Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet OPINIÓN - MEXICO / Web del autor:
Los maestros de la CNTE son los luchadores sociales más valientes y persistentes en México
Por Pedro Echeverría V.

Artículos relacionados:

Organizaciones que antecedieron al SNTE - Por Gerardo Peláez Ramos
La Federación Mexicana de Trabajadores de la Enseñanza en el LXXV aniversario de su fundación - Por Gerardo Peláez Ramos
La formación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (1942-1943) - Por Gerardo Peláez Ramos

Rebanadas de Realidad - Distrito Federal, 14/02/13.-

1. Al presidente Enrique Peña Nieto puede servirle con mucha eficiencia, seis años más de liderazgo sindical de la profesora Esther Gordillo; pero está tan desprestigiada en todo el país por su cacicazgo desde 1989 en educación, que seguro que Peña Nieto “con el dolor de su corazón”, al fin decidirá deshacerse de ella. Pero antes el presidente tendrá que escoger con quien reemplazarla en el Sindicato de maestros (SNTE) para asegurar apoyo, sobre todo control. A la Gordillo, que ha adoptado hoy la defensa de la educación gratuita, laica, obligatoria ya nadie le cree; sigue manteniendo el control total sobre directivos y demás del SNTE y controla una gran parte de las estructuras de la Secretaría de Educación (SEP) a nivel nacional; parece que ya le han preparado su retiro y ella está dando los últimos pataleos para evitar su desplome. Pero su desaparición como líder no será obra de la oposición que de manera permanente está en lucha encabezada por la Coordinadora (CNTE), sino del PRI que encabeza el régimen.

2. ¿Qué opinan los maestros? Obviamente no todos los maestros de México, ni siquiera la mayoría, son luchadores sociales e independientes. Si todos tuvieran conciencia de lo que sucede en economía y educación, muy otra cosa sería este país. Son unos 300 mil –de unos ocho estados del país- los que siempre responden a las demandas, movilizaciones, plantones y protestas, encabezados por la Coordinadora (CNTE); pero los otros 700 mil están: a) apartados de la política sindical como “mayoría silenciosa”; b) 100 mil son seguidores de la dirigencia espuria y más de 20 mil son comisionados por el Sindicato (SNTE) para obedecer a su política PRI/PAN. Los maestros que son hoy poco más de un millón de trabajadores de cientos de miles de escuelas de primera y segunda enseñanza, han sido desde los años treinta, es decir hace más de 80 años, muy batalladores, pero la indiferencia y el sistema capitalista ha enganchado a la mayoría en una forma de vida hasta cierto punto cómoda.

3. Aunque a los maestros de nivel básico se les haya considerado –despectivamente por la élite- como “profesionales de segunda”, porque hasta hace 30 años no se les exigía “licenciatura” para ser profesores, quizá por ello, precisamente, se consideraban más identificados con los campesinos, los obreros y demás trabajadores. Lo más maravilloso de los maestros ha sido su identidad con todas las comunidades del país por el trabajo que han realizado entre millones y millones de niños y los mismos padres de familia. Ni siquiera la permanencia de los curas y los médicos rurales –que también jugaron un papel importante en las comunidades- pueden comparársele con el del maestro. En algunos estados del país, o regiones lejanas a las capitales, como Oaxaca, Chiapas, Guerrero, la mayoría de los profesores sigue viviendo en las comunidades y haciendo causa común con las luchas de los pueblos. Este ejemplo de identidad y apoyo entre maestros y padres, es de las cosas que más duele al poder.

4. ¿Qué fue lo que, al parecer, desprestigió al maestro de escuela? a) Que, aunque fueran pocos sus ingresos, tuvieran un salario mayor y seguro comparado con la miseria en el ingreso de las comunidades; b) Que tenían un sindicato fuerte que los podía defender; c) Que algunos se metieran en política gobiernista y mal atendieran su labor en la escuela; d) Que ya no vivieran en la comunidad y tuvieran faltas en sus labores; e) El fortalecimiento del caciquismo en la región o en los pueblos; f) Ser un trabajador al servicio del Estado, tal como otras instituciones como el IMSS, ISSSTE. En fin, son muy variadas las causas, aunque en los últimos 30 años –dado el gran desarrollo de las carreteras y medios de transporte- lo más negativo ha sido la pérdida de identidad de los profesores con los habitantes de las comunidades. A pesar de ello, como gremio los maestros siguen representando una enorme fuerza de la que siempre está preocupada la clase dominante.

5. Yo deseaba un esfuerzo de unidad magisterial para echar abajo y enterrar a la reforma privatizadora de la educación. Pero a la líder Gordillo no se le puede tener un ápice de confianza a pesar que la lucha en defensa de la educación pública, laica, gratuita y obligatoria que ha cacareado ahora que se siente perdida, es una batalla a la que no se puede ceder nunca. La defensa de los derechos magisteriales es esencial; pero no basta con eliminar la palabra “permanencia”; la batalla es contra la privatización y a favor de la educación pública. Lo demás es oportunismo. Ya en artículos anteriores he tratado de demostrar que la privatización de la educación es una imposición que viene de los EEUU; que con ella se pretende extender los negocios que tanto necesita desarrollar el capitalismo. Parece que la fuerza de la Coordinadora, aunque siempre esté luchando en las calles, no ha sido suficiente para extirpar la privatización que, por lo menos desde 1982, se está aplicando de manera abierta.

6. Por eso la Coordinadora debe acelerar el paso y hacer mayor política abierta buscando más luchas unitarias. Tengo la convicción de que la CNTE es de lo poco que queda con vida ante el vapuleo de que han sido víctimas los partidos socialdemócratas y los movimientos sociales como electricistas, mineros, IMSS, telefonistas y demás. Quizá era mejor tener como enemigo al frente y en la mira al ultraderechista PAN; ahora el centro-derechista PRI ha logrado arrebatar discursos y posiciones con apariencia de populares -aunque siga repitiendo la misma política clientelar y represiva- ha estado confundiendo mucho a los tontos y oportunistas. Los maestros de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, de la IX-DF, Chiapas, Morelos, Tlaxcala, Zacatecas, tienen que discutir a fondo la situación nacional económica y educativa a fin de que salga una posición política de fondo. Si esto no sucede pronto la CNTE podrá caer en el pacto de los priístas o sufrir una brutal represión.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Pedro Echeverría V.