Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
PROGRAMA SINDICAL DE LA ECONOMÍA INFORMAL (PROSIE) - de la CSI ORIT - PERÚ

Plataforma sindical continental de los trabajadores y trabajadoras autónomos

Todos somos trabajadores y trabajadoras y tenemos derechos. Sindicalismo y economía informal: el futuro nos compromete.

Informaciones del PROSIE editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - PROSIE, Lima, 14/06/08.- Las Organizaciones sindicales participantes en el Seminario Taller Seguridad Social alternativas para el acceso de los trabajadores y trabajadoras de la economía informal, representantes de CUTH Honduras, CTV Venezuela, CTC-CUT Colombia. CEOSL Ecuador, CUTA Paraguay, CUT Perù, CNUS República Dominicana, COB-FENATRAHOB Bolivia, UGT Brasil, CSI-CSA-ASEI ISCOD- UGT, realizado en la ciudad de Lima, entre los días 4 al 7 de Junio, concluimos en lo siguiente:

  • Tomando en cuenta que la economía informal en América Latina y el Caribe, según estadísticas recientes representa el 57% de todo el empleo urbano en Latinoamérica y la cifra aumenta desde los años noventa de manera "sorprendente y preocupante", (Anexo estadístico)
  • Los trabajadores y trabajadoras de la denominada economía informal constituyen un factor componente fundamental en la vida económica y social de nuestros países, hecho demostrado, en el aporte al producto interno bruto, que emana de la labor que realizamos responsablemente en pro del desarrollo de los países a los que pertenecemos.
  • Constatamos que los Gobiernos de nuestros países no toman en consideración el papel y las necesidades y los derechos fundamentales de los TRABAJADORES Y TRABAJADORAS de la economía informal, con el fin de incorporarlos en los beneficios de las políticas públicas definidas en cada una de nuestras naciones.
  • Que en correspondencia con lo anterior, verificamos, que la seguridad social, definida en nuestras realidades, excluye, de los beneficios de esta, a los trabajadores y trabajadoras de la economía informal, situación que reclama a nuestras organizaciones sindicales mayor concurso y compromiso en la lucha para lograr su incorporación en las respectivas legislaciones, en igualdad de condiciones con los trabajadores formales.

En consecuencia:

1. Reconocemos que se ha venido construyendo un referente importante de Organización en la Economía Informal, sobre la base del accionar de las Centrales Sindicales, sustentado en la perspectiva de lograr la consecución de los derechos fundamentales, en la lógica de la igualdad, respeto y aplicación del trabajo digno.

2. Bajo una estrategia múltiple de actuación se ha flexibilizado y adecuado estructuras sindicales, se ha incorporado contingentes de trabajadores y trabajadoras del sector, en el accionar gremial; asimismo, se ha desarrollado una intensa actividad de formación en aspectos organizativos, legales, económicos y sociales, en especial, con el apoyo de la Cooperación Sindical al Desarrollo, tal cual, es el caso del Proyecto ASEI, coliderado actualmente, por la CSA y el ISCOD.

3. Consideramos que se ha fortalecido el trabajo de alianzas sociales, tanto a nivel nacional e internacional, contribuyendo al proceso de incidencia ante el Estado, en la implementación de políticas públicas, que alcancen a la solución de los problemas subyacentes en la economía informal, con resultados diferenciados y relacionados a las mayores o menores fortalezas de nuestro accionar sindical en los países.

4. Hemos avanzado en la proyección de incorporar una política de igualdad de género, que se observa en la mayor y mejor participación de las mujeres en diversas acciones, pero no hemos logrado plasmar, acciones conducentes al ejercicio de sus plenos derechos y oportunidades.

5. Constatamos el esfuerzo que vienen desplegando las Organizaciones Sindicales en torno a fortalecer las redes de organización y acción en la economía informal en el Continente, intercambiando diversas experiencias y propuestas, de igual manera, el alto punto alcanzado en la confluencia con problemáticas comunes de la realidad europea, en especial, la española, vía la Declaración de Córdoba "Conclusiones para una Política Sindical Internacional, en materia de cooperación al desarrollo en trabajo autónomo y economía informal" con fecha Octubre 2007, habiéndose encontrado mutuamente, posibilidades de aplicar las buenas prácticas, como, por ejemplo, El Estatuto del Trabajador autónomo, importante legislación concretada por la UPTA.

6. Somos conscientes de que debemos incentivar y ampliar la cobertura de la seguridad social a nivel nacional, de tal forma, que este derecho fundamental incluya, bajo los principios centrales de universalidad y solidaridad, a los trabajadores de la economía informal, en las mismas condiciones y posibilidades de aseguramiento.

7. Asumimos que la denominada economía informal, es una variable y/o denominación ligada a la estadística, pero, que no califica la situación y comportamiento laboral de los trabajadores inmersos en este parámetro, por ende, coincidimos con las denominaciones de autónomo, autoempleo, no dependencia, no asalariado, entre otras, incorporadas en los distintos países, como las categorías más apropiadas para definir la esencia y el rol de este vital componente laboral.

8. Hemos tenido avances en la visibilidad de esta problemática sociolaboral, creando medios de comunicación alternativos para difundirla, siendo aún, insuficiente, en cuanto, a la capacidad de movilización de los actores sociales, respecto a tomar posición, sobre la asunción de soluciones que sean integrales, suficientes y de impacto efectivo en las políticas de desarrollo.

9. Expresamos nuestra identificación con lo planteado en el Congreso de Constitución de la nueva Central Sindical de las Américas, que a la letra dice "El Congreso reconoce que se han hecho considerables esfuerzos para incorporar a los/as trabajadores/as de la economía informal, a las trabajadoras y a los jóvenes, a los/as trabajadores/as rurales, pero ellos, no han sido suficientes o no han tenido la eficacia necesaria para lograr el objetivo. Por ello, el Congreso encomienda a la CSA y a sus afiliadas a que se comprometan a una profunda reestructuración y reforma del movimiento sindical". Esta afirmación, nos compromete, y, renueva nuestra voluntad para impulsar trabajo diario de construcción gremial.

10. A propósito del efectivo proceso de unidad que viene produciéndose entre las organizaciones sindicales, Continentales, que ha dado como fruto, a la CSI y a la CSA, se crean las condiciones para una mejor y mayor atención a las organizaciones y a los trabajadores y trabajadoras de la economía informal, que permite una relación dinámica, entre las Organizaciones representantes de los países con la nueva Central de las Américas.

11. Reconocemos el importante avance organizativo y de articulación, que se viene dando en Centroamérica, con la construcción de la Red SEICAP, que a la fecha, ha organizado 6 Encuentros, con resultados de acumulación y acción que redundará en la unidad y apoyo a las justas causas de los trabajadores y trabajadoras de la economía informal de la Región. Estos ejemplos se reclaman, desarrollarlos en las otras regiones del Continente, ligadas a las Centrales Sindicales, incluyendo los diversos Programas y proyectos que se vienen implementando, para lo cual, debe constituirse una Coordinadora que planifique, coordine, organice y articule el trabajo en la llamada economía informal, en el marco de las mencionadas Centrales Sindicales y la CSA.

Sobre la base de estas consideraciones, nos comprometemos:

1. A partir de que la seguridad social es un derecho humano fundamental, y que reclama una mayor incidencia directa del Estado, tomando en cuenta las Normas Internacionales de la OIT, exige un desafío, para incluir a los trabajadores y trabajadoras de la economía informal, en los beneficios y asunción plena de estos derechos.

2. Ratificamos los principios que enmarcan la seguridad social de universalidad, solidaridad, integración, igualdad, con una lógica de financiamiento colectivo y de cumplimiento obligatorio. En esta dirección, debe abarcar servicios de salud, pensiones, seguro de desempleo, vivienda, educación, entre otros aspectos del bienestar humano

3. Impulsar el cumplimiento de la legislación existente que integra los derechos de los trabajadores de la economía informal y luchar , en los casos de inexistencia de legislación específica, por la incorporación de este mayoritario contingente laboral a través de un Plan articulado de acción y organización sindical..

4. Fortalecer la acción sindical en la economía informal, teniendo en cuenta, los significativos avances realizados, superando las debilidades identificadas en el que hacer organizativo y articulando de mejor manera los espacios nacionales e internacionales.

5. Incorporar los aspectos ligados a la problemática latinoamericana, de lo alcanzado en España, por la UPTA, referente a la aplicación del Estatuto del Trabajador Autónomo, estableciendo vínculos eficaces de solidaridad y cooperación.

6. Sistematizar adecuadamente la experiencia alcanzada en el Proyecto ASEI, encargando esta tarea, a los Coordinadores Responsables del mismo, tanto de la CSA como de ISCOD.

7. Continuar los procesos de formación dirigidos a las compañeras y compañeros del sector, en la perspectiva del mejoramiento de capacidades y potenciación de sus alternativas de plena realización y bienestar.

8. Lograr influenciar, en este período inmediato, a través de nuestras Centrales sindicales, la asunción, por parte de los Gobiernos, instalados en los distintos niveles del Estado, de políticas públicas específicas y eficientes que le den una real solución a la problemática de la economía informal, a través de una dinámica de diálogo social auténtico y representativo.

9. Garantizar la práctica de una política de equidad de género donde la organización sindical, en su conjunto, deba estructurarse y dar facilidades reales para la incorporación y participación activa de las mujeres, tomando en cuenta sus necesidades e intereses y los problemas reales y cotidianos que les impiden o dificultan participar.

10. Propiciar escenarios nacionales, desde lo local y regional, definidos como tripartitos y/o bipartitos, así mismo, en el ámbito internacional, de diálogo social incluyente, para hacer efectiva las propuestas que integran las alternativas más convenientes para el acceso a la seguridad social de los trabajadores y trabajadoras de la economía informal, asi como, la consecución de otros derechos ligados a la problemática de los trabajadores y trabajadoras del sector.

11. Articular un intercambio de experiencias con la facilitación y dirección de la CSA, de los diversos avances que existen sobre seguridad social, organización, procesos de unidad, formación y capacitación.

Este documento fue suscrito por:
Nohora Tovar
CTC
Colombia
Dick Guanique
CTV
Venezuela
Ingrid Castellanos
CTV
Venezuela
Mariana Guambo
CEOSL
Ecuador
Miguelina Colque Iño
FENATRAHOB
Bolivia
Ramiro Leaño
COB
Bolivia
Rita Álvarez
CUT A
Paraguay
Vilma Arevalo
CUTH
Honduras
Luciano Barrera
CUTH
Honduras
Arsenio La Rosa
CNUS
Dominicana
Manuel Sulca
CUT
Perú
Luís Valer
CUT
Perú
Guillermo Onofre
CUT
Perú
Mafalda Landeón
CUT
Perú
Juan Chang
CUT
Perú
Lorena Durand
AECID
Perú
Guillermo Pérez Herrera
ASEI - CSA
Perú
Luís Miguel Monje
ISCOD
Perú

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de Guillermo Pérez Herrera, coordinador del PROSIE, el programa sindical en la economía informal que se crea como onsecuencia de los acuerdos adoptados en el XV Congreso de la CIOSL-ORIT realizado en abril 2001 en Washington, Estados Unidos. Más información:

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones