Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Tribunal constitucional ordenó a Cía. minera Atacocha la reposición de 18 dirigentes sindicales despedidos

Cía Minera Atacocha en el 2005 se situó en quinto lugar en la producción de zinc, segundo en la producción de plomo y sexto en la producción de plata a nivel nacional. Sus principales accionistas son Cía Minera Milpo, Esper Investmet Corporativa, Mabelse Corporation, entre otras.

Rebanadas de Realidad - PLADES - Perú, Lima, 05/07/06.- Por Sentencia de fecha 05 de Enero del 2006, el Tribunal Constitucional ordenó a Cía Minera Atacocha S.A. la reposición de 18 dirigentes del Sindicato de Trabajadores Mineros de Atacocha, quienes fueron despedidos en forma simultánea y masiva como consecuencia de la paralización de labores por 48 horas que se produjo los días 7 y 8 de febrero de 2003. En tales días, personas totalmente ajenas al Sindicato, protagonizaron actos de violencia, pero la empresa responsabilizó de estos hechos a dirigentes y afiliados, sin que se hayan iniciado las investigaciones de la Policía y del Ministerio Público al momento del despido.

Luego de casi dos años de lucha ante las instancias judiciales, el Tribunal Constitucional determinó que este despido masivo y simultáneo de toda la dirigencia sindical y de algunos trabajadores afiliados al Sindicato había vulnerado el derecho a la libertad sindical en su aspecto colectivo. El Tribunal estimó que no se contó con las pruebas suficientes que acrediten la responsabilidad individual de cada uno de los despedidos, vulnerándose de este modo el derecho a la libertad sindical del Sindicato, de sus dirigentes y de sus afiliados.

Finalmente el 50º Juzgado Civil de Lima, por resolución del 04 de Mayo del 2006, dispuso que Cía Minera Atacocha cumpla con la reposición ordenada por el Tribunal Constitucional, entre estos trabajadores y dirigentes se encuentran: Félix Chamorro Marín; Javier Huamán Bernachea; Luis Gamarra Chamorro; Luis Avelino Aval; Wilder Mattos Villanueva; Héctor cabello Simón; Antonio Cosme Berospi y Abel Gabino Povis, entre otros.

En esta Sentencia EXP. N.° 3311-2005-PA/TC, se establecen importantes criterios respecto al contenido esencial y la defensa de la Libertad Sindical como derecho fundamental:

Según la Sentencia respecto a la REPRESENTACIÓN COLECTIVA DE SUS AFILIADOS, “los sindicatos no son entidades cuya creación obedezca a la satisfacción de intereses ajenos a quienes lo conforman, sino, que su objetivo primordial lo constituye la defensa de los derechos e intereses de sus miembros. En ese sentido, en el plano de la justicia constitucional, el Tribunal estima que no es preciso que estos cuenten con poder de representación legal para que puedan plantear reclamaciones o iniciar acciones judiciales a favor de todos sus afiliados o un grupo determinado de ellos . Y es que una comprensión de la función y el significado de los sindicatos en el sentido esbozado (...), supondría dejar virtualmente desarticulada la razón de ser de estos entes y, con ello, el contenido constitucionalmente protegido de la libertad sindical, reconocida en el artículo 28° de la Constitución”. (Exp. N.° 632-2001-AA/TC, Fundamento N.º 8). Consecuentemente, la representatividad de los sindicatos para defender sus intereses, así como los de sus dirigentes y afiliados, tiene pleno sustento constitucional”. (fundamento 1)

Según la Sentencia respecto al CONTENIDO ESENCIAL DE LA LIBERTAD SINDICAL, “la libertad sindical en su dimensión plural también protege la autonomía sindical, esto es, la posibilidad de que el sindicato pueda funcionar libremente sin injerencias o actos externos que lo afecten. Protege, asimismo, las actividades sindicales que desarrollan los sindicatos y sus afiliados de manera colectiva, así como la de los dirigentes sindicales para que puedan desempeñar sus funciones y cumplir con el mandato para el que fueron elegidos. Sin esta protección no sería posible el ejercicio de una serie de derechos y libertades tales como el derecho de reunión sindical, el derecho a la protección de los representantes sindicales para su actuación sindical, la defensa de los intereses de los trabajadores sindicalizados y la representación de sus afiliados en procedimientos administrativos y judiciales. Del mismo modo, no sería posible un adecuado ejercicio de la negociación colectiva y del derecho de huelga.

Es por ello que (...) la dimensión plural de la libertad sindical garantiza no sólo la protección colectiva de los trabajadores sindicalizados, sino también la protección especial de los dirigentes sindicales, toda vez que estos últimos, libremente elegidos, detentan la representación de los trabajadores sindicalizados a fin de defender sus intereses. Consecuentemente, todo acto lesivo, no justificado e irrazonable que afecte colectivamente a los trabajadores sindicalizados y a sus dirigentes y que haga impracticable el funcionamiento del sindicato, deberá ser reparado ”. (fundamentos 6, 7 y 8)

Gentileza del Programa Laboral de Desarrollo (PLADES), Lima, Perú.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones