Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
PERÚ

Intransigencia de empresa transnacional Pseg Sempra-Luz del Sur pretende dilatar reposición de exdirigente sindical

Rebanadas de Realidad - PLADES - Lima, 19/09/05.- La empresa Luz del Sur S.A.A. es subsidiaria de las empresas transnacionales PSEG Global de New Jersey y SEMPRA Energy de California. Realiza actividades de distribución de energía eléctrica en 30 distritos de la zona este, centro y sur de Lima, y cuenta con más de 720 mil clientes. Tiene un porcentaje de participación en el mercado de aproximadamente 35 por ciento.

A poco tiempo de conocida la sentencia de las autoridades del juzgado laboral y la sala laboral especializada, a favor de la reposición del señor Luis Martín Del Río Reátegui, exsecretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Electricidad y Actividades Conexas de Lima y Callao (SUTREL), la empresa transnacional PSEG SEMPRA-Luz del Sur ha iniciado acciones para anular la misma.

El 1 de julio de 2005 fue aceptado el recurso extraordinario de Casación, interpuesto por la empresa Luz del Sur S.A.A. ante la Sala Laboral y Social Transitoria de la Corte Suprema de la República de Perú, presidida por los vocales Vicente Walde Jáuregui, y conformada por Edmundo Villacorta Ramírez, David Dongo Ortega, Fernando Montes Minaya e Yrma Flor Estrella.

Esta acción demuestra la clara actitud antisindical de la empresa que, traspasando los límites del marco legal peruano, no sólo desacata el mando judicial interpuesto por las autoridades de trabajo, sino también la recomendación favorable del Comité de Libertad Sindical de la OIT a razón del despido injusto del señor Luis del Río . En dicho documento de recomendación, el mencionado comité expresa "la esperanza de que la autoridad judicial se pronuncie rápidamente en relación al despido del secretario general del SUTREL, Sr. Luis Martín del Río Reátegui de la empresa Luz del Sur S.A.A.".

Como recordamos, el 1 de Setiembre de 2003 se hizo efectivo el despido del compañero Luis Del Río, en nombre de la organización sindical que en ese entonces representaba, a razón de la comisión de la falta de "injuria grave" contra la administración y directivos de Luz del Sur. La causal de esta denuncia se debería a las declaraciones públicas que hiciera el señor Del Río a favor de las observaciones que la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT) hizo a los procesos de reevaluación, depreciación, fusión y escisión de varias empresas eléctricas privatizadas, entre las que se encontraba Luz del Sur. Mediante sus declaraciones, Del Río advirtió sobre el grave perjuicio que había sufrido, no solo el Estado peruano, sino también los trabajadores del sector eléctrico que agremiaba, ya que ellos habían sido afectados en su derecho al reparto de las utilidades.

Los resultados favorables por parte de las autoridades de trabajo, a cargo del proceso judicial iniciado por el exdirigente sindical, demuestran que los motivos en que pretenden sustentar el despido del exdirigente no cuentan con asidero jurídico. Como sabemos, e l uso de la libertad de expresión y opinión no compromete a ningún trabajador, ya sea de forma individual o en representación de alguna organización; sino que, por el contrario, cuenta con la protección de los convenios internacionales de la OIT y la legislación peruana que defienden la libre sindicalización y los derechos que de ella se derivan.

El movimiento sindical peruano, en actitud solidaria, queda pendiente y vigilante de los resultados de la sentencia definitiva de la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de la República, esperando la ratificación de la sentencias anteriores, en el marco de la defensa de los derechos laborales de los trabajadores.

Gentileza del Programa Laboral de Desarrollo (PLADES), Lima, Perú.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones