considerarse a Batasuna o a ETA como grupúsculos de extrema izquierda pues son nacionalistas independentistas o terroristas, simple y llanamente. Y por supuesto enemigos del PSOE como lo están demostrando con sus gestos y atentados. Lo que sí existe es la extrema derecha que jamás ha desaparecido del escenario y muchos de estos fanáticos anidan dentro del Partido Popular. En las recientes manifestaciones organizadas por el PP se vieron nítidamente las banderas de la Falange y otras organizaciones ultraderechistas afines y las pancartas que portaban. Además la FAES, la Fundación financiada por el Estado y que preside José María Aznar, simboliza muchos de los manifiestos de la extrema derecha. De hecho, Aznar estuvo en contra de la Constitución, formó en las Filas falangistas herederas del franquismo y cuando escribía en el Diario "La Nueva Rioja" dejó claras sus ideas sobre una España férreamente encajada dentro del ideario franquista y en contra de la España de las autonomías. Todo esto consta en las hemerotecas y no se trata de comentarios subjetivos. Y ahí están los hechos y sus declaraciones diarias intentando dividir al país y crear un clima parecido al vivido antes de la guerra civil. Para los neocons que dirige férreamente Aznar no existen los adversarios políticos. Como Bush sólo distingue entre "buenos" y"malos". Entre amigos o enemigos.

Cuando el periodista le pregunta sobre la posible autocrítica por la guerra de Irak, cínicamente responde el vocero del PP: "Por qué censurarla? Que primero pida perdón Zapatero. En la Internacional Socialista en 2003 urgió al desarme de Irak. Y firmó la resolución 1546 de la ONU que avaló el envío de tropas". Cualquier observador sabe que es una burda mentira, como todas las de estos líderes del PP. Zapatero mandó las tropas de regreso a España no bien asumió como presidente. Además encabezó varias manifestaciones multitudinarias protestando contra la decisión del gobierno de Aznar de invadir Irak. Pidió que dejaran trabajar a los inspectores de la ONU y clamó contra la foto de las Azores donde un Aznar sonriente y feliz, posaba junto a Bush y Blair decretando la invasión inmediata de Irak. Y agrega: "Todos coincidíamos en el diagnóstico sobre Sadam Hussein: China, Francia, Rusia…". Y ese TODOS que usan con mucha frecuencia, en realidad es "nosotros". Y miente descaradamente porque Francia se opuso terminantemente a la invasión y mereció palabras insultantes igual que Alemania por parte del soberbio Aznar. Y China no apoyó jamás esa invasión.

Cuando se quita definitivamente la careta es cuando increpa al periodista porque éste le pregunta por los 650.000 iraquíes muertos. Y se saca de la manga una cifra mágica y un referente inexistente. "La Universidad de Stanford (EE.UU.) habla de 60.000". Yo desafío a cualquier persona a que busque ese informe a ver si lo puede encontrar en alguna parte, porque no es más que otro soberbio embuste que presume la ingenuidad de los lectores y periodistas argentinos. Y viene otro capítulo muy interesante:-¿Hay autocrítica por haber culpado a ETA del atentado del 11 de marzo de 2004?- Y el hombre se despacha como un verdadero crápula: "Tampoco. Al Qaeda quiso atacar de nuevo España en junio de ese año y ya nos habíamos ido de Irak". Primero: No eran ellos quienes se habían ido de Irak sino el gobierno del PSOE. Segundo:¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Quiénes? ¿De que forma? quiso atacar Al Qaeda. Jamás hemos visto una línea de ese supuesto nuevo atentado. Se lo inventó sobre la marcha. Como una excusa pueril y en la línea que acostumbran en España: Mentir, fabular, contaminar, manipular, confundir.

Para terminar esta pieza maquiavélica termina: "O sea, al terrorismo no le importa Irak". ¿Será por eso que lo están destruyendo entonces?. ¿Cómo se come esto si Bush y Aznar están diciendo día tras día que están en Irak para combatir el terrorismo islámico. Además de que todos sabemos que Sadam odiaba a Al Qaeda. Y culmina: "El 11M culpamos a ETA (dentro de otras hipótesis) porque la policía nos decía eso, no teníamos otra fuente….". En el juicio del 11M ha quedado absolutamente probado que la Policía desde el primer momento apuntó al terrorismo islámico y las pruebas lo fueron confirmando. El Ministro del Interior, Angel Acebes, enorme manipulador, tratando de ganar tiempo porque el día 14 eran las elecciones generales mintió descaradamente una y otra vez hasta el 14, porque sabía que la ciudadanía estaba indignada al pagar ese precio de 200 muertos y 2000 heridos, algunos irrecuperables, por habernos metido en la guerra de Irak. Aznar mandó a Ana Palacio, Ministra de Exteriores a Nueva York y le exigió a la ONU hacer un comunicado de repudio a ETA por el atentado. Se instruyó a todos los embajadores que dijeran que había sido ETA y se mintió hasta el final conocido con la colaboración de El Mundo y la cadena COPE de los obispos. Por eso el electorado los castigó. Por habernos metido en la guerra que nos trajo ese atentado y por mentir descaradamente sobre la autoría. Y ahora llevan 3 años crispando, manipulando, mintiendo, intentando crear un clima insoportable contra el gobierno, usando el terrorismo con fines electorales como en el 2004. Y tanta mentira los vuelve a llevar por el mismo camino. Han denigrado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a los jueces, a los órganos judiciales del Estado (donde tienen mayoría de magistrados conservadores) usando para ello a la prensa adicta. En las urnas volverán a pagar su conducta.

(*) Periodista español.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones