Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA

17 y 20 de noviembre: ¡soberanía siempre!

Por Pablo A. Vázquez (*)

Rebanadas de Realidad - Instituto Nacional Eva Perón, Buenos Aires, 20/11/07.- Lo que debió ser una oportunidad para rememorar el retorno de Perón a la Argentina en 1972 pasó a ser -salvo honrosas excepciones- una fecha para cuadros y militantes aislados, donde la dirigencia nacional quedo atrapada en roscas a fin de poder ocupar algún lugar en el gabinete de CFK.

Pasado un nuevo 17 de noviembre anodino, en cuanto a actos y homenajes masivos como antaño, donde el recuerdo de la gesta de la resistencia dio paso a las reuniones con roscas y componendas.

La militancia peronista quedó marginada como siempre!

Ahora el 20 nos hermana con símbolos españoles afines al campo nacional argentino. De la lucha argentina en Obligado contra el invasor anglofrancés de 1845 -donde de una derrota militar Juan Manuel de Rosas se alzó, por la resistencia popular con una victoria diplomática y política- durante la Guerra del Paraná, a la conmemoración del asesinato de José Antonio en manos de los comunistas en 1936, junto al recuerdo del fallecimiento del Francisco Franco en 1975

Aprovechando estas fechas me sirven como disparador para el debate de ideas como tomar y resignificar estas fechas, en particular las dos primeras.

En el caso de la Batalla de la Vuelta de Obligado es todo un logro de la valentía criolla, de estar convencidos de un destino y sentir la Patria. Frente al exitismo argentino, revalorar una derrota en manos de fuerzas extranjeras - junto a aliados unitarios - que sirvió como disparador para que algunos revisaran su posición con relación a Rosas (pienso en Chilavert y otros unitarios), y como nuestro ejemplo nos hermanó con otras luchas de pueblos sometidos por el imperialismo.

En el caso de José Antonio Primo de Rivera rescatar al hombre tras el mito. Al "ausente" hacerlo bien presente con sus nociones de justicia social trascendiendo al fascismo e insinuando una matriz de pensamiento cercana al Socialismo Nacional con un planteo económico revolucionario - deudor del marxismo, impulsando la reforma agraria, la nacionalización de la banca y la expropiación de los latifundios.

Por último lo de Franco- ahora que se menea el cruce verbal entre Chávez y el Rey Juan Carlos - plantea recuperar sus planes sociales y económicos y salir de la glorificación autoritaria conservadora.

De una u otra forma son hechos y personajes para despojar del andamiaje conservador y reaccionario para elevarlos a imperativos de lucha revolucionaria a favor del pueblo iberoamericano.

Trabajos como los de Erik Norling y demás estudios iberoamericanos nos acercan a imágenes más vivas sobre España y su tiempo donde la palabra revolución tenía peso en realidades bien concretas.

Sólo con la divulgación, el debate y la amplitud mental se pueden superar barreras y tabúes.

(*) Coordinador del área Biblioteca y Archivo del Instituto Nacional Eva Perón - Museo Evita. / Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones