Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
LAS ORGANIZACIONES POPULARES PIDEN INDUSTRIALIZAR LOS RECURSOS NATURALES, ANTES QUE EXPORTARLOS

La "guerra del gas" comienza en Bolivia

Por Alex Contreras Baspineiro
Información relacionada:
Guía de artículos sobre la industria petrolífera y sus derivados

Rebanadas de Realidad - Bolpress.com, 18/09/03.- De la "guerra del agua" en el 2000 se transitó un difícil camino a la "guerra de la coca" en el 2002; en la actualidad, cuando la situación política, económica y social es cada día más crítica, gran parte de los bolivianos y bolivianas, del campo y la ciudad, organizan la "guerra del gas".

Dentro la política del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y la coalición MNR-MIR-UCS-NFR una de las prioridades es exportar el Gas Natural Licuado (LNG) a los mercados de Estados Unidos y México.

Según representantes de las inversionistas petroleras como la British Gas Sudamérica e incluso personeros del propio gobierno la vía de exportación que ya está definida es Chile.

Las organizaciones populares plantean que, antes de exportar el gas, debe ser industrializado para beneficiar al país con productos como fertilizantes, plásticos, fierro, acero e incluso la instalación de plantas termoeléctricas.

En Bolivia existen 54.9 trillones de pies cúbicos de gas natural (TCF), 7.9 son exportados al Brasil y en los próximos 20 años podrían ascender a 12 trillones. Existen suficientes reservas para el futuro que convierten a este país en la tercera potencia gasífera a nivel latinoamericano.

Nueva coordinadora

La "guerra del gas" fue convocada por la "Coordinadora Nacional de Recuperación y Defensa del Gas".

La organización de carácter social fue creada el 5 de septiembre pasado en Oruro. Tiene su sustento en el denominado Estado Mayor del Pueblo Boliviano y donde además participan partidos políticos populares.

El sólo escuchar la palabra "coordinadora" preocupa a los gobernantes y a sus aliados, moviliza a los efectivos de la represión, asusta a las transnacionales y a los empresarios, incomoda a algunos periodistas de medios de comunicación comerciales, pero también organiza a los sectores populares.

En el 2000, a través de la Coordinadora del Agua y la Vida se logró perforar el modelo neoliberal vigente, derrotar a la política gubernamental, expulsar a una transnacional como Bechtel-Aguas del Tunari y rechazar la privatización del recurso natural.

En el 2002, a través del Comité de Coordinación de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba se logró rechazar la política antidrogas impuesta por los Estados Unidos, derogar un decreto supremo que cerraba los mercados legales de comercialización de coca, derrotar la represión y continuar con las plantaciones de coca.

En ambas "guerras" la represión gubernamental fue derrotada por la movilización popular.

El primer manifiesto de la Coordinadora Nacional de Recuperación y Defensa del Gas señala: "Representantes de diferentes organizaciones nacionales como la Central Obrera Boliviana, organizaciones sociales, cívicas, profesionales y políticas, hombres y mujeres, jóvenes, militares, campesinos, obreros, vecinos, desocupados y otros, nos hemos reunidos para expresar nuestro deseo de unirnos, organizarnos y movilizarnos en torno a la recuperación y la defensa de nuestros recursos naturales, nuestro patrimonio y nuestra vida.

En este encuentro nacional hemos decidido:

  • 1. La Conformación de la Coordinadora Nacional de Recuperación y Defensa del Gas, bajo la conducción de las organizaciones nacionales del campo y la ciudad, así como organizaciones sociales, políticas y cívicas abajo firmantes.
  • 2. Se convoca a la movilización nacional por la recuperación de la propiedad y la defensa del gas, para el 19 de septiembre, del presente año en todo el país.
  • 3. Realizar una consulta popular por diversos mecanismos, para lograr la expresión más cabal de la voluntad popular.

Organización horizontal

La coordinadora no tiene jefes sino portavoces que, según aclaran, son los que representan a miles de hombres, mujeres, niños y ancianos que desde abril del año 2000 lograron recuperar su palabra y capacidad de protestar y de decidir.

Consideran que los partidos políticos neoliberales, las transnacionales y la embajada norteamericana cerraron filas para defender sus intereses, sus privilegios, y sus negocios como el vender gas a Estados Unidos, vía Chile.

"Estas políticas de autoritarismo, de imposición, de pérdida de soberanía en las decisiones, de ignorar los sentimientos, propuestas y voluntades de la población han conducido a la conformación de un gobierno y un gabinete de guerra, un gabinete armado por las transnacionales y el imperialismo para vender el gas, asesinar a al pueblo, establecer una ley de seguridad ciudadana que criminaliza y penaliza las protestas sociales, despido de oficiales policiales desacatados, la premiación a los francotiradores del 12 y 13 de febrero, sobornos a los jefes militares con titulación de tierras a favor de las FFAA, campaña de desprestigio y reinicio de juicios a dirigentes destacados como Evo Morales y Omar Fernández entre otros, utilización del ejército como principal fuerza de disuasión ante cualquier brote de protesta o conflicto, juzgamiento por vía penal de policías amotinados el 12 de febrero, el discurso recurrente de Sánchez de Lozada señalando a las FFAA como el pilar de la democracia. Estas y otras acciones demuestran el camino del gobierno hacia la dictadura en lo que todavía queda de un régimen de derecho", dice partes salientes comunicado.

Represión en puertas

Las últimas encuestas de entidades privadas demuestran que los partidos en función gubernamental como el MNR-MIR-UCS y NFR no tienen ningún sustento.

El Jefe de Estado basó la política de su gobierno en las Fuerzas Armadas. Las calificó como "el pilar de la democracia" e incluso pidió a la entidad militar realizar "un estudio" de exportación del gas.

El estudio aún no se lo conoce aunque en julio de 2002 el Consejo Supremo de Defensa Nacional emitió un informe rechazando enfáticamente la exportación del gas por territorio chileno y exigiendo que el puerto sea Ilo (Perú).

Mientras que el Ministro de Defensa Nacional, Carlos Sánchez Berzaín, dijo que las Fuerzas Armadas y la Policía están dispuestas a hacer cumplir las leyes evitando conflictos sociales, los sectores populares convocaron a los uniformados a sumarse a las demandas bolivianas.

En una carta enviada al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación expresan que históricamente las Fuerzas Armadas defendieron la integridad territorial ante las agresiones externas pero también reconocieron los derechos laborales de obreros, apoyaron la nacionalización del petróleo y el gas, construyeron fundiciones para procesar las materias primas y colaboraron en la conformación de una economía centrada en el mercado interno.

"Esto ha sido así porque la composición mayoritaria de las Fuerzas Armadas proviene de sectores populares, campesinos y medios que comparten las mismas restricciones y penurias que el resto de los bolivianos; sin embargo, también ha habido momentos en que las Fuerzas Armadas han abandonado su misión histórica de proteger la soberanía nacional; también ha habido periodos en las que las Fuerzas Armadas se han rendido ante intereses privados de pequeñas roscas político- empresariales que han llevado al extravío de la patria. Estos han sido momentos en que hemos perdido territorios, hemos perdido el control de riquezas en manos de intereses extranjeros y la sangre de los muertos ha sustituido la convivencia entre sociedad laboriosa y Fuerzas Armadas", sostienen.

La Central Obrera Regional (COR) de El Alto y otros sectores sociales marcharon desde Caracollo hasta La Paz rechazando la venta del gas.

El Comité Cívico de El Alto, la Confederación de Colonizadores de Bolivia, la Federación del Autotransporte de La Paz, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia y otros sectores sociales, entre demandas sectores, también se oponen a la venta del gas e incluso bloquearon carreteras y caminos destrozando la Ley de Seguridad Ciudadana que impone cárcel para los bloqueadores.

El viernes 19 de septiembre se escribirá otra pulseta entre el gobierno y el movimiento popular en la denominada "guerra del gas".

Gentileza de la Agencia de Noticias BolPress
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones